- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Las inundaciones causaron estragos en Pakistán

Categorías: Asia del Sur, Pakistán, Alimento, Desastres, Respuesta humanitaria
[1]

Inundaciones en Pakistán, 12 de agosto de 2010. Imagen del usuario de Flickr Globovisión. CC BY-NC

Este año los monzones [2] no han sido una bendición en Pakistán. Aunque casi siempre son causa de júbilo y alegría y de las inusuales lluvias de verano, los recientes aguaceros que han causado inundaciones desastrosas en todo el país no eran lo que los pakistaníes estaban esperando.

El torrencial monzón comenzó a principios de julio y Beluchistán [3] fue una de las primeras víctimas. El número de fallecidos hasta el momento supera el centenar, y “muchas personas se quedaron sin hogar después que las lluvias torrenciales se llevaran sus casas. El monzón afectó a la mayor parte de Beluchistán, incluidos Sibi, Dera Bugti, Kohlu y Barkhan” según Dawn [4].

Sin embargo, poco después los ríos Swat y Kabul en Khyber Pakhtunkhwa [5] también estaban embravecidos. Las inundaciones han causado los mayores daños en la capital provincial Peshawar y en el valle de Swat, una zona que está intentando volver a la normalidad después de la devastación que causó la operación anti talibán el año pasado. En un reportaje acerca de Nowshehra, una de las regiones principales del hermoso valle de Swat, un articulista del Express Tribune describe [6] cómo las riadas han destruido más de 10,000 casas en Nowshera Kalan y más de  5,000 personas se han trasladado al pueblo y a sus aledaños.

Imágenes de satélite proporcionadas por el usuario de Flickr DigitalGlob-Imagery [7], utilizadas bajo los términos de Creative Commons license BY-NC-ND [8]
[9]

Pir Sabdaq el 17 de abril de 2010

[10]

Pir Sabdaq el 2 de agosto de 2010

Según los últimos informes [11], hay aproximadamente 1,5 millones de damnificados en lo que han sido las peores inundaciones de los últimos 80 años. El total de muertes asciende a la terrible cifra de 1100 y una enorme multitud se encuentra en lugares rodeados de agua sin posibilidades de ser rescatados ni acceso a la ayuda de emergencia. Lo peor es la falta de hospitales donde atender a los damnificados. Las condiciones sanitarias se deterioran rápidamente a causa de los virulentos brotes de enfermedades como el cólera y la gastroenteritis. Varios equipos médicos han llegado por helicóptero a las áreas aisladas de Swat [12].

La blogosfera pakistaní está comentando activamente las noticias sobre las inundaciones. Los blogueros no solo expresan su solidaridad y preocupación por los damnificados, sino que también piden una respuesta más directa y eficaz por parte del Gobierno. Sin embargo, los medios tradicionales y los blogs se ocuparon más del accidente de avión en Islamabad [13] que de las aguas desbocadas, una tendencia que Ahsan Butt ha criticado justamente en su blog [14]:

“Encuentro fascinante el contraste entre las reacciones al accidente aéreo que sucedió ayer y a las inundaciones en Khyber Pakhtunkhwa. Cuando se estrelló el avión, apareció la noticia en todos los noticieros y periódicos, ocupando todo el espacio posible. Pero las inundaciones son igualmente graves, si no más. A pesar de ello no han generado el mismo nivel de interés por parte de nuestra prensa y blogosfera/Twitterverso.

También cita varias fuentes que ilustran su argumento de que la clase social de las víctimas de las dos calamidades ha influido directamente en la atención de la prensa en cada caso:

“Volviendo al tema del mensaje, opino que la clase social realmente importa aquí. La clase de personas que viajan en un vuelo de Air Blue, en términos socio-económicos, es muy diferente de las de aquellas que pierden su familia en una inundación en Khyber Pakhtunkhwa. Lo lamento, pero esa es la verdad y quien diga lo contrario está siendo simple.”

Otros, más preocupados por ayudar a los damnificados, han estado publicando en Facebook, Twitter y blogs, listas de agencias de ayuda humanitaria para que la gente envíe donaciones. Algunos ejemplos son la página de ‘Flood Relief’ [15] del blog Secular Pakistan y “Enlaces para enviar donaciones y suministros de emergencia [16]” de Beena Sarwar. Otro importante blog pakistaní, LUBP (Let us Build Pakistan [Construyamos Pakistán]), ha dado un paso adelante [17] recogiendo directamente donaciones y llevando suministros de emergencia a las áreas afectadas.

En conjunto la respuesta de la blogosfera de Pakistán a las inundaciones debe calificarse de tibia, ya que aunque ha habido buenas iniciativas por parte de algunos blogueros activos, buen número de ellos no le dedicaron más que unas cuantas líneas. Esta circunstancia puede atribuirse al hecho de que prácticamente la totalidad de la comunidad de blogueros de Pakistán se encuentra en áreas que aún están a salvo de inundaciones y se encuentran alejadas de las víctimas. Aunque esto puede reflejar la insensibilidad de los blogueros, también afirma la necesidad de revisar nuestro concepto del blog activista, si queremos evitar que siga los pasos del periodismo sensacionalista, donde sólo se presentan las noticias que venden.