¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Marruecos: El inglés como segundo idioma

En una reciente entrevista con African Writing Online, Laila Lalami, autora marroquí-estadounidense, da detalles sobre su formación educativa. Lalami creció hablando árabe marroquí, pero fue recién cuando llegó a la adolescencia que “finalmente se encontró con novelas marroquíes, escritas por autores marroquíes y que incluían personajes marroquíes”. Esto es básicamente porque de niña, Lalami asistió a un colegio francés. Dice:

“El francés es el idioma en el que conocí la literatura, empezando con historietas para niños como Tintin y Asterix, a través de novelas para adultos jóvenes como las de Alejandro Dumas, hasta los clásicos como los de Victor Hugo”.

No obstante, Lalami publicó su primera novela, Secret Son (Hijo secreto) en inglés tras obtener un doctorado en Lingüística de la Universidad del Sur de California.

La experiencia de Lalami es bastante común para un estudiante en Marruecos. Said Bellari, escritor de Moroccoboard.com, apoya la gradual erradicación de la dependencia en el idioma francés, y la introducción del inglés como el segundo idioma oficial de Marruecos. En su ensayo, presenta un moderno concepto conocido como “disalfabetismo”:

“Significa que están hablando el idioma equivocado en Marruecos entre ellos y con el resto del mundo. Debido a eso, no logramos seguir el flujo global y nos aislamos más y más del crecimiento del desarrollo de otras zonas del extranjero, como el sudeste asiático. Solamente para quedar claros desde el comienzo: con esta afirmación no quiero decir que debemos dejar de hablar árabe en Marruecos. Allah yastar (¡Que Alá tenga misericordia!). No es así para nada, tal vez debamos hacer eso todavía más. Con esto quiero decir que deberíamos apuntar a que el francés disminuya tan pronto como sea posible. Simultáneamente, deberíamos darle al inglés un estímulo fresco en todos los aspectos de la sociedad marroquí y darle su lugar como el segundo idioma de Marruecos. El francés no debería ser ni el tercer ni el cuarto idioma, para tal caso. Este cambio de país francófono a un país “árabe anglófono” iniciará una segunda era de Istiqlal (independencia)”.

El idioma es una componente clave en la formación de una sociedad. Las sociedades se juntan basándose en valores comunes y el objetivo es formar una manera de comunicarse entre sí para prosperar. Bellari escribe que para la sociedad marroquí es autodestructivo mantener el francés como segundo idioma:

“Todo académico, científico, empresario, artista, escritor, doctor, político o cualquier otro personaje clave marroquí admitirá fácilmente que el francés sigue siendo el Dueño del Universo Marroquí. En más de 50 años, Francia ha seguido logrando mantener en Marruecos vivita y coleando la ilusión según la cual necesitamos nuestros vínculos históricos y culturales con ellos”.

Aunque han pasado 55 años desde que Marruecos obtuvo su independencia, las influencias francesas siguen siendo bastante evidentes. El idioma es una herramienta autoreferencial usada para expresar identidad social. Cada idioma ofrece sus propios tonos, gestos, expresiones faciales y acentos. También viene con una gran historia. En este caso, Bellari dice:

“Para la parte restante, el francés como Lingua Franca en la sociedad marroquí, conscientemente, pero más aún inconscientemente, nos sigue recordando que somos esclavos, que somos dependientes, que vamos para atrás, que no podemos y que somos todo lo que son las personas de segunda clase o, mejor dicho: nos recuerda de ser lo que las personas racistas quieren que pienses de ti mismo, de ser de segunda clase: valgo menos, soy menos capaz”.

Además de distinguir la identidad nacional, un incremento en el uso del inglés abrirá nuevas puertas en el mundo de la ciencia y la tecnología. Hicham, un blogger en Bla Francia, describe la falta de avance en la esfera científica. Apoyarse en el francés, sobre todo en educación e investigación, no parece llevar suficientes beneficios para Marruecos. Hicham enumera las siguientes estadísticas:

- 50% de los alumnos matriculados en el primer año de universidad abandonan los estudios antes de terminar el primer ciclo, sin recibir ningún certificado.
– 9.3 es la cantidad promedio de años que se necesitan para obtener un grado de bachiller (por lo general toma cuatro años)
– Menos del 10% de los estudiantes que se gradúan solamente reciben un grado de bachiller en cuatro años.

Aunque también los altos precios son una razón para el bajo índice de graduados, es una realidad que:

Más de la mitad de los estudiantes de primer año de la Facultad de Ciencias no entienden las clases de ciencias en francés.

El francés es relativamente predominante en Marruecos, pero la mayoría de los estudiantes no están suficientemente cómodos con él para participar activamente en el mundo científico en el que el francés es el idioma principal. Para mejorar la situación, el blogger, que está citando un trabajo de Khaled Sami sobre la necesidad de documentos electrónicos científicos en árabe, sugiere:

Actualmente, la reforma de los estudios de pregrado asigna la mitad del primer año de educación universitaria para aprender idiomas y tecnologías de la comunicación, que significa lo obvio en las facultades de ciencias, que es aprender francés.
Sin embargo, este procedimiento, tiene la dificultad de establecer la viabilidad, el costo es alto, la simple provisión de suficientes profesores calificados es difícil de alcanzar, sin mencionar un aprendizaje realista del idioma en cuatro meses.

Dar un curso intensivo de francés es una manera de aplacar la situación, pero Hicham exhorta a que las universidades deberían permitir que sus estudiantes exploraran el mundo científico en su propio árabe vernáculo. Esto no diminuye el amplio número de publicaciones científicas y las referencias en Internet que se informan en inglés. Es más probable que los foros internacionales y las organizaciones en la esfera científica se comuniquen en inglés antes que en árabe, o en francés.

Bellari siguen diciendo en su ensayo que difundir el inglés como segundo idioma llevará a:

“una verdadera ola colectiva de base que hable de fuerza de voluntad, autodeterminación, autoexpresión y nueva confianza, esperanza y optimismo por el futuro. Es el esfuerzo colectivo del pueblo de subirse al Laraki del destino marroquí mientras detienen el constante mirar en el espejo retrovisor y comienzan a ver por el parabrisas delantero, al 2050 y más allá, con el único interés de nuestros hijos y nietos”.

Si el inglés gana el título de segundo idioma oficial de Marruecos, bolsones de oportunidades totalmente nuevas se manifestarán para los habitantes de Marruecos.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.