- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Rusia: Fallos y trampas del Plan de Internet “social” subvencionado

Categorías: Europa Central y del Este, Rusia, Desarrollo, Economía y negocios, Gobernabilidad, Historia, Tecnología, RuNet Echo

[1]

El Primer Ministro ruso Vladimir Putin se reúne con el Ministro de Telecomunicaciones y Comunicaciones de Masas Igor Shchegolev (Foto: premier.gov.ru).

Las autoridades rusas continúan trabajando para reducir la brecha digital que divide al país. Hace unos meses, el Servicio Federal Antimonopolio [2] (SFA) [ing] comenzó [3] a regular los precios de acceso a Internet mediante el procesamiento de algunos de los operadores locales de comunicaciones. Ahora, además de este tipo de regulación, el Gobierno está trabajando en proveer internet subvencionada a aquellos que no pueden pagarla. Hace unas semanas, Igor Shchegolev, ministro ruso de Telecomunicaciones y Comunicaciones de Masas, notificó [4][inglés, ruso [5]] al Primer Ministro Vladimir Putin que el mayor proveedor de acceso a internet controlado por el Estado, “Svyazinvest [6]” [inglés] tiene proyectado lanzar un plan subvencionado de acceso a internet.

Сейчас, в связи с тем, что у нашего населения большие ожидания, что тарифы будут сопоставимы по всей стране, компания приняла решение ввести так называемый социальный тариф. Он будет фиксированный. Это будет небольшая скорость доступа, но тем не менее он будет позволять пользоваться информационными услугами, государственными услугами. Там, где есть преимущественно текстовая информация. За доступ к видеоинформации и к более сложным услугам придется платить дополнительно. Но те, кому нужна будет базовая информация, смогут приобретать это по умеренным тарифам.

Ahora, puesto que la población rusa espera que las tarifas sean parecidas en todo el país, la compañía ha decidido introducir la llamada tarifa social. Será fija y no permitirá acceso a internet de alta velocidad, pero sí permitirá acceder a información y servicios gubernamentales y a sitios web que contengan información mayormente en forma de texto. Para tener acceso a información en formato de vídeo y otros servicios más complejos habrá que pagar una cuota adicional, pero aquellos que necesitan información básica tendrán acceso a ella a precios razonables.

Según Shchegolev, la velocidad del “Plan de Internet Social” será de 64kbps. La tarifa de acceso oscilará entre 250 y 500 rublos (de 8 a 18 dólares) al mes. Sin embargo, en las regiones orientales de Rusia el “Plan de Internet Social” será mucho más caro debido a problemas de infraestructura.

El “Plan de Internet Social” no es la única iniciativa estatal para reducir la brecha digital. Unos días antes, un grupo de trabajo presidencial para el Espacio Aéreo y Telecomunicaciones aprobó [7][ruso] un proyecto de “Conexión Social”. La “Conexión Social” es un paquete especial que incluirá acceso a tres cadenas radiofónicas, ocho canales de televisión pública y acceso limitado a sitios web “importantes socialmente”. También tendrá un botón de “emergencia” (similar al servicio telefónico de emergencias) y un altavoz para situaciones de emergencia que pueden utilizar las autoridades para hacer anuncios a los ciudadanos (aquí [8]puede verse una foto de la “Conexión Social”). El costo mensual de la conexión será de 50 rublos (menos de 2 dólares). Por una cuota adicional, también será posible tener internet de banda ancha a través de la “Conexión Social”.

La Cadena de Radiodifusión Municipal (CRDM) fue la primera en presentar el proyecto de “Conexión Social” ante el presidente Medvedev en 2009. El alcalde de Moscú Yuri Luzhkov lo aprobó en el decreto especial “La organización de notificaciones a los moscovitas en casos de emergencia durante la guerra y la paz [9]” [ruso]. Sin embargo, el actual proyecto se extiende mucho más allá de la capital rusa; el sistema se establecerá en 39 grandes ciudades. Se ha calculado que alrededor del 30 por ciento de la población rusa podrá tener la “Conexión Social” en los próximos cinco años. El presupuesto del proyecto es de 50 mil millones de rublos (casi dos mil millones de dólares). La CRDM ya ha lanzado una versión piloto y ha instalado la conexión en 560 apartamentos de Moscú.

