¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Japón: Ahora los declaro amigo y amiga

Para los que toman nota de las categorías sociales, se ha creado una nueva: la de los ‘compañeros de matrimonio’.
El tomo-fuhfu (donde literalmente tomo significa ‘compañeros o amigos’ y fuhfu ‘pareja de casados’) es el nuevo término acuñado por la escritora Megumi Ushikubo para indicar a las parejas que se han distanciado y tienen en común solamente un matrimonio de nombre, a veces con hijos, pero nada más. Los ‘amigos’ casados pueden no verse durante periodos prolongados, no pasan tiempo juntos y ciertamente no tienen relaciones sexuales.

Esta nueva categoría apareció por primera vez en el último libro de Ushikubo Tada Tomo-fuhfu no Riaru (La realidad de los ‘compañeros de matrimonio nada más’), donde, fundamentando sus observaciones en entrevistas con docenas de parejas japonesas, investiga la condición del matrimonio de los que decidieron casarse por conveniencia con alguien que es más como amigo que una pareja o un amante. El libro también cuenta la experiencia colectiva de muchos esposos y esposas que terminaron siendo simplemente ‘amigos casados’ porque su amor se acabó o tal vez nunca existió de verdad.

De Mr Hayata. Licencia CC

Una blogger comentó sobre algunos hallazgos en el libro y dijo que se lo prestó a su esposo.

Me sorprendió leer que…
“A los tres años luego del nacimiento de un bebé, el amor por el esposo desaparece” buuuu.
“Durante la crianza de los hijos algunas [mujeres] empiezan a pensar que el esposo es inútil” mmm.
“El esposo tiende a portarse como un niño” ayyyy.
a veces, no es ni siquiera luego de tres años, sino de tres meses cuando esos síntomas empiezan a emerger. Ciertamente, no hay nada de gracioso en eso.

En años recientes, muchos como Ushikubo (que también es autora de un libro sobre hombres con comportamiento de mujer [ing]) han tratado de darle nombre a tendencias sociaes que han brotado en la sociedad japonesa: hombres heterosexuales menos interesados en el sexo opuesto han sido catalogados ocmo “herbívoros” [ing] y expresiones como “cacería de matrimonios” [ing] han entrado al vocabulario cotidiano.
Tomo-fuhfu parece ser otra convención que solamente el tiempo decidirá si es solamente algo que vende libros  y trae clientes de empresas consultoras o si es en verdad es una señal de transformación en los niveles más profundos de la sociedad.

Según yomo este nuevo concepto de la vida de casados es algo que pertenece a las generaciones más nuevas, donde la igualdad de oportunidades se da por segura y el propio espacio y tiempo son un imperativo.

No hay duda que son una pareja casada, pero esposo y esposa tienen derechos de propiedad en diferentes partes de lo que está dentro de la refrigeradora. En otras palabras, tienen su nombre en la comida.
Aunque vivan en la misma zona, pueden vivir en casas diferentes. Esto es lo que se llama ‘matrimonio de fin de semana’ donde en feriados o días libres, uno de ellos puede pasar algo de tiempo en casa de la pareja.
Las razones pueden ser que no quieren que los molesten en sus actividades o los dos no quieren tener restringida su libertad, entre otros.
Pero no se puede decir que su relación sea mala o deficiente, sería más exacto decir que hay cónyuges que necesitan su espacio para llevarse bien entre sí.
Leo que ésta es una mentalidad absolutamente lógica que se basa en una relación hombre-mujer que se ha transformado.

By Naoya Fuji. CC License

De Naoya Fuji. Licencia CC.

Las discusiones entre los amigos casados o los compañeros de matrimonio a menudo plantean comentarios en sondeos sobre la vida sexual de las parejas casadas japonesas y la baja tasa de natalidad del país. Por ejemplo, un blog informa [ja] que un tercio de las parejas casadas no tienen sexo, mientras que otro cita [ja] una encuesta del fabricante de condones Durex que dice que en 2008, Japón era el más menos activo sexualmente en una tabla de posiciones de 26 países.
Aunque parece un poco difícil tener estadísticas precisas sobre el tema, ayikes dijo que una falta de deseo sexual es una de las características del tomo-fuhfu.

Para explicar qué clase de pareja puede ser:

    ・Ambos valoran el tiempo que pasan solos.
    ・No imaginan algo como ‘juntos siempre y a todas’.
    ・Cuando visitan su pueblo natal, aunque tengan hijos, van a sus respectivos pueblos natales.
    ・Es bien acogido un ‘matrimonio’ de fin de semana o ‘matrimonio’ donde viajan todos los días para trabajar, con casas separadas.
    ・En muchos casos es un buen ‘herbívoro‘ (donde bueno significa que es proactiva en la crianza de los hijos).
    ・Asuntos nocturnos y contacto físico íntimo solamente pasa cuando se tiene intención de procrear.
    ・Obviamente, ambos trabajan.
    ・Si viven juntos, el territorio del esposo y el territorio de la esposa están impecablemente divididos.

Aun cuando una pareja que encaje en uno o más de los criterios mencionados arriba puede ser considerada ‘fría’, continúa el blogger, esa interpretación de la relación matrimonial es una respuesta a necesidades sociales específicas.

En Japón, un arreglo así es una respuesta extremadamente conveniente y útil a las necesidades sociales.
Porque estás casado, te tienen más confianza y se te concede un rol social particular pues, si estás casado, te juzgan como normal en la opinión pública.
La gente te ve de otra manera y no te van a hacer preguntas como: “¿estás casado?, ¿por qué no te casas?, ¿no puedes?” preguntas que hacen padres, y también familia, parientes, amigos, superiores del trabajo y colegas, vecinos desconocidos y por una cosa tan marginal no te vas a volver a sentir raro.
Para los que no quieren casarse, la mejor solución es simplemente convertirse en ‘compañeros de matrimonio’.

Los compañeros de matrimonio rara vez tienen restricciones como ‘debe ser ese señor X o señora X”.
Y los votos como ‘te amaré por siempre’ no se necesitan, porque son amigos.
No hay necesidad de apoyar financieramente ni servir al otro, porque son amigos.
Un esposo debería ser así, una esposa debería ser asá… esas viejas, típicas reglas ya no son aplicables, porque son amigos.
Tienen una posición igual en la relación, se consultan y hablan, porque son amigos.
ambos valorarán su personal estilo de vida y si el tiempo lo permite, se divertirán juntos, porque son amigos.
Se turnarán para las tareas de la casa, porque son amigos.
Si uno está herido o enfermo, el otro lo cuidará, porque son amigos.
Entonces, ¿qué les parece? No está para nada mal, ¿no es así?

1 Comentario

  • Mª Teresa

    No consigo encontrar los libros de Megumi Ushikubo, el que habla sobre estas parejas y el de los hombres herbívoros ¿alguien puede decirme dónde encontrarlos? Gracias.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.