¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Armenia-Azerbaiyán: BBC Azerí los diarios en Facebook III

bbc_azeriComo parte de la Temporada de Superpoder de la BBC [eng], el servicio azerí de esta cadena [eng] pidió al editor de Global Voices Online para el Cáucaso que aportara su propia reflexión sobre el poder de internet. En una región atascada en un amargo punto muerto sobre el disputado territorio de Nagorno Karabaj, en la sección azerí de la BBC estaban especialmente interesados en cómo los nuevos medios y los medios sociales podrían conseguir acercar a los dos bandos en guerra.

A continuación se reproduce la tercera y última parte de la serie, publicada originalmente en azerbaiyano, traducida o usando los textos originales en inglés. Las dos primeras partes se publicaron en Global Voices Online aquí y aquí.

La Temporada de Superpoder de la BBC es en marzo. En estos programas analizamos el poder de internet y la manera en que afecta las vidas de las personas.

Internet ha traído grandes cambios a nuestras vidas, desde las relaciones personales a los contactos de negocios. Los nuevos medios han abierto nuevas puertas no solo para los periodistas. También ha inspirado a una audiencia y a una sociedad civil en el camino del pensamiento libre y del activismo social.

El amplio uso de los medios sociales ha cambiado los valores culturales y políticos en todo el mundo. La gente está dispuesta a comunicarse, participar y compartir sus pensamientos.

Este nuevo proyecto en línea elaborado por el Servicio Azerí de la BBC como parte de esta temporada sobre internet lleva el nombre de Diarios de Facebook.

Los participantes de este proyecto seguirán día a día los sitios web de medios sociales como Facebook y Twitter y compartirán sus observaciones con los lectores de este sitio.

La primera parte de Diarios de Facebook se titula Los medios sociales y la resolución de conflictos.

Como observación, el objetivo principal de usar Facebook son las oportunidades ofrecidas a los usuarios así como las posibilidades de utilizarlo como una plataforma de análisis y resolución de problemas políticos.

¿Qué oportunidades ofrecen los medios sociales a los pacifistas de Armenia y Azerbaiyán? ¿Pueden los instrumentos mediáticos cambiar la situación actual? ¿Cuáles son los aspectos negativos de los medios sociales a la luz de la utilización por parte de los nacionalistas de los nuevos medios para atacar al “enemigo”?

Los escritores de los diarios, Arzu Qeybullayeva de Azerbaiyán y Onnik Krikorian de Armenia, proveerán respuestas a estas preguntas sobre los medios sociales y la resolución de conflictos.

arzu_bbcArzu Qeybullayeva es analista regional en Bakú, tiene un blog e imparte cursos sobre los medios sociales.

La unión hace la fuerza

Cuando los jóvenes activistas Emin Milli y Adnan Hajizada fueron arrestados el verano pasado, me di cuenta de algo único. Aunque Emin y Adnan eran de Azerbaiyán, se produjo una amplia red de apoyo a su alrededor incluso en Armenia. Ya antes que se informara sobre su arresto en los medios tradicionales, muchos blogueros en Armenia y Azerbaiyán estaban publicando actualizaciones constantes en relación con el incidente y actualizando sus estados en Twitter y Facebook. Era una sensación increíble ver cómo completos extraños hacían preguntas, publicaban actualizaciones y ofrecían apoyo moral desde el otro lado de la frontera y a través de las redes sociales.

Tuve la suerte de ver la pasión (y la pena) en los ojos de los jóvenes armenios al hablar de este incidente durante un curso. Compartían nuestra frustración y desilusión, y eran sinceros.

Y así es como somos: “nosotros” azerbaiyanos y “ellos” armenios, pero en esencia somos todos lo mismo. Escuchamos la misma música pop o indie, vemos los mismos videos, compartimos la misma experiencia de estudiar en el extranjero y las esperanzas de un futuro mejor.

Recuerdo que al hablar con mi primer amigo armenio a quien conocí durante un año de intercambio en los EE UU descubrimos que nos gustaba la misma música, los mismos grupos, y leíamos libros parecidos. Mi siguiente encuentro fue varios años después durante mis estudios de posgrado, cuando de nuevo descubrimos que teníamos muchas cosas en común.

Años después, tuve incluso oportunidad de trabajar con un periodista armenio, Onnik, y una vez más compartíamos un valor muy importante, romper los estereotipos a través de los nuevos medios sociales como blogs, Facebook y Twitter.


onnik_bbcOnnik Krikorian es el editor regional de Global Voices Online en el Cáucaso así como periodista independiente y fotoperiodista basado en Ereván, Armenia.

Reflexiones

Una amiga de Bakú de visita en Tiflis me llamó anoche. Era extraño sobre todo porque normalmente hablo con ella por Skype. Era una realidad que tampoco se le escapó a ella. “Un día”, me dijo, “espero poder llamarte desde mi casa”. De hecho, resultaba raro. Sí, era su voz, pero también de alguna manera era diferente hablar con ella, como la mayoría de la gente, por teléfono.

