¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Eslovaquia: No hay dinero para Grecia

En 2006, tras ocho años de reformas, de reducción de la deuda estatal y de déficit en el gobierno con el fin de cumplir con los criterios de Maastricht, los votantes eslovacos decidieron que era el momento adecuado para darse un respiro. Sin embargo, el nuevo presidente, Robert Ficocambió su postura pre-electoral presionado por las empresas y mantuvo el déficit por debajo del 3 % del PIB, y en enero de 2009 Eslovaquia entró en la Eurozona.

Pero desde ese momento, como en otros muchos países de la zona euro en esa época y anteriormente, Fico dejó de tener miedo de aumentar el gasto del gobierno sin incrementar sus ingresos, lo que elevó el déficit hasta el 8 % en 2009. Es comprensible que en el caso de una economía pequeña, especialmente aquella atada a la economía alemana, este fuera el resultado de una situación general en el mundo. Aun así, los oponentes de Fico tendían a recordar las palabras que pronunció en 2008: “La crisis no va a dar lecciones a Eslovaquia”.

Entonces comenzaron a aparecer las noticias sobre los problemas de Grecia y su elevada deuda externa, comprada en su gran mayoría por los bancos alemanes y franceses. En un periódico checo se publicó una entrevista muy popular con Stefanos Manos, en la que se describía la alarmante situación del sector público griego: salarios elevados combinados con trabajos de por vida, pensiones cercanas al nivel del salario base, sobre-empleo en empresas estatales. Y más tarde también llegaron los informes sobre el continuo gasto militar de Grecia.

El retrato poco favorecedor de Grecia que apareció en los medios de comunicación eslovacos no evitó que Maximos Dragounis, un bloguero de origen griego que vive en Eslovaquia, describiera la historia de la deuda griega en estos términos: “[Constantinos Caramanlís] […] Una vez empezado el proceso de endeudamiento de Grecia […] se abrían fábricas y empresas que Grecia no necesitaba”.

En el momento en el que se celebraron las elecciones de Eslovaquia en 2010, eran habituales las comparaciones entre las medidas de Fico y las establecidas en Grecia (p.ej. las promesas de que los pensionistas cobrarían 13 sueldos). Tal y como se esperaba, la oposición pedía al gobierno que actuara de manera responsable, pero ya antes de las elecciones existía un déficit notable.

Tras el encuentro europeo, el presidente propuso un plan para ayudar financieramente a Grecia mediante el incremento del déficit eslovaco en otro 1,4 % del PIB. La oposición fue muy crítica con la denominada solidaridad hacia Grecia contra la que argumentaban que se trataba de un acto irresponsable. Por este motivo, antes de las elecciones parlamentarias, momento en el que el bloque del presidente tenía la mayoría absoluta, no se atrevieron a aprobar una medida tan impopular. De hecho, el partido de Fico tampoco votó a favor de ella tras las elecciones. El recién creado gobierno mantuvo la línea establecida desde su periodo en la oposición y prometió disminuir en pocos años el déficit a un nivel inferior al 3 % del PIB. Además, denegó un préstamo a Grecia.

Eslovaquia se vio presionada por el Banco Central Europeo (BCE) debido a su negativa “a participar en el rescate financiero griego”. Según la agencia Reuters, el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, declaró que el BCE no prestaría apoyo a “futuros aspirantes a formar parte de la eurozona si existe el riesgo de que actúen de manera similar”.

Un comentario recientemente publicado en un periódico eslovaco afirmaba que bajo el liderazgo de Trichet el BCE estaba comprando bonos griegos para ayudar a los bancos franceses que se habían aventurado a invertir en territorio heleno. La canciller alemana, Angela Merkel, también cambió presuntamente su postura negativa acerca de la concesión de un préstamo a Grecia por el mismo motivo. Además, el Informe Anual del BCE de 2008, publicado en abril de 2009, no contiene ningún indicador alarmante del inminente colapso de la economía griega.

Una versión en eslovaco del informe de Reuters generó más de 1 400 comentarios, la mayoría de este tipo:

Binky:

I have a great idea. Let's increase Slovak wages, pensions, benefits, simply everything … borrow from the French and German banks and then say that we don't have the funds to repay the debt. And everyone will help us, and our life quality standard will grow by at least about 200%.

Element:

So now it is only Slovakia that is responsible for the problems, while such countries as Greece, Portugal, Spain and Italy are in fact innocent victims?

Ľubomír Pastorek:

… and I'd like to know whether Mr. Trichet would accept a country like Greece?

Timmy_A:

It would be better if he [Trichet] looked into the mirror. What was he doing for ten years that he was not able to find how the Greeks were manipulating the accounting? And what sanctions would be imposed on countries (nearly all in the Eurozone) when their deficits exceed 3 percent? People like him had to be fired from the ECB a long time ago.

GeoRW:

Trichet should better worry about his own chair.

almoska:

I have a suggestion for Mr. Trichet: let him live off 600-700 Euro per month, and the rest of his income he could give to the Greeks.

ithilis_quo:

So if I want to stay in the Eurozone, I would have to move to Greece because Slovakia has destroyed it.

Fero s dlhym…. menom…:

I do not understand… why didn't he speak [as harshly] about Greece?

kornel2:

He does not understand that we will not rescue the German investments in Greece. […]

markus:

By no means is it about the German banks – in Greece they only have 30 billion. It is about Italy, Spain, Ireland and other countries, which would be bankrupted by the fall of Greece and the subsequent fall of the Euro.

