¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Rusia: Novaya Gazeta, un periódico de oposición atacado en internet

Sergey Sokolov, subdirector de redacción de la “Novaya Gazeta”

La Novaya Gazeta [ENG] está considerada como el periódico de oposición más liberal en Rusia y es reconocida por sus famosas investigaciones y su cobertura independiente de las principales noticias del país. Luego que varios de sus periodistas fueran asesinados, el periódico empezó a llamar la atención fuera de las fronteras rusas. Todavía hoy, continúa recibiendo amenazas de forma regular.

Sergey Sokolov, subdirector de redacción de la Novaya Gazeta, uno de los fundadores del periódico y jefe de su departamento de investigaciones compartió con GV sus perspectivas acerca de la seguridad de información en un periódico opositor, las iniciativas para la democracia on-line en Rusia y las últimas noticias sobre las investigaciones que se están llevando a cabo por los asesinatos de los periodistas.

¿Con qué tipo de ataques vía Internet debe lidiar la Novaya Gazeta?

El incidente más desagradable que afectó a la Novaya Gazeta fue un poderoso ataque DDoS ocurrido en febrero del 2010. Luego de eso, nuestro sitio web estuvo parado por una semana y media. Empezó a las 9 am. y, al principio, nos entraron varios cientos de pedidos por minuto. Logramos resolver este problema en 24 horas y el sitio web quedó arreglado. Sin embargo, una hora más tarde, el sitio volvió a colapsar, debido a que empezamos a recibir más de un millón de pedidos por minuto. Quedó claro, entonces, que no eramos un objetivo accidental, sino que se trataba de un ataque bien preparado, con anticipación. Como pudimos descubrir, al principio el atacante usó un sistema relativamente modesto (botnet, una red de robots o computadoras contaminadas con virus). Cuando neutralizamos el primer ataque, el atacante utilizó otro “botnet” que era mucho más grande. Como sabemos ahora, la fuente de este botnet mayor estaba en Corea del Sur. Nuestro pedido oficial para que la policía investigara el ataque no tuvo resultados. Los oficiales de policía nos preguntaron si sabíamos quién había sido el atacante. Cuando dijimos que no, ellos respondieron que, en ese caso, ellos no podían hacer nada. Sólo un tiempo después, cuando otras organizaciones de medios que sufrieron ataques DDoS, incluyend0 los periódicos Vedomosti, Kommersant y Moskovskiy Komsomolets, entregaron una carta al presidente durante su reunión con los directores de redacción pidiendo que se investigaran estos ataques, el Servicio Federal de Seguridad (por su sigla en inglés, FSB) abrió una investigación. Hasta donde sabemos, la investigación todavía sigue y los investigadores están tratando de hallar pistas.

¿Sabes quién estaba detrás de estos ataques?

Hasta donde yo sé, usar un “botnet” es bastante caro. Yo no pienso que esta sea gente de compañías de negocios, ya que no teníamos noticias en aquel momento que pudieran amenazar intereses comerciales. Así que podríamos concluir que esta fue una acción política, a causa de la posición general de nuestro periódico y al hecho de que este ataque fue uno en una serie de ataques DDoS contra los medios liberales en Rusia. Dado que algunas organizaciones juveniles apoyadas desde el Kremlin son conocidas por ataques de este tipo, por ej. el ataque DDoS contra Estonia, creemos que nuestros atacantes podrían venir del mismo lugar. Ya que no somos nosotros el primer blanco, creo que hay algo como un plan general acerca de cómo usar el presupuesto que la organización juvenil recibe para estos propósitos, dentro del plan general de lucha contra la llamada “amenaza naranja” (la amenaza de la llamada “Revolución Naranja“)

¿Cuál fue el impacto que este ataque tuvo en el periódico y cómo manejaron la situación durante el ataque?

Obviamente, nos causó ciertos problemas, no sólo en relación con el contenido que publicamos, sino también con otras fuentes. Nosotros usamos Live Journal para publicar nuestros articulos principales. Nuestros compañeros en los medios también nos asisten publicando algunos de nuestros contenidos y linkeando a nuestro blog. Por lo general, el ataque no afecta el número de visitantes, ya que tenemos un público de lectores muy estable. Además, nuestro periódico no es una organización comercial y nosotros no tenemos mucha publicidad, de modo que las pérdidas financieras no fueron importantes.  Ni siquiera dañó nuestra imagen. Al contrario, el ataque probablemente aumentó nuestro rating entre nuestra audiencia. Pero fue una situación desagradable que costó mucho nerviosismo, tiempo y esfuerzo.

¿Qué otras amenazas electrónicas y vía internet ha recibido el periódico?

