¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Tecnología para la Transparencia: La situación en el Sur de Asia

Sólo él tiene permiso para entrar a la antecámara. El salón tiene puertas que llevan más allá, barreras que pueden ser cruzadas, si uno tiene valor. Incluso para mí, esta antesala es inaccesible.

Franz Kafka, El Castillo

El sur de Asia es uno de los lugares más poblados del mundo, esta zona ha enfrentado una serie de ocupaciones militares, dictaduras, guerras civiles, monarquías, y tiene una larga historia colonial. Toda la región del sur de Asia tiene una historia tumultosa, y las frustraciones de sus ciudadanos con el “sistema”, han ido aumentando con el paso de los años. El sistema de gobierno ha sido ensombrecido por su turbulento pasado político, y para muchos de los movimientos de transparencia, la cita de Kafka no parece lejana. Siempre ha existido una escondida relación entre la información entregada y la información recibida – dejando a menudo olvidados a los ciudadanos en el laberinto de la burocracia y procesos anticuados.

Hay una serie de hechos que afectan el contexto actual. En primer lugar, la región se ha visto conmocionada con grandes movimientos sociales, protestas públicas y campañas sociales realizadas por ciudadanos para hacer que sus gobiernos rindan cuentas públicas. Por ejemplo, en India en Octubre de 2005 el Movimiento del Derecho a la Información [en] se levantó a favor de la promulgación de la Acta de Derecho a la Información [en]. Además, hay algunos esfuerzos por parte de los gobiernos para hacer la información pública accesible a los ciudadanos. El Gobierno de Bangladesh creó una serie de sitios Web en el año 2003 [en] para fomentar la transparencia desde sus ministerios hacia los ciudadanos. La sociedad civil tambien ha sido activa en facilitar la transparencia y hacer que el estado rinda cuentas. Por ejemplo, la Alianza de Elecciones y Democracia en Nepal [en] dedicada a esparcir advertencias en los ciudadanos acerca de sus derechos democráticos, y monitorear elecciones con observadores en terreno.

Retórica y Realidad

El sur de Asia ha experimentado cambios mayores – con severos desafíos, algunos éxitosos y otros extrañamente fallidos. Existe la promesa de un Bangladesh Digital [en], y también, hay esfuerzos para imponer la censura en internet en Pakistán [en].

Las TICs (Tecnologías de Información y Comunicación) se ha vuelto una palabra común dentro de los debates políticos, editoriales de opinión de los periódicos y cí­rculos de gobiernos del Sur de Asia. En India y Bangladesh, los gobiernos han dado un énfasis especial en las TIC's. De hecho, la versión de ‘Vision 2021 [en]’ en Bangladesh tiene como objetivo un ‘Bangladesh Digital’ con un alto nivel de participación, transparencia y rendición de cuentas públicas [en]. El Gobierno de India levantó un Plan Nacional de e-gobernanza [en] en el 2003. El Gobierno de Pakistán instauró un Fondo Nacional para Recursos y Desarrollo de las TIC's [en] en 2007. Esta iniciativa revela la tendencia entre los gobiernos del sur de Asia por poner un énfasis en la tecnología.

Actualmente, en el Movimiento de “Tecnología para la Transparencia”, la otra parte es la transparencia, que es un ámbito muy controvertido en el sur de Asia. Un rápido vistazo a la historia política del sur de Asia [en] muestra que la democracia no ha sido estable en gran parte de los países de la región. De hecho, India y Sri Lanka son los únicos países con un récord de estabilidad democrática desde su independencia, y aún así India ha recurrido a leyes de emergencia [en] mientras que algunos activistas de Sri Lanka afirman vivir en una seudo-democracia [en]. La historia política del Sur de Asia enlista una serie de golpes de Estado, como los de Pakistán, Maldivas y Bangladesh. El pasado de Sri Lanka se ha visto perjudicado con el conflicto, y recién en 1999,  se levantó la prohibición a internet en Bután y en  el año 2008 se dieron por primera vez las elecciones parlamentarias.

