¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Brasil: Límites en la publicidad de alimentos sacuden a las potencias del mercado

"Me estoy condimentando a mi mismo". CC por Steve Snodgrass

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil, Anvisa [pt], recientemente dictaminó [pt] que la publicidad de bebidas refrescantes y comida rica en grasas saturadas o grasas trans, azúcar y  sodio cambiará. Para final de 2010, la industria se tendrá que adaptar.

Particularmente un punto del nuevo set de reglas generó controversia en los medios de comunicación:

-  ya sea en tv, radio o en la prensa escrita, la publicidad debe incluir advertencias [pt], similares a las presentes en las campañas en contra de fumar. Los productos ricos en azúcar mostrarían, impreso en el envoltorio, advertencias de que el producto contiene demasiado azúcar y que incrementa el riesgo de obesidad y caries si es consumido en grandes cantidades.

La reacción de la industria fue fuerte: las editoriales en los periódicos cuestionaban el mandato de la agencia para cambiar una norma federal que regula la publicidad. Muchos asuntos están involucrados, desde los derechos de los gobiernos a interferir en las vidas privadas de los ciudadanos, hasta los rasgos culturales de las personas que están acostumbradas a consumir comida más sabrosa aunque poco saludable. También forma parte de este debate el rol del gobierno en promover la educación nutricional y, como argumenta el gobierno, las necesidades de los ciuadadanos de mayor información sobre los ingredientes de la comida y cómo la comida afecta al cuerpo humano para elegir libremente qué consumir.

Las reacciones en la blogósfera fueron diversas.

Libertatum [pt] habla de un ataque a la libertad de expresión y la libertad de propiedad.

Matrice [pt] presenta algo de información del trasfondo:

La publicidad de este tipo de alimentos contribuye a la actual epidemia de sobrepeso y obesidad en los niños, que está afectando a Brasil y el mundo, y tuvo que ver con que la Organización Mundial de la Salud aprobase, en mayo de este año, una recomendación [ing] orientando a los países miembros de las Naciones Unidas para imponer restricciones a la publicidad de alimentos orientada a los niños.

El Blog do Ronaldo [pt] cuestiona la efectividad de tal campaña en contra de los productos que son el objetivo de la nueva reglamentación de Anvisa.

arinelli [pt] comenta sobre anteriores movimientos de la industria:

Cuando Anvisa comenzó a preocuparse por el asunto de diversos fabricantes de alimentos – como Nestlé, por ejemplo – comenzaron a manifestar, públicamente, una nueva postura acerca de la publicidad infantil. Algunas empresas firmaron acuerdos de la no-circulación de propagandas de alimentos que fuesen orientadas a los niños y prometieron una mayor cautela en la divulgación de artículos del universo infantil.

Leonardo Sakamoto [pt] presenta el punto de vista de la industria y trata de captar lo que yace por debajo:

"People shouldn´t be afraid of their governments..." CC by Carlo Nicora.

"Las personas no deberían temerles a sus gobiernos." CC por Carlo Nicora/Flickr.

Parte de las empresas de publicidad y de la industria reclaman que toda la movida es un atentado a la libertad de expresión. Pero, al usar esa justificación, lo que acaban defendiendo es el derecho de permanecer en silencio para no exponerse delante de la sociedad. El problema es que esa omisión de informaciones acaba siendo un atentado contra la libertad de elegir. ¿Cómo es posible decidir si no hay información suficiente para ello en los rótulos de los productos?

Radiomargarida [pt] hace un contrapunto a los argumentos legales de la industria:

Aún así, es importante que se diga que el sector regulado no está preocupado en garantizar principios constitucionales o en defender la Carta Magna. Quieren sí impedir a Anvisa de actuar en el ámbito de la reglamentación de la actividad publicitaria, ya sea relacionada a cualquier producto o servicio. Cervezas, remedios, alimentos. No importa. El sector regulado no quiere que el Poder Ejecutivo se atreva a inmiscuirse en este asunto.

La Defensoría General de Unión (AGU) [pt], defensora legal de los intereses del gobierno, manifestó su opinión contra la resolución de Anvisa y recomendó la suspensión de sus efectos hasta que sea analizada más adelante, en respuesta a una consulta hecha por CONAR [pt], el Consejo Nacional de Autorregulación Publicitaria. Como resultado, IDEC, una institución defensora de los derechos del consumidor, llamó a los grupos de sociedades civiles a protestar diciendo sí a la regulación de publicidad de alimentos [pt]. Estos son los hechos hasta ahora y la industria, el gobierno y la sociedad civil están preparando sus próximos movimientos. ¿Los consumidores, los ciudadanos tienen algo que decir en este debate?

Chessboard picture. CC by paulasofiasimoes.

Un juego complejo. CC por paulasofiasimoes/Flickr

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.