El primer hecho ocurrió en 1999. Alguien borró el periódico entero por un acceso remoto y, en consecuencia, no pudimos imprimirlo a tiempo. Hace un año, nuestro sitio web fue contaminado por un virus y todo el mundo que lo visitaba era automáticamente infectado. Este tipo de provocaciones son mucho más dolorosas para nosotros y nuestra audiencia que un ataque DDoS, y por cierto vamos a hacer algo para evitarlas en el futuro.

Nuestro problema más grave es el “spyware” que pone en riesgo nuestro proceso editorial. No puedo estar seguro de si está ocurriendo, pero hemos tenido un par de situaciones en que personas a las que estábamos investigando recibieron información sobre los artículos que iban a salir y nos llamaron al respecto. Otro problema es la seguridad en el intercambio de e-mails. Tenemos un servicio interno de e-mails y confiamos casi totalmente en él. Pero cuando los periodistas se comunican desde fuera, usando otras plataformas (por ej. Yandex), no podemos estar seguros de que esos correos no sean leídos por alguien más. Nosotros recomendamos que usen Gmail, o Skype, o PGP para comunicarse.

¿Cuál es tu pronóstico sobre las amenazas futuras?

La tecnología se desarrolla y los riesgos aumentan. Deberíamos estar preparados para esto. A medida que nos acercamos a las elecciones parlamentarias y presidenciales, el número de incidentes, no sólo con nuestro periódico, sino también con otros medios masivos, se incrementa. Es probable que los sitios web opositores sean bloqueados. Yo no diría que vaya a haber una “cyber guerra”, pero en tiempos políticamente agitados, los motivos para bloquear fuentes de información independientes son mucho mayores.

Algunas personas dicen que las entidades de seguridad rusa no tienen la capacidad suficiente para ejecutrar estas operaciones on-line. ¿Es esto cierto?

Hasta donde yo sé, hay suficientes personas con considerables capacidades IT, principalmente en el FSB y el FSO (el equivalente al Servicio Secreto de los Estados Unidos). La policía rusa está todavía en la “edad de piedra” en este campo. Pero cuando hablamos de los servicios de seguridad, deberíamos tener en cuenta que hay una enorme diferencia entre sus capacidades y lo que en realidad hacen. La tarea principal de estos servicios es ganar dinero aparte, y por eso no harán nada en contra de los medios masivos, pues esto no generaría dinero. Ellos hacen más que nada espionaje comercial para diferentes organizaciones. Pero si tienen una orden concreta de hacer algo, pueden ser muy eficaces.

¿Ves otros tipos de amenazas para el periodismo de internet en Rusia, además de las técnicas? ¿Por ejemplo, nuevas iniciativas legales?

El gobierno ruso tiene una política muy “eficaz”. Ha decidido que no debería gastar dinero en caras soluciones de filtros como un modo de restringir a los medios on-line. En el caso ruso, no se trata tanto de luchar contra los contenidos como de combatir a aquellos que crean los contenidos. Un escenario estándar involucra el procesamiento de un blogger por algún comentario “extremista” contra un grupo social en particular (una historia verdadera -los oficiales de policía también son reconocidos como “grupo social”).

A diferencia de los bloggers, los medios masivos tienen experiencia en ser acusados. Es por ello que controlan lo que publican. En esta situación, el punto más vulnerable de cualquier medio on-line es su foro, donde cualquier tipo de comentario puede aparecer, incluidos comentarios “ilegales”. Este punto vulnerable fue descubierto por las autoridades y el parlamento está ahora trabajando en un proyecto de ley que haría a los medios on-line responsables por los comentarios de terceros. Incluso algunos de los expertos de los medios liberales apoyan esta ley, pero nadie ha hecho un análisis de su potencial impacto económico. Mientras los grandes periódicos pueden financiarse moderadores extras en los foros, a los medios regionales probablemente no les alcanzan los recursos. En este caso, la creciente popularidad de un medio on-line podría conducir a un incremento de los riesgos de su cierre inmediato y un aumento de sus gastos financieros. Y si, de acuerdo a la ley, los medios son responsables, nadie va a buscar al comentarista, lo que da libertad a todo tipo de trolls y hooligans de internet. Está claro que este proyecto de ley es parte de los preparativos pre-electorales.

Justo esta semana, la Corte Suprema rusa aprobó [ENG] una decisión que exime a los medios on-line de responsabilidad por los comentarios de terceros. La decisión decía que las autoridades pueden requerir la remoción de un comentario en particular, pero que el medio ruso no sería considerado responsable por el mero hecho de su publicación. ¿Se trata de un progreso que podría efectivamente neutralizar la amenaza que describes?

Es una muy buena decisión de la Corte Suprema, y podría causar que los legisladores revisasen sus planes. Sin embargo, aquí hay un punto sensible. La decisión de la Corte Suprema se hizo de acuerdo con la ley vigente, pero si nuevas enmiendas a la ley son aprobadas, se crearía un nuevo escenario. En ese caso, la ley será cambiada también y, en consecuencia, la decisión de la corte perdería su poder.