Binky:

Tengo una gran idea. Aumentemos los salarios, las pensiones, las prestaciones, todo… Pidamos prestado a los bancos franceses y alemanes y después respondamos que no tenemos fondos para reembolsar la deuda. Así todos los países nos ayudarán y nuestra calidad de vida mejorará al menos en un 200 %.

Element:

Ahora parece que Eslovaquia es la única responsable de todos los problemas. ¿Y qué hay de países como Grecia, Portugal, España o Italia? ¿Son realmente víctimas inocentes?

Ľubomír Pastorek:

[…] la verdad es que me gustaría saber si el señor Trichet aceptaría a un país como Grecia.

Timmy_A:

Sería mejor que se mirara al espejo. ¿Qué ha estado haciendo durante estos diez años que no ha sido capaz de descubrir cómo los griegos estaban manipulando sus cuentas? ¿Y qué sanciones se impondrán a los países (prácticamente todos dentro de la eurozona) cuando su déficit exceda el 3 por ciento? Individuos como este deberían estar fuera del BCE hace ya mucho tiempo.

GeoRW:

Trichet debería preocuparse más de su situación en el cargo.

almoska:

Tengo una sugerencia para el señor Trichet: que viva con 600-700 euros mensuales y que dé el resto a los griegos.

ithilis_quo:

O sea que si me quiero quedar en la eurozona me tendré que mudar a Grecia, porque visto lo visto Eslovaquia la ha destruido.

Fero s dlhym…. menom…:

No entiendo […] por qué no habló [con tanta dureza] de Grecia

kornel2:

No comprende que no tenemos intención de rescatar las inversiones alemanas en Grecia. […]

markus:

No, no tiene nada que ver con los bancos alemanes: en Grecia sólo tienen depositados 30 000 millones de euros. Parece ser que todo gira en torno a Italia, España, Irlanda y otros países, que acabarán en la bancarrota debido al hundimiento de Grecia y al consecuente desplome del euro.

La opinión más generalizada según un artículo checo es:

Roman Mrózek, Bohumín:

A poor country must run into debt to help a richer country?

Roman Mrózek, Bohumín:

¿Tiene que incurrir un país pobre en deudas para ayudar a otro más rico?

Para concluir, una entrada de blog publicada por Lukáš Buček que lleva por título “Eslovaquia, fuera de la eurozona”:

Yesterday we were entertained or outraged by Jean-Claude Trichet, chief of the European Central Bank. He said that if ECB had known that we would act this way, they wouldn't have accepted us to the Eurozone.

Let's have a closer look. Euro stays on three pillars:

1. Adherence to the [Stability and Growth Pact]
2. ECB is not buying state bonds of Eurozone members
3. No bailout clause, which means prohibition of saving member-countries by interstate loan.

We are criticized by France and Germany. Both countries have already violated the Stability and Growth Pact, which they were not able to adhere to; specifically, they had problems with the 3% public deficit. Greece officially fulfilled the criteria for entering the Eurozone on June 19, 2000, but today we already know that this hadn't happened actually.

We are criticized by Jean-Claude Trichet. He, as the chief of ECB, is responsible for the fact that ECB has violated the second pillar by buying Greek bonds.

We are criticized by the rest of the Eurozone, but we are the only member-state that hasn't violated the “no bailout” clause. Is it normal that they criticize us for not breaking the rules?

And what do we have to pay for? The Greeks have had absurd arms expenditures in peace time, the 2009 budget of the Greek Ministry of Defense was 6.582 billion Euro, for this year they have lowered it to 5.73 billion. [OECD] countries spend the average of 7.2% of GDP pensions, Greeks spend 11.5%. We are giving to it 6.2% of GDP only.

What's interesting is that I can't find anywhere any acknowledgment by the EU, Eurozone or ECB of their regrets for having accepted Greece…

Ayer nos entretuvimos o más bien nos indignamos con Jean-Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo. Declaró que si el BCE hubiera sabido que íbamos a actuar de esta manera, no nos habrían aceptado en la eurozona.

Analicemos sus palabras más de cerca. El euro se sostiene sobre tres pilares:

1. Cumplimiento del [Pacto de estabilidad y crecimiento]
2. El BCE no adquiere bonos de países miembros de la eurozona
3. Cláusula de no rescate, que prohíbe rescatar a los países miembros a través de préstamos interestatales.

Francia y Alemania nos critican. Ambos países ya han infringido el Pacto de estabilidad y crecimiento, y que no habrían cumplido. Para ser más concretos, han tenido problemas con la norma referente al 3 % de déficit. Grecia cumplió oficialmente los criterios para entrar en la eurozona el 19 de junio de 2000, pero hoy sabemos que en realidad eso nunca llegó a pasar.

Jean-Claude Trichet nos ha criticado. Él, como presidente del BCE, es responsable de que el BCE haya violado el segundo pilar mediante la compra de bonos griegos.

El resto de la eurozona nos ha criticado, pero somos el único estado miembro que no ha quebrantado la cláusula de “no rescate”. ¿Es lógico que nos critiquen por no romper las reglas?

Entonces, ¿por qué tenemos que pagar? Los griegos han malgastado una cantidad absurda de dinero en armas en tiempos de paz. El presupuesto del Ministerio griego de Defensa en 2009 fue de 6 582 millones de euros, mientras que el de este año se ha reducido a 5 730 millones. Los países de la [OCDE] gastan una media del 7,2 % del PIB en pensiones, Grecia un 11,5 %. Mientras tanto, nosotros sólo destinamos un 6,2 % del PIB.

Lo más interesante de todo es que aún no he encontrado ninguna disculpa por parte de la UE, la eurozona o el BCE por haber aceptado a Grecia…

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.