¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Macedonia: Partidos políticos obsesionados con los ‘Me gusta’ del Facebook, creador de mitos

La política, como un tema candente, se expande a Facebook, anota [MKD] Viktor Arsovski de IT.com.mk, informando que los principales partidos comenzaron a preocuparse por cuantos “Me gusta” obtienen después de darse cuenta que muchos de los ciudadanos utilizan este servicio:

“Hoy celebramos un pequeño aniversario,” declaró el [SDSM] en un texto [MKD] sobre como el perfil de Facebook [del presidente del partido Branko Crvenkovski] ganó 25,000 fans.

Varias horas después, el [VMRO-DPMNE] tuiteó un enlace al perfil de Facebook de [presidente del partido y actual Primer Ministro Nikola Gruevski, quien actualmente tiene un par de miles de fans más.]

[…]

“¿Pero ahora qué?” preguntó Jane Gjorgjioski – Ribaro en su muro de Facebook.

“Sería comprensible si ellos se comunicaran directamente con sus fanáticos, pero sería una total tonteria no ofrecer interacción en absoluto sobre el medio social y jactarse al respecto!” dijo.

A pesar que las redes sociales ofrecen oportunidades para una comunicación creativa e interacción, los partidos de Macedonia no usan ese potencial. Similar al mundo desconectado, ni el SDSM, ni el VMRO están involucrados en ningún tipo de conexión con sus fans en sus “preciados” perfiles de Facebook. Sin comunicación estas páginas se convierten solamente en lugares para que los fans expresen su amor hacia los líderes políticos.

Además de la falta de interés en la participación cívica, el blogger Roberto Belicanec escribe [MKD] sobre la falta de sustancia de la participación política. En vez de una ideología consistente y resolver temas particulares…

…El mito de la Edad de Oro sacude Macedonia y domina completamente su escena política. La empobrecida nación, totalmente perdida en el mundo contemporáneo y totalmente incapaz de enfrentar la realidad, atrapada en el escapismo… perpetua una mortal guerra política [civil] a través del mito de la Edad de Oro y el retorno del rey.

El mito de la Edad de Oro es común a casi todas las comunidades humanas. Es un periodo cuando nosotros eramos fuertes, sin defectos, y la vida era hermosa y pacífica. Esos días de gloria y poder sirven como una fuente de fortaleza para sobrellevar la caida. La clave de la construcción de éste mito es que después de la Edad de Oro viene la inevitable caída, el destierro del paraíso (tal como el mito de la Edad de Oro de Adan y Eva) debido a un error de los ancestros o una fuerza del mal (personificada por la Víbora en el ejemplo anterior). Tiempos difíciles siguen a la caída, hasta que la restauración llega con el retorno del rey (el héroe, el campeón, etc.). El rey retorna, derrota al mal, y establece el orden (por ejemplo, la Segunda venida de Cristo). Odiseo quien echó a los pretendientes de su esposa de su propia casa y reestableció la paz es también un ejemplo de un prototipo de rey.

Durante la subsecuente discusión (122 comentarios hasta ahora), el blogger Dzhaman recordó a los lectores que él, también se refirió una vez [MKD] al mito del héroe durmiente, común en el norte europeo, notando que el Primer Ministro Ruso Vladimir Putin saca provecho de los mismos patrones y es a su vez a menudo mencionado en Macedonia como un ejemplo a seguir.

Continuó Belicanec:

Al momento, ésta narrativa es la única fuerza mecánica en la política de Macedonia. La lucha es amarga porque una mitad clama que la mítica Edad de Oro fue el tiempo de Alejandro El Grande, ubicando al mito en los tiempos antiguos mientras la otra mitad murmura que la Edad de Oro fue Yugoslavia, con [Tito] en el papel de rey muerto. [más al respecto, en éste post de GV.]

Este enfrentamiento es fundamentalmente disgregador y completamente innecesario. Incapaz de producir una nueva narrativa hacia el presente y futuro, [las dos opciones mayores] generan derivados políticos como extensiones de estos dos mitos. El SDSM presenta el acceso a la [UE] como un tipo de retorno a  Yugoslavia. Estos fracasos, como sus competidores reconocen las analogías del argumento que nuestro camino a la UE tiene una base “economica”, o provee  “seguridad e integración,” i.e. evitando el Armagedón. Es la psicología de un niño perdido quien busca a sus padres por alimento y calor. El SDSM no mira a Europa y la OTAN desde el aspecto político del interés nacional, como una oportunidad para terminar los conflictos de identidad y tomar parte en la creación de una política para influenciar tanto el futuro de Macedonia y al continente entero.

Por otro lado, el VMRO está enmarañado con imaginar la restauración de la Edad de Oro y ha reducido las políticas al fetichismo. [Skopje 2014] representa una batalla con la historia y la reinvención de la identidad contemporánea al establecer una historia contemporánea que nunca pasó. Estos burlesques [barroco]  son de hecho la herencia de la cultura de Macedonia que habría sido hecha si Alejandro no hubiera muerto prematuramente en Babilonia, o si el Rey Perseo no hubiera sufrido la derrota en batalla con los [Romanos antiguos]. Skopje 2014 es una fantasma de la historia de Macedonia basada en el principio de que-hubiera-sido-si… […]

En esencia, estas dos son tonterias peligrosas que redireccionan la energía de la nación hacia una nostalgia por un paraíso perdido y su reconstrucción, en vez de crear una sociedad contemporánea capaz de responder a los retos de hoy.

Y nosotros las personas permanecemos atadas por ésta mitología, incapaces de espantar a aquellos que esparcen la niebla, para que finalmente podamos descubrir el calendario y comenzar a vivir hoy.

Fuente de miniatura: ilustración “Facebook duel” por IT.com.mk.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.