Déjeme hacerle un par de preguntas generales. Primero, ¿cuál es, en su opinión, el rol de internet en Rusia? ¿Podría ayudar a darle poder a las fuerzas liberales?

El retrato social de un usuario de Internet en Rusia es diferente del de un usuario europeo o norteamericano. La comunidad rusa de Internet incluye jóvenes y profesionales de hasta 40-45 años con ingresos más altos que el promedio. En la mayoría de los casos, es el segmento social más activo de la sociedad, a pesar de que muy frecuentemente estas personas podrían imaginar que viven en un Estado paralelo. Su alto grado de independencia quiere decir que ellos no esperan ninguna ayuda del Estado, pero también que no consideran deberle nada al Estado. Podemos pensar que la mayoría de las actividades opositoras van desde la calle al espacio de internet, donde las comunidades on-line emergentes comparten una misma visión de mundo y las mismas interpretaciones de los acontecimientos. Eso hace posible organizar iniciativas que no pueden ser influenciadas ni por el gobierno ni por la oposición. Las acciones de protesta más poderosas fueron iniciadas por la audiencia de internet, y los políticos simplemente “se subieron al tren”. Estas comunidades en red no no tienen líderes formales. Ellos son capaces de conducir a muchas personas activas a las calles y estas personas no son revolucionarios o marginales, sino verdaderas personas que luchan por sus propios derechos. Si miramos la emergencia de la Sociedad Civil en Rusia, la misma estuvo basada en las comunicaciones vía internet y las comunidades on-line (por ej.: comunidades de usuarios de automóviles, movimientos en contra de la iluminación de emergencia de los coches, etc.)

No puedo terminar esta entrevista sin preguntarle algo no relacionado con internet. La Novaya Gazeta ha sufrido algunas grandes tragedias en los últimos años. ¿En qué estado se encuentran actualmente las investigaciones sobre los asesinatos de los periodistas del periódico?

Déjame referirme a las investigaciones una por una. El 16 de Julio se cumplirán diez años desde el asesinato de Igor Domnikov. Los asesinos están en la cárcel, sentenciados a cadena perpetua. Pero todavía estamos luchando para lanzar una investigación sobre aquellos que ordenaron este asesinato y aquellos que mediaron entre los asesinos y los que les dieron la orden. El segundo caso, Yuri Shchekochikhin. El caso fue cerrado, a pesar de la seria investigación. En nuestra opinión, fue cerrado con una justificación “formal” y tenemos todas las razones para exigir que se reabra este caso y eso es lo que haremos este verano. El caso de Anna Politkovskaya. Los investigadores, hasta donde yo entiendo, van a presentar el caso a la corte. No podemos apoyarlo, ya que, en nuestra opinión, muchas circunstancias, incluyendo a las figuras principales del caso, todavía no han sido ventiladas.

El caso de Stanislav Markelov y Anastasia Baburova. Yo creo que cerca del otoño de 2010 este caso será presentado a la corte, y aquí están los verdaderos acusados. Todavía no sabemos si hay alguien más que haya sido responsable por este asesinato, además de las dos personas arrestadas, y si alguien ordenó el asesinato. Yo supongo que parte de este caso derivará en un proceso separado. El caso de Natalya Estemirova. Parece que está resuelto. Pero creo que de jure será muy dificil llevar el caso a la corte, ya que los asesinos son inasequibles para el sistema judicial ruso debido a razones políticas.

¿Y cuál es su evaluación sobre la seguridad de los periodistas en Rusia?

La seguridad de los periodistas ha empeorado significativamente. Es un problema grave para nosotros hoy. El hecho de que los asesinatos y ataques a periodistas sigan impunes fomenta la idea entre determinada gente que pueden maltratar o asesinar periodistas sin hacerse responsables. Por lo tanto, ahora tenemos que preparar a nuestros periodistas para cualquier inconveniente con las autoridades o con las investigaciones como si estuvieran yendo a una zona de guerra.

¿Son amenazados vía internet?

Definitivamente, internet está siendo hoy utilizada como un medio para enviar amenazas. Las recibimos tanto por e-mails como a través de los comentarios en los foros. Por ejemplo, luego del asesinato de Markelov y Baburova, recibimos un e-mail alegándose la responsabilidad de este asesinato. También, les recomendamos a nuestros periodistas, especialmente a los que están lidiando con investigaciones, que reduzcan sus actividades en las redes sociales y otras plataformas y que mantengan sus cuentas cerradas todo lo que sea posible. Les explicamos que no se trata solamente de su propia seguridad, sino también de la de sus familiares, amigos y de la gente que aman.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.