El gobierno es una entidad abstracta para la mayoría de la gente, especialmente en las zonas rurales. Una entidad que tiene un poder que la mayoría de la gente encuentra difícil de comprender y de desafiar. El ethos de la autonomía o de la gobernanza han desaparecido convenientemente. Este sentimiento fue reiterado en casi todas las entrevistas realizadas, especialmente en el proyecto de Kiirti [en].

La larga historia del sur de Asia seguida de un espacio de disputas políticas ha ensombrecido al movimiento por la transparencia existente en la región. El movimiento en el sur de Asia se inició aproximadamente en el cambio de siglo, cuando el uso de internet aumentó de manera significativa. Indudablemente, la difusión del uso de la tecnología no sólo ha entregado herramientas a los ciudadanos, sino también ha fortalecido el ímpetu para presionar a sus gobiernos a ser más transparentes y a hacer rendición de cuentas públicas. El comienzo de los movimientos puede ser trazado a través de blogs, los que comenzaron como bitácoras personales, pero que rápidamente se convirtieron en opiniones informadas y afectaron la agenda noticiosa. Hoy, hay una serie iniciativas más metódicas que se encuentran desarrollando nuevas herramientas, conectando a ciudadanos con los ministerios gubernamentales, movilizando comunidades, organizando acciones y mucho más.

Éxitos

Como los casos estudiados [en] demostrarán a continuación, un fuerte movimiento de “Tecnología para la Transparencia” ha comenzado en estos países, a pesar de – o a causa de – sus condiciones políticas. El Centro para la Monitorización de la Violencia en Elecciones [en] en Sri Lanka es un ejemplo ilustrativo. En Pakistán, el movimiento ‘No Bloqueen el Blog (Don’t Block the Blog) [en]’ lucha contra la censura gubernamental para crear una atmósfera donde la libertad de expresión y los activistas por las reformas puedan actuar sin miedo a represalias. Para Sanjana Hattotuwa del Centro de Políticas Alternativas [en], la violencia relacionada con las elecciones en Sri Lanka pone de relieve la razón para trabajar por una mayor transparencia y rendición de cuentas. Sus mapas de fraudes electorales y violencia [en] difunden y hacen tomar conciencia sobre la necesidad de garantizar elecciones más seguras para la democracia en Sri Lanka y mantener la credibilidad del proceso electoral.

Los tecnólogos del Sur de Asia han desarrollado nuevas herramientas para facilitar las interacciones entre los ciudadanos y sus gobiernos. Kiirti [en] es un ejemplo de una capa entre las demandas de los ciudadanos y una organización de la sociedad civil. “Aunque a primera vista parece que añadir otra capa al sistema ya existente puede resultar un planteamiento ‘menos que ideal’, escribe Aparna Ray en su resumen del caso de estudio [en], “los ciudadanos pueden agradecer la existencia de estos proyectos que facilitan el compromiso y les da visibilidad y peso a sus quejas y problemas / causa (s).”

Organizaciones de la sociedad civil que han trabajado en áreas similares anteriormente sin utilizar un tecnologías en línea están tomando en cuenta el potencial de las herramientas digitales. Por ejemplo, iJanaagraha [en] fue fundada a las experiencias y conclusiones de la campaña online ‘Jaago Re!’ [en] de la organización Janaagraha [en]. El Centro de Monitoreo de la Violencia en Elecciones (CMEV en inglés) de Sri Lanka, comenzó en 1997, pero solo ha abierto una publicación en línea hace dos años.

Las primeras respuestas de los gobiernos de la región para estos proyectos son alentadoras. “Hemos recibido un tremendo apoyo de parte de la Comisión de Elecciones de la India” dice Velu Shankar de iJanaagraha [en], por ejemplo. De hecho, los propios gobiernos han comenzado varios proyectos de gobierno electrónico en la India y Bangladesh para fomentar la participación ciudadana y poner en línea la información disponible.

