¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Malawi: Ingenieras descalzas ganan el Premio al Mejor proyecto de Electrificación de África

En Malawi, el uso de lámparas de parafina es muy común. Sin embargo, debido al precio del aceite de parafina, la utilización de estas lámparas se limita a las tareas más importantes, lo cual obliga a algunos alumnos a dejar de estudiar y a hacer los deberes por la noche. Pero el proyecto solar que ha electrificado a la aldea de Chimonjo en el distrito central malauí de Salima ha aportado una nueva dimensión a las vidas de sus habitantes.

El bloguero malauí residente en Japón Clement Nthambazale escribe acerca del Proyecto de Ingenieras Solares que ha ganado el mayor de los Premios de Electrificación Rural de África. Estos se consideran con razón los premios de energía y electricidad más importantes de África.

Children enjoying Solar generated light

Niños malauís disfrutando de la electricidad generada por el sol en Salima

En su reseña, Nthambazale esboza las ventajas del proyecto solar que ha electrificado la aldea de Chimonjo en el distrito central de Salima :

La instalación de electricidad solar en estos hogares ha contribuido considerablemente a mejorar las vidas de la gente. Para la mayoría de las familias, el día ya no termina con el crepúsculo. Al igual que todos los que tenemos el privilegio de la electricidad, ahora pueden elegir. Los escolares pueden estudiar y hacer sus deberes por la noche si es necesario.

La electricidad solar ha permitido a estas familias ahorrarse el dinero que antes gastaban en otros tipos de combustible, como parafina o candelas, y utilizarlo para otras necesidades básicas.

Según Nthambazale, todo el pueblo está muy contento ya que este Proyecto Solar también permitirá que las mujeres se conviertan en “una fuente de inspiración para muchas jóvenes malauís que están empezando a dedicarse a profesiones tradicionalmente ejercidas por los hombres”.

La Sra. Medina de la aldea de Chimonjo aceptó el premio en nombre de las ingenieras rurales malauís en el Hotel Sandton de Sudáfrica.

Lo más interesante de estas mujeres es que a pesar de ser semianalfabetas hicieron una capacitación de seis meses en la India:

El Centro para la Organización y Desarrollo de la Comunidades [CCODE, por sus siglas en inglés] seleccionó a siete mujeres semialfabetizadas de Chimonjo y Chitala en el distrito de Salima, Kaphuka en el distrito de Dedza y Makunganya en el distrito de Zomba, y las envió al Barefoot College en la India, donde se capacitaron como “ingenieras solares” durante seis meses. Aprendieron lo necesario para construir, fabricar y reparar aparatos solares de iluminación casera en sus pueblos.

Estos son algunos comentarios interesantes que escribieron sus lectores:

Nicole Price dijo:

Clement, yo siempre digo que el futuro de la humanidad depende completamente de las mujeres. En todos los países en vías de desarrollo, con grupos de autoayuda, han sido las mujeres las que se han adelantado para salir de la pobreza y la miseria. Tu historia es un ejemplo clásico y espero que las otras aldeas también puedan tener lámparas solares muy pronto.

Clement Nyirenda dijo:

Estoy de acuerdo contigo. Me gustaría ver más y más iniciativas para el avance de la mujer.

Glyn dijo:

Muchas gracias por compartir esta historia tan instructiva.
Y gracias al CCODE por ver el talento y la promesa de estas mujeres y lo que representaría su contribución para sus aldeas.

Siku dijo:

Gracias por esta bitácora, Clement. Te enviaré más fotos conforme el proyecto se vaya desarrollando. Como sabes, el mayor reto es el combustible para cocinar, así que ayudaremos a estas aldeas a hacer braseros (mbaula) que ahorren combustible para reducir el tiempo que dedican las mujeres a buscar leña y aumentar la eficiencia del combustible. De nuevo gracias por el reportaje.

Clement Nyirenda dijo:

Estoy deseando ver más noticias y espero que esta pequeña publicidad atraiga a más colaboradores.

Ashley dijo:

Es estupendo ver a mujeres en todo el mundo participando en estos retos, especialmente porque ellas mismas ayudan con la instalación y las reparaciones técnicas. ¡Bien hecho!

William Hayes dijo:

Tengo algunas preguntas:
1. Estos paneles solares son caros. ¿Quién los paga?
2. ¿Y qué hay de los molinos de viento? ¿Alguien ha hecho un estudio para determinar si la energía solar es más conveniente que la eólica?

Jenny dijo:

Con respecto al comentario de William, no creo que la energía eólica sea más ventajosa en esas aldeas porque en África tienen más de diez horas diarias de sol y calor.

Las mujeres mencionadas han hecho un gran trabajo ayudándose a sí mismas y a sus aldeas. Sólo puedo esperar que más personas puedan aprender las habilidades necesarias para mejorar sus propias vidas.

William Hayes dijo:

Sí Jenny, estoy de acuerdo contigo.
Pregunté por los molinos porque se le ha hecho mucha publicidad a William Kamkwamba y su molino. Su historia y sus éxitos son, hasta ahora, eminentemente personales, mientras que, como tú dices, las historias de estas mujeres son más amplias, afectan a varias aldeas.
Sin embargo William Kamkwamba se lleva la mayor parte de la publicidad (en la edición de hoy del Nyasa Times lo llaman el “genio” de Malaui) y ¿qué es lo que consiguen estas mujeres…?
Sigo preguntándome quién paga los paneles solares. Mi hijo, que es electricista, dice que no son nada baratos (!).

sunu mariam dijo:

Me alegra mucho ver estas actividades para otorgar poder a las mujeres. Espero que haya muchas más como esta… “Kudos” para todos los que la hicieron posible…

Jenny dijo:

@ William Hayes,

Sí, he oído hablar del “chico que domó al viento”… Es un ejemplo de alguien que se ayudó a sí mismo, igual que estas mujeres. No veo ninguna diferencia importante entre sus logros y los de estas mujeres, excepto que alguien escribió un libro sobre él. Quiero decir que hizo un gran trabajo para su edad (la misma que yo). Pero estas mujeres también merecen algo de publicidad.

Acerca de los paneles solares, yo realmente no sé, quizás es más lucrativo para los pueblos tener un panel solar conectado a cada casa. Si cada pueblo tuviera un solo molino de viento, menos mujeres hubieran tenido la oportunidad de aprender una habilidad. O si el molino de viento se viniera abajo, el pueblo entero se vería afectado. Hay un montón de factores a ser considerados.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.