¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Japón: Drinkommunication, cuando beber alcohol es una obligación social

“En el vino está la verdad”, decían los ancestros. Es cierto que el alcohol en pequeñas cantidades ayuda a aflojar las inhibiciones, pero en Japón se utiliza a menudo como lubricante social en una sociedad que aún ve una brecha necesaria entre los sentimientos reales y la intención [en] (honne) y lo que se dice en ocasiones sociales (tatemae).

Beber con los compañeros de clases o de equipo cuando se es un estudiante, o con los colegas cuando se es un empleado, es una actividad importante si quieren ser parte del grupo. Según muchos, es con un vaso de cerveza o sake en la mano que un nuevo tipo de comunicación franca puede ocurrir, o una nommunication.

Nommunication (que podría traducirse como drinkommunication [bebermunicación]) es un término creado por la mezcla del verbo NOMU (beber) y el término ‘comunicación’. Puede ser definido como una parte importante de convertirse en una persona social [en], ya que se trata de la “etiqueta de trabajo” de un empleado y fue creado para indicar el tipo de comunicación que está establecida entre un superior con sus colegas más jóvenes alrededor de unos tragos sociales alejados de la oficina.

Una noche de tragos. De jamesjustin, Licencia CC.

El resumen de un corto ensayo anónimo [ja] titulado “Observaciones generales sobre asalariados” (サラリーマンに関する一般的考察) explica el origen del concepto:

Inicialmente, el término de nommunication fue creado durante la época de alto crecimiento económico, como el resultado de intentar diferentes métodos para reforzar una mentalidad corporativa que serviría para hacer que una empresa funcione mejor.

En pocas palabras, los jefes, en general, tienen la obligación de reprender a sus subordinados. Y, francamente, se podría decir que los subordinados existen para ser regañados. Pero, por supuesto, nadie es feliz por haber sido regañado.

Por lo tanto, teniendo en cuenta el sentimiento de sus subordinados, los superiores les invitarían a tomar una copa. Por lo general, los llevarían a un izakaya (bar y restaurante) y le ofrecerían cerveza a sus incómodos subordinados. Los animarían con un “Hey, aquí está. ¡Bebamos!”. El subordinado entonces lo agradecería y, mientras bebe su cerveza, airearía sus quejas con la empresa y los problemas en su vida privada.

El alcohol es, en algunos casos, el mejor amigo de un hombre de negocios, ya que es con una copa de shochu que las mejores negociaciones suceden. Como en muchas otras culturas, invitar a los clientes a comer es un hábito común en la cultura japonesa del trabajo y el llamado settai, a menudo traducido como ‘entretenimiento de negocios’, es tan importante como las reuniones que los ejecutivos de la empresa puedan tener con sus clientes en las oficinas de la empresa.

Yellowbel confiesa [ja] que, aunque a menudo él se negaba a beber con sus compañeros cuando era un simple empleado, no puede evitar comer y beber con sus clientes ahora que dirige su propia compañía:

Desde que dejé mi trabajo como empleado e inicié mi propio negocio, no se ha vuelto sólo en una cuestión de beber o no; el alcohol se ha convertido simplemente en una parte de mi vida cotidiana.

Para una persona por cuenta propia que también es gerente de ventas, beber con un cliente hasta que se esté en relación mutua es la mejor herramienta para “venderte” a ti mismo.

Si nommunication es una herramienta poderosa en manos de un vendedor, a veces es la causa de la presión y el estrés de los empleados jóvenes que se sienten obligados a aceptar la invitación de sus superiores. Los empleados masculinos están más expuestos a este tipo de presión, ya que se espera que sean los grandes bebedores.

Una reciente discusión en Twitter [ja] sacó a la luz este estereotipo profundamente arraigado, como el usuario de Twitter @shisetsu comentó que le resulta desagradable que se dé por sentado que todo el mundo debe beber alcohol.
Algunos de los tweets de @shisetsu desataron un debate sobre el hábito de festejar luego de horas (de trabajo), donde los colegas a menudo se reúnen para beber alcohol en un izakaya como una forma de aliviar el estrés, pero a veces para fomentar las relaciones entre el equipo.

Mientras que algunos otros usuarios de Twitter estuvieron de acuerdo con él diciendo que a veces se sienten en la obligación de beber como lo hacen todos los demás, @akcanon respondió diciendo que el consumo de alcohol es parte de un deber social para un adulto:

@shisetu creo que si no bebes, no sólo debes decirlo sino que debes explicar las razones de fondo. No eres un estudiante más, sino un adulto y un ser capaz de comunicar lo que es importante en el lugar de trabajo. No te pagan sólo por hacer tu trabajo y eso es todo.

La respuesta rápida de @shisetsu [ja] cambió el tono de la conversación y más tarde hizo disculpar a @akcanon y reflexionar sobre la idea de que ser un trabajador es igual a ser un bebedor de alcohol:

@akcanon no tengo ninguna razón de salud de por qué no puedo beber alcohol, pero mi papá era alcohólico y esto dio lugar a la violencia doméstica hacia mi hermano y yo cuando éramos niños. Explicar todo esto en una cena y hacer que el estado de ánimo sea tenso… ¿sería el tipo de atmósfera y comunicación que aquellos que beben desean? No hay relación de causa y efecto entre la valoración de otras personas y el consumo de alcohol.

Los entornos de trabajo han ido cambiando en los últimos años, principalmente debido a la crisis económica, y el sistema está colapsando. Algunos creen también que algunas de las obligaciones sociales como nomunication son cada vez menos apremiantes y cada vez menos jóvenes empresarios lo sienten como un deber para avanzar en su carrera.

El blogger kikuiri, por ejemplo, cree [ja] que las razones pueden ser que las personas están cada vez más ocupadas en la actualidad, muchos utilizan sus autos para ir a trabajar y más… las prioridades están cambiando:

En la categoría de la ‘gente ocupada’ está el caso de los que están ocupados porque “tienen una familia que cuidar”.

Hasta hace 10 años existía la ecuación: empleado = persona que participa en la nommunication = hombre que no toma parte en (o rechaza) las tareas del hogar. Hoy en día, sin embargo, esa ecuación ya no aplica.

De hecho, aquellos que están comprometidos en la crianza de los niños no serán capaces de tomar parte en la nomunication durante varios años al menos y también el número de personas comprometidas con el cuidado a los ancianos aumentará.

Asalariados. De A Malchik! Licencia CC.

Probablemente, para evitar la presión social que beber con conocidos pudiera causar, cada vez más personas han estado eligiendo tener sus reuniones de tragos en línea [ja] en forma de prácticos puntos de encuentro virtuales proporcionados por los principales fabricantes de cerveza o en sesiones de chat para beber.
Los posibles beneficios secundarios incluyen la no necesidad de maquillaje para las mujeres y, probablemente, no beber en exceso para los hombres.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.