Los primeros artículos del proyecto Explorando Tabúes

El proyecto “Exploring Taboos” (Explorando Tabúes) [eng] llevado a cabo por el equipo de Nazra finalmente ha comenzado con talleres, a los que asistieron cinco personas: dos mujeres y tres hombres. Fatma Emam [eng], una de las coordinadoras del proyecto, dijo que todos los asistentes estaban en promedio en sus 20 años. Ella prosiguió diciendo [eng] que el primer día de la capacitación se centró en el video periodismo y técnicas de producción de contenido visual; el segundo día fue sobre la teoría de la sexualidad y sus manifestaciones en la sociedad egipcia y el tercer día fue sobre medios sociales y cómo usarlos para debatir estos temas.

Fatma nos mostró [eng] algunos de los posts de los asistentes y añadió que esto es sólo el comienzo -ya que los organizadores del proyecto esperan que lleguen más artículos.

rebelde con causa [640x480]

El primer resultado del taller fue una entrada de blog escrita en inglés por “Rebel” titulada “La educación sexual decae en Egipto” [eng]. El post comienza explicando por qué la educación sexual se convirtió en una necesidad de la sociedad egipcia:

La charla sobre la sexualidad casi nunca surge en Egipto. Incluso cuando un artículo o un discurso viene dado por un intelectual ilustrado, olas de rechazo y censura por lo general le suceden. Hablar de la sexualidad por lo general suscita acusaciones de propagar el vicio y alentar la promiscuidad. En consecuencia, el debate sobre la educación sexual aquí es claramente insuficiente y deficiente, igual que el proceso de la educación sexual en sí.

[…]

La educación pública pasa por alto la información sexual, a excepción de una clase sobre la reproducción humana en la escuela preparatoria y alguna información sesgada sobre las infecciones de transmisión sexual. Una gran cantidad de jóvenes recuerdan esa incómoda clase de ciencia donde el profesor estaba demasiado avergonzado para transmitir con eficacia las lecciones útiles sobre la sexualidad, o se saltan la clase en conjunto.

A continuación él explica el papel de la sociedad civil en dicho proceso, diciendo:

Las organizaciones de la sociedad civil han reconocido la importancia de ofrecer programas de educación sexual a los jóvenes.

[…]

La realidad está, por desgracia, muy lejos de esto. En lugar de proporcionar un enfoque positivo a la sexualidad, es a menudo descrita como un mal deseo que necesita ser controlado. En lugar de promover la tolerancia y la comprensión, no es raro encontrar programas de educación sexual que fomentan las actitudes negativas hacia la sexualidad y el género.

Termina su artículo explicando más a fondo por qué la apertura de esas conversaciones es importante:

La sexualidad está estrechamente asociada con la felicidad de las personas y la productividad. Proporcionar información completa acerca de la sexualidad es un objetivo que debe alcanzarse equitativa y eficazmente para una mejor nación.

Colores verdaderos [640x480]

Otro producto del primer taller fue una entrada de blog en árabe escrita por “Just a human”, titulada “Los hombres también lloran” [ar]. Fatma dijo que ella está feliz con este post, ya que es tan audaz porque viene de un hombre que cuestiona el típico rol de género asignado a los hombres, e incluso eleva el dilema de la homosexualidad de una manera muy franca. Ella también está contenta de que esté escrito en árabe, para romper el miedo al estigma social.

El post se inicia con estas palabras:

Desde mi niñez, tengo un verdadero problema con la palabra “macho”, que luego fue sustituida por la palabra “hombre” cuando me hice mayor. No imagino que haya entendido alguna vez esta palabra, o las normas que implica. No recuerdo un día en el que haya armonizado con la sociedad en la que he estado viviendo con sus miembros con sensación de extrañeza, por nada excepto que no respeto su masculinidad.

El post arroja luz sobre varios aspectos de cómo “Just human” siente esta extrañeza en la sociedad, donde el clímax comienza cuando habla de llorar en una sociedad oriental:

Desde que era niño, fui criado para creer que los hombres nunca lloran. Y si un hombre llora, entonces se convierte en una “mujer” -perdiendo el honor de ser un hombre. Lo extraño es que tengo la habilidad de llorar. Lloré muchas veces. Lloré cuando Jack murió en el Titanic. Lloré cuando murió Hani Salaa en Enta Omry (película egipcia). Y lloré cuando murió Jack Twist en Brokeback Mountain.

Yo también lloré cuando mi amigo murió hace unos años. Sí, he cometido este crimen del llanto -y sentí lágrimas fluyendo de mis ojos sobre mi rostro, y luego mi ropa. Las toqué y vi a través de ellas mi humanidad, sin temor ni vergüenza.

A continuación, trata de definir la forma en que la masculinidad se refiere, desde su propia perspectiva y de acuerdo con su experiencia:

La verdad es que no pude encontrar una definición adecuada de masculinidad distinta de la clasificación biológica, que no me gusta de todos modos. Y la verdad es también que encontrar una definición del significado de masculinidad ya no es más una preocupación. Porque sé que en cualquier momento, la definición que conseguiré será incapaz de concordar con la definición de la sociedad. Y tal vez por eso prefiero el título “Ser humano”. Me resulta más íntimo y más cercano a mi corazón -ya que al final me protege de todo lo que perturba mi pertenencia a este título. Por lo tanto, nada me preocupa ahora salvo cómo ser sólo un ser humano.

2 comentarios

Únete a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.