“La ‘Conexión Social’ es un paso real hacia la sociedad de la información, dirigido a reducir la desigualdad digital. Es una forma eficaz de hacer llegar los servicios del gobierno electrónico a los ciudadanos”, dijo [10][ruso] el director general de la CRDM Vyacheslav Ivanyuk.
No hay duda que la iniciativa rusa para reducir la brecha digital y facilitar el acceso a internet de los habitantes es más que bienvenida. Sin embargo, las nuevas iniciativas también suscitan algunas dudas importantes. En primer lugar están los precios y la velocidad del plan subvencionado de internet. La noticia de que la internet de 64kbps costará entre 250 y 500 rublos ha preocupado a los usuarios de la internet rusa.

Aleksei escribió [11]:

[12]

Precios altísimos por la Internet social en Rusia: 64-128kbps por 500 rublos. ¡Increíble!

El usuario de Live Journal andrey-fromfili escribió [13][ruso]:

Текстовый интернет и дополнительная платная услуга за видео. Они кого опережают, таксофон?

Acceso solo a páginas de texto y cuota adicional para contenido de vídeo. ¿A quién están haciendo competencia? ¿A los teléfonos públicos?

El usuario grandmother comentó en un artículo [14]del periódico Komsomolskaya Pravda [ruso]:

У меня безлимитный интернет 1000мб/с за 500 руб. Скорость устраивает, говорю и вижу своих детей и внуков по скайпу. А нам нищим пенсионерам предлагают непонятно что и за теже 500 руб. Опять одно воровство. Путин должен спросить нашу молодежь по этому тарифу, они все знают. А чиновники как всегда обманывают.

Yo tengo acceso ilimitado con 1mbps por 500 rublos. Es suficientemente rápido como para ver a mis hijos y a mis nietos y hablar con ellos por Skype. Pero nos están ofreciendo a los pensionados pobres algo descabellado por los mismos 500 rublos. Como suele ocurrir, esto no es más que un robo. Putin debería preguntar a nuestros jóvenes cuál es el precio real. Los burócratas nos están engañando, como siempre.

El usuario groal sugirió que los altos precios de la “Internet Social” son un ejemplo más de corrupción:

провинция Псков плачу за инет 250 рублей за 1 мегабит.. кому то явно откатов захотелось думаю социальный инет должен стоить 100 руб и не больше при скорости 512 мегабит а всё остальное это распиливание госбюджета

Soy de la provincia de Pskov. Pago 250 rublos por 1mbps. Parece que alguien quiere embolsarse el dinero. Creo que la internet social no debería costar más de 100 rublos por una velocidad de 521kbps. Cualquier otra tarifa es simplemente una manipulación del presupuesto para beneficio propio.

Según el usuario Iván, la nueva “Internet social” puede causar un aumento de las tarifas comerciales:

Ну всё ребята! Цена на социальный определена, теперь ждите повышения цен на Интернет. А вообще люди, получающие миллионные зарплаты вряд ли понимают, что 500 руб. и 5 руб. это совсем разные деньги!

Se acabó, chicos. Ahora que han puesto la tarifa social, debemos esperar un aumento de los precios de internet. Por lo general, los que ganan millones no pueden comprender la diferencia entre 5 rublos y 500.

Sin embargo, algunos usuarios han notado que la situación es diferente en las regiones más remotas de Rusia. Arseniy indicó que era mejor no evaluar la situación en todo el país en comparación con lo que ocurre en Moscú. Según su comentario en el sitio Web de Komsamolskaya pravda, su proveedor le ofreció 512kbps por 800 rublos. Otro lector, La Vesce, escribió que en Sakhalin, la internet de 512kbps le cuesta 2.000 rublos.

De hecho, el “Plan de Internet Social” no es relevante para muchas regiones rusas. Según un estudio de Yandex [15] [ruso], la velocidad media en las grandes ciudades rusas en 2009 era de 410 a 1100kbps. La velocidad media en Moscú y San Petersburgo es mucho mayor (8,5mbps y 7,4mbps respectivamente). Además, el estudio indica que la tarifa media de internet de 1mbps en Rusia es de 500 a 600 rublos al mes. Podría resultar atractivo para los habitantes del este de Rusia, donde la media es de 1.465 rublos, pero, según Shchegolev, el precio de la Internet social en regiones remotas también será más alto. Además, algunas compañías ya ofrecen algún tipo de “paquete social”.

