¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Taiwán: ¿Quién necesita un Padre Fundador?

Dr. Sun Yat-sen en todos los billetes de 100 nuevos dólares taiwaneses

¿Merece el doctor Sun Yat-sen el título de “Padre Fundador de la República de China (R.O.C)”? ¿De verdad es el intachable idealista líder político y el héroe detrás de la revolución que derrocó a la dinastía Qing? Como ícono histórico compartido entre China continental y R.O.C, el mito alrededor del doctor Sun ha estado bajo el escrutinio en Taiwán, donde la gente ya no se identifica como “chinos”. La preparación del centésimo aniversario de la R.O.C. celebrado con el proyecto de un documental sobre la vida de Sun Yat-sen ha agitado la controversia, en los medios convencionales y en línea.

Taiwán -República de China- va a celebrar su centésimo aniversario en 2011, y el gobierno taiwanés ha establecido la “Fundación para el Centenario de la República de China (Taiwán)” exclusivamente para preparar una serie de actividades y promoción. Se realizará una gran ceremonia de celebración y una marcha, junto con otras muchas actividades, concursos y promoción en los medios en todo Taiwán, y el documental biográfico del doctor Sun Yat-sen está entre esas actividades. Este proyecto de documental, valorado en NT$20 millones (US$627,000), está auspiciado por el Consejo de Asuntos Culturales y será realizado por la Fundación del Centenario de la República de China (Taiwán).

La controversia empezó cuando Chou Yang-Shan (周陽山), ex legislador del Yuan Legislativo y ahora miembro del consejo del Yuan de Control, y Hu Fu (胡佛), académico de política y miembro del consejo de la Academia Sinica, escribieron una carta conjunta [zht] para advertir al Consejo de Asuntos Culturales y al equipo de producción de este proyecto de documental que “procedieran con cautela y que ilustraran cuidadosamente los hechos históricos”, después de que Ping Lu(平路), escritor y asesor de este documental, dijera que Sun era una figura que “hasta Vladimir Lenin hubiera ridiculizado como ingenua e inocente”.

Ping Lu fue criticado como “frívolo e insolente” por Chou, que también pidió investigar los hechos históricos del documental, usando el poder de miembro del Yuan de Control. El editorial del Taipei Times del 18 de agosto acusaba la acción de Chou como una gran amenaza a la libertad de expresión.

Ciertamente, la historia está llena de controversia, en particular cuando la identificación del pueblo no va de acuerdo con la “historia oficial”. Blackjack trata de diferenciar entre ROC (China) y ROC (Taiwán) y niega que Sun Yat-sen sea el Padre Fundador de “ROC (Taiwán)”. Para él, el régimen de ROC (China) terminó hace 60 años con Chiang Kai-shek:

El “debate de Sun Yat-sen Padre Fundador” está equivocado desde el comienzo. El Padre Fundador de ROC (Taiwán) debería ser Chiang Kai-shek. Chiang Kai-shek “el presidente de la ley marcial” fue similar a Yuan Shikai “el Gran Emperador de Hongxian (洪憲)”. El régimen de ROC (China) llegó a su fin en 1949 con Chiang Kai-shek. ROC (Taiwán) nació cuando Chiang Kai-shek se convirtió en el nuevo emperador.

Ching Hung Lin señala que la controversia es un reflejo del complejo de China entre los taiwaneses:

Cuando Sun fundó la República de China, Taiwán seguía bajo dominio de Japón. Cuando se construyó el Mausoleo de Sun Yat-sen, Taiwán era todavía una colonia de Japón. Durante la vida del doctor Sun, Taiwán nunca fue parte de la República de China, al menos no bajo la ROC fundada por el doctor Sun. ¿Alguna vez consideró el doctor Sun a Taiwán como parte de China? ¿O siempre le perteneció a Japón? ¿Alguna vez pensó el doctor Sun en sacar de Japón a Taiwán como ROC?

El diferente grado de cariño hacia el doctor Sun -el gran héroe- indica el profundo complejo de China -qué tan identificados están con los “chinos”- entre los taiwaneses. Todo el que viva en esta tierra puede plantearse la siguiente pregunta: ¿qué tanto conozco al doctor Sun? ¿De verdad te importa la figura nacional? ¿O es apenas una imagen en nuestros billetes de 100 nuevos dólares taiwaneses?

Samhain cree que Chou está a la defensiva:

Yo digo, Chou Yang-shan, que era del Instituto de la Doctrina de San-min, “se está defendiendo” sin darse mucha cuenta.
Porque, una vez que empezó la producción de este documental, el “dios” que ellos construyeron trabajosamente el siglo pasado puede ser destruido.
Los “hechos históricos desvirtuados” que inquietan a estos hombres son los hechos históricos reales, je, je.

Primero dejemos a un lado la vida privada de Sun.
Ocupémonos de su aspecto público.
Tras la fundación de la República de China (o luego de la abdicación del último Emperador de la Dinastía Qing), ¿cuátnas potencias mundiales “reconocieron” a este nuevo régimen?
A nadie le importa prestar atención a Sun Yat-sen, y eso es un hecho.

