¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Sureste de Asia: Sexo y censura web

La regulación de contenidos en internet hoy en día es vista como una práctica antidemocrática, pero los gobiernos del sudeste asiático parecen ser capaces de justificarse invocando la necesidad de salvar a los jóvenes del flagelo de una conducta sexual indecente.

El plan de Indonesia para filtrar la web de contenido que es “malo” a través de su equipo de Detección de Contenidos Multimedia fue archivado en febrero pasado después que fuera rechazado por el público. Hoy en día, la propuesta está siendo reavivida a raíz de un escándalo sobre un video sexual de una celebridad que tiene impresionados tanto a jóvenes y adultos en la nación más poblada del mundo con mayoría musulmana. Después de la promulgación de una ley anti-pornografía hace dos años, Indonesia ahora quiere que se ponga en marcha una lista negra de Internet en respuesta a una demanda de voces conservadoras para proteger la moral de los jóvenes.

Un escándalo sexual similar de otra celebridad afectó a las Filipinas el año pasado, lo que allanó el camino para la aprobación de una ley contra el voyeurismo. Internet también ha sido responsabilizado de la difusión inmediata de videos sobre sexo, lo que obligó a los legisladores a elaborar un proyecto de ley sobre ciberdelincuencia.

En Camboya, el gobierno propone la creación de un punto de intercambio estatal [en] para controlar a todos los proveedores de internet locales y que tiene por objeto reforzar la seguridad de internet contra la pornografía, el robo y otros delitos cibernéticos. El proyecto de ley aún no es definitivo, pero se espera que el gobierno lleve adelante esta medida, especialmente después de que recientemente se sintieron casi impotentes para detener la carga desde el internet y un celular, de un video grabado ilegalmente de unas señoras desnudas bañándose en un monasterio.

Los gobiernos del Sudeste de Asia no siempre necesitan de los escándalos sexuales para censurar la web, ya que siempre se pueden citar otras razones, como la seguridad nacional, para filtrar y monitorear los contenidos de internet. Por ejemplo, Tailandia se convirtió en el primer país del mundo en cerrar 100.000 sitios web por contener material “peligroso”. Se castiga a blogueros, escritores y administradores de sitios Web por violar la ley de lesa majestad. Vietnam fue acusado por Google y McAfee de lanzar ataques cibernéticos [en] en contra de algunos sitios web, específicamente a sitios que abogan por la oposición a la minería de bauxita, un tema polémico en el país.

Pero la regulación de Internet que tiene tintes políticos, a menudo se encuentra con la fuerte oposición de los usuarios de Internet, que siempre provoca la condena de todo el mundo, especialmente de grupos de comunicación y organizaciones de derechos humanos. Los gobiernos pueden siempre ignorar las críticas, pero también perderán credibilidad. Los gobiernos con remedos democráticos no pueden permitirse el lujo de censurar a los medios de comunicación en línea durante un período prolongado. Sin embargo, la regulación de la Web para detener la pornografía y otros actos inmorales de alguna manera genera sólo un murmullo de protesta. Se ha convertido en la más segura estratagema de bloquear sitios web “nocivos”. Las políticas de regulación del Internet de Myanmar han sido identificadas como una de las medidas draconianas impuestas por la junta gobernante, pero su decisión de prohibir dos revistas semanales por publicar fotos de modelos femeninas en pantalones cortos, no obtuvo el nivel normal de oposición de grupos democráticos.

El impulso agresivo para eliminar el sexo y las imágenes de dominio sexual en internet puede ser un síntoma de la creciente ola de conservadorismo en muchas naciones del sudeste asiático. La carta de la moralidad está siendo jugada para producir actitudes deseables, sentimientos y cambio de conducta entre la población, incluso si esta estrategia falta el respeto a las diversas culturas en la región. Cuando Indonesia aprobó la ley anti-pornografía, el gobernador de Bali protestó ya que la ley era contraria a la tradición local [en], donde hacer estatuas desnudas históricas y bailes eróticos a veces son todavía populares. Cuando Camboya bloqueó sitios web [en] por exhibir pornografía o imágenes sexuales, incluyó a reahu.net por contener ilustraciones artísticas de antiguas bailarinas Apsara con el busto desnudo [en] y un soldado Khmer Rouge.

Otro problema es la vaga definición de lo que constituye las imágenes y acciones que son consideradas pornográficas, indecentes, inmorales y obscenas. Activistas filipinos están preocupados de que el proyecto de ley sobre cibercrimen ahora haga ilegal publicar o cargar materiales que se contradicen con la interpretación oficial del estado de lo que es decente, moral y correcto.

Los gobiernos dominan las herramientas y técnicas de censura en los medios de comunicación tradicionales. Ahora están probando los límites de la regulación en línea. El plan de Indonesia para la ejecución de una lista negra en internet debe ser monitoreado por su impacto en la región. Indonesia tiene más de 40 millones de usuarios en internet y es reconocida como la capital de Twitter en Asia. Si Indonesia tiene éxito en filtrar el contenido web, otros países de la región se espera que sigan este modelo.

La censura en la Web no sólo corta el acceso a la información, sino que también debilita el poder de los usuarios de internet para formar solidaridades en línea. Para realmente proteger a los jóvenes e inocentes, la mejor solución es darles, a sus padres y la comunidad en general, la buena educación y la información pertinente sobre el potencial y los riesgos de navegar por la web.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.