¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Chile: Natividad Llanquileo, la voz de la huelga de hambre mapuche

En septiembre, su nombre hizo explosión en la red: Natividad Llanquileo, la vocera de los presos mapuches en la cárcel El Manzano, de Concepción. Tiene 26 años y es estudiante de derecho. Ukhamawa la retrata:

Hasta antes de asumir como vocera, Natividad sufría de pánico escénico. Y hoy son pocos los que creen que se ruborizaba cada vez que tenía que hablar en público o daba una prueba oral en su carrera, la que congelara a causa de la huelga de hambre. ‘Pero de un día para otro se me acabó la timidez’, confiesa. Esto, luego de que se vio enfrentada a participar en foros, vociferar con megáfono en diversas marchas, dar entrevistas y negociar de igual a igual con ministros y subsecretarios.

Tiene un grupo de seguidoras y seguidores en Facebook, “Yo también admiro a Natividad Llanquileo,” y hace poco abrió su cuenta de Twitter (@NATIVIDADLLANQU), donde agradece a las personas que la siguen e informa sobre la situación mapuche:

Gracias a todos los que han solidarizado con nuestros hermanos, sus familiares y sus comunidades. Natividad Llanquileo.

Apenas asomó en las imágenes de la huelga de hambre mapuche, el ciberespacio no tardó en reaccionar. Medios de distintos países y las redes sociales se conmovieron con la imagen de niña y la voz firme con la que hablaba de la huelga de hambre, de las demandas y de la dignidad mapuche. Una enorme imagen suya aparece en el periódico digital cubano Juventud Rebelde.

Natividad Llanquileo. Fotografía de Miguel Méndez, usuario de flickr Méndez_vision, usada con su permiso.

En medio de la tensión de la huelga, voces como la de Ulises de Laire ‎(@udelairep) comenzaron a aparecer:

si me permiten una frivolidad, que guapa es Natividad Llanquileo, la vocera y hermana de algunos de los chicos mapuches en huelga de hambre.

Felipe Morales (@washingmaquina‎) declara:

Con todo respeto, un proceso tan complejo como el mestizaje puede ser explicado con una sola persona, Natividad Llanquileo. Que guapa!

Natividad Llanquileo tenía dos hermanos presos durante la huelga, Ramón en Concepción y Víctor en Angol. Pero la historia de activismo de su familia es más antigua: su padre, fallecido hace tres años, participó en las movilizaciones indígenas de los años 70, durante el gobierno de Salvador Allende.

Su historia también es de lucha, y refleja la realidad de los miles de jóvenes Mapuche. Luego de terminar la secundaria, Natividad emigró a Santiago para buscar un empleo para juntar dinero. Así la retrata Observatorio Ciudadano:

“Yo creía que Santiago era más bonito y amable de lo que realmente es -recuerda Natividad Llanquileo-. Encontré trabajo como empleada puertas adentro en una casa particular. Cuidaba niños, hacía la comida, el aseo… Una vez a la semana tenía un día libre y me iba a casa de una hermana en Lo Espejo… Me levantaba todos los días a las 6 de la mañana para hacer el desayuno. Y la hora de acostarme nunca se sabía, a veces a las 2 ó 3 de la mañana, cuando los patrones volvían tarde. Es lo que pasa con la mayoría de la nanas”. También le costó aprender el funcionamiento de los aparatos electrodomésticos, adaptarse a los sistemas de transporte público y dominar las tecnologías que encontró en la ciudad.

Imagen de Camilo A. Riffo @camiloriffo usada con su permiso

Los adjetivos en la página de Facebook en su honor, que tienden a la grandilocuencia, la retratan como “luchadora y consecuente,” “hermosa niña e inteligente, coincidencia dificil de encontrar. Es admirable su sentido de lucha y valentía,” “tiene una mirada profunda… en sus ojos se puede reflejar algo especial… inspira fuerza y valor …” En Twitter la tuitera @mxmg dice que Natividad es “admirable.”

Es considerada parte de la “nueva generación mapuche” por Prensa. Chile: asuntos indígenas:

Cuentan que cuando niños cuidaban animales y vivían en rucas. Hoy estudian en la universidad. Admiran a Lautaro y no a Prat. A diferencia de sus padres, aprenden mapudungun y juegan palín. Están organizados y pretenden convertirse en dirigentes. El conocimiento winka es “una herramienta” para sus fines. Porque, definitivamente, no quieren ‘chilenizarse’.

Magnética, hipnotizante: la suma de los adjetivos para Patricio Hidalgo en El Quinto Poder:

A diferencia de casi todos los políticos y opinólogos de nuestra patria, habla preciso, justo, ahorrándose los fuegos de artificio y las citas provocadoras. Hay algo de magnético, de hipnotizante en su fortaleza sencilla, en su tono de voz macerado, en su mirada huidiza. El contraste es notable: la pantalla es saturada por políticos que “denuncian” que los comuneros están comiendo, personas que hacen gárgaras con la “amenaza terrorista”, con la atrocidad de “atentar” contra la propia vida, y la respuesta viene simbolizada por una cara lozana, sencilla, inolvidable,

Desde Youtube figura delgada y fuerte hablando claro respecto al rechazo de las familias de los presos a formar parte de la mesa de diálogo propuesta por el gobierno:

La misma claridad con la que trabajó en la mesa de diálogo, según cuenta en una entrevista:

En una reunión, la primera, al ministro Larroulet lo apunté con el dedo y le dije fuerte: “Usted dijo que nosotros somos terroristas y ahora dice que no. Entonces ¿qué es lo que está pasando?”. En ese sentido, no porque sea ministro hay que tratarlo de otro forma, porque yo soy igual con todos. A quien veo con mucho respeto es al obispo Ezzati. Su rol en este tema ha sido muy importante. Si no hubiese sido por él, tal vez el gobierno hasta ahora no se hubiese sentado a conversar con nosotros. Además, para negociar con el gobierno, debíamos tener un facilitador, que a la vez es un garante, porque si no, no era negociación. Porque ¿quién nos asegura que el gobierno firme o no firme los papeles? Sin garante, una negociación no sirve.

Natividad, la vocera weichafe (representantes del pueblo mapuche y agentes de su causa) explica la división de los huelguistas Mapuche:

Hoy, las historias de los hermanos de Natividad, Ramón y Víctor Llanquileo, desde distintas aristas de la historia son conocidas, aplaudidas o criticadas. Natividad dice que su padre siempre les enseñó a no sentirse menos. Importante lección que deja una pregunta: ¿cuántos Llanquileo, cuántos jóvenes de mirada honesta y voz firme, tendría Chile si a todos se les enseñara lo mismo?.

3 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.