Skype es un instrumento estupendo que ha abierto muchas posibilidades, pero sigue siendo una manera de burlar las restricciones de comunicación y no de erradicarlas de una vez por todas. Lo mismo puede decirse de Facebook, Twitter y los blogs. Es verdad que sin ellos no podría mantenerme en contacto con mucha gente en Azerbaiyán, pero tampoco es lo mismo que ese toque personal.

Por supuesto, esto también sucede cuando es posible, pero hoy oí otra historia de una amiga armenia en Ereván. Ella también se mantiene en contacto con personas en Azerbaiyán, se encuentra con ellos cuando surge la oportunidad y tiene un novio en Bakú. Sin embargo, las noticias vuelan y recientemente se han formulado preguntas en círculos semioficiales locales.

No el Gobierno, sino aquellos que tienen los suficientes prejuicios e intolerancia para trastocarle la vida si de verdad quisieran hacerlo. Por tanto no es sorprendente que esté preocupada, aunque no debería estarlo.

No existe ninguna ley que prohíba a los ciudadanos de Armenia mantener contacto con los de Azerbaiyán, y de todas formas técnicamente nunca se declaró la guerra entre los dos países. Además, en la mayoría de las democracias, gran parte de la sociedad entiende que son los gobiernos los que declaran las guerras y no la gente, que a veces no son más que carne de cañón y a menudo simplemente un medio para conseguir sus fines.

En cierto modo, esta es la razón por la que ha habido tanta propaganda negativa difundida a través de canales oficiales así como de los medios locales. Las fuerzas políticas de todos los colores en ambos países pueden manipular a la gente fácilmente de este modo. Por supuesto, tampoco está exento de riesgos.

De hecho, muchas personas que no solo han utilizado al máximo sitios como Facebook, sino que se han vuelto demasiado confiadas, deben tomarse mucho más seriamente algunos temas como la privacidad en línea y la seguridad personal. Si dejas que cualquiera vea tu página en Facebook te estás exponiendo no solo a ti mismo, sino a muchos otros, a ojos inquisitivos.

Es por esto que yo tengo muchísimo cuidado con mi página, aunque tengo a más de 600 personas allí. Pero se me ocurrió otra cosa cuando buscaba ideas para el artículo final de hoy. No solo hay armenios y azerbaiyanos que interactúan abiertamente en Facebook, sino que algunos están haciendo lo mismo en las páginas de otros en el “lado opuesto”.

Sin ninguna hostilidad ni “guerras de insultos”, debo decir que no había mucho sobre lo que informar. Más bien era como si toda la región estuviera en paz consigo misma.

Por supuesto, no lo está, y la realidad está lejos del ideal de mi “Cáucaso virtual” personal. Además, todos conocemos los riesgos, pero hemos elegido ignorarlos. Para que se produzca un cambio positivo y emerja una atmósfera auténtica de coexistencia pacífica, primero debe empezar por la gente. Y en este sentido creo verdaderamente que los medios sociales pueden ayudar.

En verdad, parece ser que lo imposible ya ha ocurrido, y es gracias a estos nuevos instrumentos más bien que a los medios, a gran parte de la sociedad civil, o a los gobiernos.

De hecho, incluso esta serie para la BBC Azerí es el resultado de los medios sociales y es también la razón por la cual estoy en Ereván esperando encontrarme el mes próximo en Tiflis con muchos amigos de Azerbaiyán, Georgia y otras partes. De repente, el Cáucaso se ha transformado en algo mucho más rico y diverso. Y lo que es más importante, hay esperanza.

Es lo que Arzu y yo, y también otros amigos y colegas en Armenia, Azerbaiyán y Georgia, hemos estado intentando conseguir todo este año. Y es por esto que pienso que sería adecuado terminar esta serie con los enlaces a los sitios que muestran estos logros. Así pues, si quiere ver el potencial de los nuevos medios y las redes sociales para vencer los estereotipos negativos y acercar a la gente, ¿por qué no visita estos sitios?

http://oneworld.am/diversity/
http://frontlineclub.com/blogs/onnikkrikorian/
http://cau.blogs.tol.org/category/diversity-project/
https://globalvoicesonline.org/-/world/central-asia-caucasus/
http://www.tol.org/client/special-report/21197-special-report-common-ground-in-the-caucasus.html

Por cierto, aunque la mayor parte de este material está en inglés, una parte está en azerbaiyano, de nuevo gracias a los medios sociales. Aunque hemos hablado de unos cuantos instrumentos, existen muchos otros, algunos de los cuales permiten la traducción colaborativa. De hecho, parte de este material fue traducido por voluntarios a muchos idiomas; una de estas voluntarias fue mi sevgili en Bakú.

¡Oh!, ¿no lo mencioné? Nos conocimos a través de Facebook.

El texto original en azerbaiyano está disponible en el sitio de la BBC Azerí. Nuestro agradecimiento a Konul Khalilova por permitirnos publicar una versión en inglés. La colaboración principal entre la BBC y Global Voices Online para la Temporada de Superpoder puede verse aquí.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.