Una mirada más de cerca: Los ciudadanos y su participación

La tecnología ha dado un ímpetu al movimiento de transparencia, y ha entregado una herramienta poderosa a las manos de los ciudadanos participantes. Desde los escenarios originales del blogueo con solo unos pocos individuos escribiendo sobre algunos problemas, el movimiento ha madurado a esfuerzos más concentrados y organizados. Estos proyectos ahora tienen la posibilidad de entregar información que nunca había estado disponible para los ciudadanos. Los esfuerzos de Mumbai Votes por ejemplo, de entregar un ‘Análisis de Promesas vs hechos’ es el tipo de información que un votante puede necesitar para tomar una desición informada, pero anteriormente este material no estaba disponible. El Centro de Monitoreo de la Violencia en Elecciones [en] ha trazado un mapa de los lugares más conflictivos con el fin de “nombrar y avergonzar” a los perpetrados de estos hechos públicamente, ayudando a que los ciudadanos puedan ver la información de una manera clara y visual. Praja [en], entrega información sobre los Miembros del Parlamento, Miembros de la Lista de Asociaciones, Corporaciones, y demandas que han sido archivadas en distritos electorales locales o entidades de gobierno locales como problemas cívicos. También existe un Foro para ayudar a los ciudadanos a establecer un diálogo con sus representantes de gobierno locales y otros.

Vote Report India [en] pidió a los ciudadanos que enviaran reportes durante las elecciones a través de SMSs, emails, fotos, videos, etc. Los ciudadanos hicieron lo que un periodista en terreno haría para entregar información. Esta fue una gran instancia de “Periodismo Ciudadano” y probablemente, fue la primera vez que los ciudadanos tuvieron la oportunidad de colaborar con la monitorización de las elecciones. De todas formas, reconocemos que la primera implementación de Vote Report India solo atrajo la atención de unos pocos voluntarios. Una mayor participación en los proximos años dependerá de hacer más acuerdos con organizaciones de la sociedad civil – como Cuidemos el Voto ha hecho en Puebla, México – y organizando talleres para educar a los votantes, como VoteReportPH hizo en Filipinas [en].

En el terreno: Los impactos

La pregunta que aún permanece en el aire es si es estos esfuerzos están haciendo cambios sustanciales, si ellos efectivamente pueden aspirar a una clara rendición de cuentas públicas y aumentar la transparencia como resultado de su trabajo. Gaurav Mishra de Vote Report India [en], ha señalado que las amplias campañas de inscripción de votantes y las iniciativas de transparencia no aumentaron el número de votantes en las elecciones anteriores, aunque se ha establecido “una base para comprometer a los jóvenes de clase media de la India urbana con mayor seriedad en las actividades cívicas.” También menciona que a lo mejor, no fueron capaces de llegar a la gente que realmente ha experimentado problemas al votar. Señala que la tecnología tiene sus limitaciones en la supervisión de las elecciones.

Sanjana Hattotuwa, de CMEV, tiene una perspectiva similar [en], “… Estos ejercicios separados, incluído el mío, tienen muy pocas posibilidades de fortalecer la democracia. La tecnología por sí sola, no es garantía de elecciones más limpias. Pero puede ser parte de la solución”.

Desde la perpectiva de Kiirti, el proyecto de hecho, a impulsado a que el gobierno sea más transparente. Los problemas cívicos que antes tomaban meses en ser resueltos o que nunca se esperó que tuvieran solución, fueron rápidamente resueltos, incluso algunos durante turnos de noche. Según Selvam, el fundador de Kiirti,  “… Fue un incidente dramático – que hizo una gran diferencia en la mentalidad de la gente – que exista una manera fácil para de informar, y así efectuar un cambio.”

Las iniciativas se encuentran en un período de experimentación con la tecnología y de evaluación de su propio impacto, ya que también están aprendiendo en el proceso. Por ejemplo, Jasmine Shah de la campaña ‘Jaago Re!’, dijo en una entrevista [en] que ellos entendían perfectamente que hay gente que no puede seguir muy bien el proceso en línea de registro de votantes, y están buscando la manera de hacer este proceso disponible a través de teléfonos celulares.

Desafíos

En gran parte de los paises del sur de Asia hay dos grandes desafíos. Uno es el acceso a Internet. En 2008 el Banco Mundial estimó que solo el 5% de la población de la India era usuaria de Internet [en]. El uso de Internet está fuertemente sesgado hacia los centros urbanos, y ha menudo no hay conexión disponible en las zonas rurales, donde puede que incluso no haya electricidad. La inaccesibilidad de la inmensa mayoría de la población a la tecnología es una barrera para los proyectos en línea de “Tecnología para la Transparencia”.