Una cosa más: la mayoría de los descendientes de Sun son ahora “extranjeros”, y probablemente ninguno viva en Taiwán.
Dejemos a un lado el debate de si el Kuomintang es un partido gobernante en el exilio o no.
Para hablar sin rodeos, si los propios descendientes de Sun no quieren a ROC, ¿por qué no podemos nosotros desaprovecharla completamente?

Torrent mira más adentro de la historia y sugiere que el mito de Sun fue un montaje de Sun y del pueblo:

Tras el fracaso de la segunda revolución en contra de Yuan Shikai, Sun estuvo exiliado en Japón, y culpó del fracaso a la ideología impura de sus camaradas y a la falta de solidaridad. Después fundó el Partido Revolucionario Chino en Tokio, y exigió completa lealtad al líder. El juramento de afiliación al partido es como sigue:
—————-
1. Cumplir con el principio; 2. Obedecer órdenes; 3. Respetar tu deber; 4. Mantener el secreto; 5. Vivir y morir juntos; De ahora en adelante, seguiré mi juramento hasta la muerte. Si no es así, aceptaré el máximo castigo.

Es como un miembro de la sociedad triada que toma sangre en pos de la unión. Además de esa organización que imitaba la tradicional solidaridad feudal, el juramento también incluía “todo ciudadano chino tiene el derecho y obligación de unirse al partido”, “si te unes al ejército revolucionario antes del levantamiento, entonces tienes derecho a ser uno de los Primeros Miembros Honorarios… en el día de la victoria, los Primeros Miembros Honorarios serán registrados como ciudadanos fundadores que gozan de todos los privilegios de los derechos políticos… Los que no son miembros del partido no pueden obtener derechos ciudadanos durante el tiempo de la revolución”. Ese juramento abandonaba completamente el principio de “Todas las personas de la República de China son iguales” existente en la Constitución Provisional, pero aun así él alegaba haber “protegido la constitución”.

Youtien piensa que Chou solmente está repitiendo la antigua posición y narrativa del Kuomintang, mientras que las audiencias esperan otra cosa:

La cuestión es: tal vez la audiencia no quiera formar ningún conocimento (de Sun). Esta es la época en que el idealismo están en su nivel más bajo, y la gente probablemente sea indiferente a este tema. Solamente prevén que el debate se convertirá en otra pelea con barro y nuevamente probará su desprecio en contra de la política; también pueden esperar que este documental centenario de ROC se convierta en una nota al pie o en recursos para pisotear al Kuomintang, criticar la independencia de Taiwán y atacar al Partido Comunista. Para defender a la cultura y al arte mientras desprecia a la política. La gente que no es seria acerca de la historia y Sun pueden redactar su propia lista de lectura de múltiples fuentes, y no necesitan que lo ilumine otro artículo ni película. Por cierto, para muchas audiencias que ya son inmunes a las ideologías tal vez no quieran investigar los méritos y deméritos del Kuomintang o el futuro de la política democrática. En cambio, tal vez estén más interesadas en explorar el romance y los chismes de Sun para entretenerse.

Ahora que conocemos las expectativas de la audiencia, las preguntas que siguen son: ¿cómo pudo tener Sun a tantas mujeres enamoradas de él, un hombre que estuvo en el exilio casi la mitad de su vida? ¿Cómo pudo hacer que tantos hombres con aspiraciones lo siguieran? ¿Cómo pudo hacer que la Doctrina San-min, con tantos errores, fuera creída por tantos de todo corazón? Mientras trazamos las pistas de “Mujeres-Revolución-Estudio” e investigamos en los ensayos, podríamos averiguar: Sun Yat-sen fue realmente romántico, ingenuo, idealista, sincero, compasivo y atrevido. Y por eso, se atrevió a pensar, a hacer, a pintar un futuro para China con sus manos, a casarse con la hija de su amigo sin ninguna consideración, a luchar abiertamente por el título más alto en la revolución, a incluir a diversos miembros del partido de diferentes antecedentes en el aura de su doctrina y a discriminar a otros sin culpa.

Ahora sabemos del peligro de una personalidad así, vemos cuántos revolucionarios cambiaron luego de ganar el poder, y por lo tanto entendemos que el impulso no puede solucionar los problemas y que la política no tiene elixir. Pero para los jóvenes que todavía albergan ideales por la política y la sociedad, que dudan de sus características y se critica su conocimiento, y también han desaparecido su confianza en dar el primer paso. En esta situación, Sun Yat-sen el Padre Fundador puede darle energía a nuestra cínica juventud de hoy. No por sus doctrinas y contribuciones, mitologizadas primero y despreciadas después, sino por su espíritu apasionado que llegó hasta el final aun cuando el mundo solamente devolvió burlas, desdén e insultos.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.