¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Asia del Sur: La moral de exponer los secretos de otros

Ilustración por Raymond Salvatore Harmon – de Flickr. CC

WikiLeaks, una organización de medios internacional sin ánimo de lucro ha originado reacciones en todo el mundo por la publicación de 251,287 documentos confidenciales, que detallan la correspondencia entre el Departamento de Estado de EE.UU y las embajadas estadounidenses en todo el mundo. También es conocido por muchos como el asunto “Cablegate”. Algunos bloggers del Sur de Asia se apresuraron a publicar sus opiniones sobre este asunto.

De Sri Lanka, Indrajit Samarajiva comenta:

El problema mayor es que Estados Unidos fue capaz de parecer, por un tiempo, como una superpotencia benévola con errores trágicos ocasionales. También tenían el dinero para respaldarse a si mismos. Bajo George W. Bush, sin embargo, el país se hizo positivamente malévolo a nivel internacional y, en gran parte por la mala política, también empobrecido (relativamente). El problema difícil para los Estados Unidos en la resistencia a estas filtraciones es que – mientras que la filtración por sí misma puede ser mala- las acciones de Estados Unidos parecen todavía peores.

Indrajit también está curioso por saber lo que tiene para ofrecer la sección en Sri Lanka aun sin ser enviada.

El blogger de la diáspora India Supriyo Chaudhuri pregunta sobre la moralidad de exponer las comunicaciones secretas:

Debe plantearse la pregunta si tales filtraciones, indudablemente facilitadas por las nuevas tecnologías de comunicación en información, son correctas moralmente: En efecto, uno puede ver claramente que los gobiernos están llevando a cabo una especie de guerra de la información sobre sus propios ciudadanos. ¿Son las filtraciones más desleales que las mentiras por si mismas? Seguramente hemos llegado a una edad donde podemos, y lo hacemos, exigir más transparencia a nuestras empresas, organizaciones públicas y gobiernos. Sin embargo, algún tipo de mentalidad imperial persiste aún en el más democrático de los gobiernos (que, por definición y con el consentimiento popular, debería ser el de los Estados Unidos) y la transparencia y la verdad amenazan seriamente el poder del gobierno.

El blog Pakistaní Cafe Pyala consolida diferentes informes de periódicos sobre Wikileaks en Pakistán. El blog comenta:

Obviamente en Pakistán, las filtraciones directamente relacionadas con este país son de interés inmediato para los habitantes de aquí. Pero juzgado puramente sobre el nivel de noticias dignas de importancia geo estratégica y con consecuencias masivas potenciales, ¿no diría que el deseo Saudí de sacar a Irán es ligeramente más grande que Abdullah pensando que Zardari es un perdedor? Desde luego, puede ser solo mi sentido personal sobre una noticia pero todavía encuentro intrigante que nadie más en los medios impresos en Pakistán lo comparta.

Faheem Haider en el blog Pakistan Foreign Policy Blog habla de como la prensa en Pakistán ve el asunto del ‘cablegate':

Lo correcto es culpar al presidente Zardari, señalando el reproche del Rey Saudí Abdullah (amenaza disfrazada?) de que “cuando la cabeza está podrida, afecta al resto del cuerpo.” La izquierda y el centro están hablando acerca de la soberanía como lo han hecho siempre. En respuesta, los EE.UU. han abogado por la cooperación continua del tipo que disfruta con Pakistán, sin dar marcha atrás a su crítica del gobierno de  Zardari, y sin repudiar los movimientos reportados contra el complejo militar nuclear de Pakistán.

The Acorn, un blog sobre el Interés Nacional de la India, está temeroso del impacto de Wikileaks:

No está claro si el Wikileaks tendrá consecuencias importantes en los asuntos mundiales más allá de la vergüenza para el pueblo y los gobiernos implicados. No es como si la gente en el Oriente Medio no supiera los que sus lideres estaban haciendo y, lo que los funcionarios de EE.UU pensaran de ellos. No es como si China está a punto de poner fin a su juego como el peor proliferador de armas de destrucción masiva del mundo sólo porque ha sido señalada en algunos cables. Los políticos, en todo caso, tienen pieles gruesas.

Lo que podría pasar es que los frenos se aplicarán en la tendencia hacia el intercambio de información entre gobiernos y a través de silos departamentales. Un proceso que se inició como consecuencia del fracaso de la comunidad de inteligencia de los EE.UU para reconstruir los datos que podrían haber conducido al destape de la conspiración del 9/11 y fue adoptado por gobiernos en todo el mundo, incluso en India—podría llegar a su fin con el abuso del poder tecnológico por Wikileaks. La ‘Fusión de Información’ entre gobiernos es probable que sea la primera víctima de la guerra del Sr. Assange sobre responsabilidad.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.