Sin embargo, las tarifas no son el único problema que ha causado la nueva iniciativa. Debido a que el objetivo de estos proyectos es proveer acceso a un contenido específico, surgen inquietudes importantes acerca de la neutralidad [16] de los proyectos “Conexión Social” y “Plan de Internet Social”. El usuario de Live Journal Shatunmedved pregunta [17] [ruso]:

Интересно, какие по мнению правительства сайты самые социально значимые?

Sería interesante saber cuáles serán los sitios sociales que el Gobierno considera importantes.

De hecho, parece que la internet subvencionada permitirá el acceso a un segmento muy limitado y específico de internet, basado en Rusia y con contenido principalmente en formato de texto. Además, algunas de las declaraciones oficiales confirman que el proyecto es una forma de asegurar el éxito de los programas de desarrollo del gobierno electrónico. No está claro si la limitación de acceso se hará solo a través del límite de velocidad o incluirá el control de sitios web.

Para comprender mejor el proyecto “Conexión Social”, es conveniente recordar su predecesor histórico, la radiotochka. El Servicio de radiodifusión soviético [18] [inglés] estaba basado en una red de aparatos de radio y sonido conectados [19] [ruso]. El aparato, denominado radiotochka (conexión de radio), emitía varias cadenas de radio del Estado (dependiendo del número de botones que tuviera). Casi todas las cocinas soviéticas estaban equipadas con una radiotochka.

photo by Samdj1210 [20]

Una clásica radiotochka soviética en un hotel de Ulán-Udé. Foto del usuario de Flickr Samdj2010.

Es posible imaginarse que están aplicando el modelo radiotochka para el acceso a internet. El botón número 1 es para el sitio web de noticias del Gobierno; el botón número 2 es para el portal del Gobierno, y el botón número 3 es para el buscador del Gobierno.

Por supuesto se trata tan solo de una metáfora y, quizás, sería más apropiada en una novela de distopía. Pero el modelo “radiotochka” ciertamente representa la lógica detrás de la “Conexión Social”: es en realidad una modernización del viejo modelo de “radio conectada”. Además, un sistema que permite que las autoridades emitan su voz en cada hogar es propio de la novela de Orwell 1984.

Las posibilidades de que una “Conexión Social” se convierta en una nueva radiotochka son muy reducidas. La idea de modernizar el concepto soviético hizo sonreír a muchos rusos. Denis Proshin escribió [21]:

[21]

Los ciudadanos soviéticos tendrán internet social a través de una conexión de radio. Lo único que queda es conectarse a internet a través de las tuberías de agua, jajaja.

La “Conexión Social” puede quedarse como un rudimento desde su lanzamiento. Según el portal Computerra [22] [ruso], los proveedores de internet de Moscú no están interesados en utilizar el sistema de “Conexión Social”, ya que dispone de infraestructura propia. Además, este sitio web recuerda a sus lectores que la mayoría de los ciudadanos rusos continúan pagando unos 34 rublos por las conexiones de radio existentes, a pesar de ser inútiles para la mayoría de la población.

Por otra parte, el modelo de “Conexión Social” puede superar todas las expectativas y hacer realidad el pronóstico de Michael Gurevitch, subdirector de RBC, una de las principales compañías rusas de internet, quien hace poco declaró lo siguiente a Global Voices [23] [ing]:

Creo que la mayoría de los rusos se beneficiarán de esta modalidad gratuita y la encontrarán satisfactoria. No necesitarán aumentar el número de sitios disponibles si tienen esta modalidad gratuita.

En este caso, la violación de la neutralidad de la Red por parte de ambas iniciativas rusas de internet social puede contribuir al desarrollo de una “ciberzona” nacional de afiliación estatal y de tendencias aislacionistas en la Red rusa. En otras palabras, el nuevo plan del gobierno ruso puede interpretarse no solo como un intento de facilitar el acceso a internet, sino también como una oportunidad de priorizar cierto segmento de internet como parte de la creación de una internet soberana [23] [ing].