A pesar de ello, los proyectos existentes han logrado hacer una considerable cantidad de efectos offline. De hecho, la mayoría de ellos se han centrado en el impacto offline. Kiirti, por ejemplo, sostiene que su grado de éxito depende del número de problemas reportados por los ciudadanos en comparación con aquellos que realmente se resuelven. También cree, que este impacto en línea aumentará lentamente su lista de usuarios, a medida que la gente comience a darse cuenta de su capacidad para lograr cambios reales.

Segundo, está la situación política en sí misma. Las condiciones extremas de muchos de los países no permiten a los ciudadanos usar la tecnologia libremente o preguntar abiertamente al gobierno. Por lo tanto, algunos ciudadanos que desean iniciar o participar en ciertos tipos de proyectos pueden ser refrenados. “Las reformas electorales … no han tenido lugar en Sri Lanka (y es un obstáculo en nuestro trabajo),” dice Sanjana Hattotuwa del Centro de Políticas Alternativas.

La comunicación directa con los organismos gubernamentales y los funcionarios varía mucho de un proyecto a otro. El Centro de Monitoreo de la Violencia en Elecciones hace reportes de monitoreo que son consultados seriamente por el gobierno e incluso han dado lugar a nuevas elecciones. Velu de iJanaagraha dice que han presionado a los gobiernos locales para crear más representantes urbanos y sistemas de autogobierno. Durante la Campaña de Jaago Re!, ellos estuvieron en constante comunicación con la Comisión de Elecciones de la India.

Kiirti decidió alejarse de temas relacionados con serios actos de corrupción, a menos que encuentren una organización no gubernamental adecuada y experimentada que ya esté trabajando en el tema. Vivek Gilani de Mumbai Vota menciona que la clase política todavía ve el movimiento de la transparencia como una amenaza en lugar de una oportunidad de mostrar sus logros.

Conclusiones y Recomendaciones

Mumbai Vota [en], Kiirti [en], el Centro de Monitoreo de la Violencia en Elecciones [en] y iJanaagraha [en], son sólo unos cuantos de los casos de estudio en la región del sur de Asia. Hay muchas otras iniciativas que están proporcionando un impulso al movimiento de “Tecnología para la Transparencia”. El número de bloggers es cada vez mayor, más personas están planteando cuestiones cívicas y electorales a través de plataformas online, nuevos proyectos en línea se están desarrollando para movilizar a la gente a empezar a tomar acciones colectivas. Es evidente que la voz es cada vez más fuerte y clara.

Hay un gran énfasis en las votaciones y elecciones en la mayoría de los países del sur de Asia. Todos los países de la región son democracias relativamente jóvenes, y estos esfuerzos son claramente para ayudarles a convertirse en sistemas políticos maduros, donde exista una mayor participación cívica, representación política, responsabilidad política, y transparencia en los procesos de las funciones gubernamentales.

La importancia de los mapas de proyectos de “Tecnología para la Transparencia” es evidente. Kiirti proporciona varias instancias de Ushahidi en una sola plataforma. El Centro de Monitoreo de la Violencia en Elecciones [en] está buscando nuevas herramientas para que Ushahidi [en] y FrontlineSMS [en] realicen un mejor monitoreo en un futuro cercano. iJanaagraha considera que los mapas interactivos son formas eficaces de visualizar la información.

La mayoría de las iniciativas vienen de los propios ciudadanos o desde las organizaciones de la sociedad civil. Esto demuestra una mayor conciencia y participación de los ciudadanos en las cuestiones de gobernanza en el sur de Asia. El movimiento de “Tecnología para la Transparencia” en este región se encuentra en un periodo de infancia, pero hay un claro impulso para llegar más lejos. Definitivamente habrá un aumento en las  iniciativas donde la tecnología – y el acceso a ella – se propague. Pero el hecho de fomentar una mayor participación y crear un impacto mayor de estas iniciativas a nivel offline  debería generar más eventos en el terreno de los ciudadanos en conjunto con los funcionarios gubernamentales, para acordar cómo los ministerios gubernamentales deben responder a las actividades relacionadas con la gobernanza que los ciudadanos organizan en Internet.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.