¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Líbano: El escándalo sobre las revelaciones de WikiLeaks desata el debate

Los blogueros libaneses, como muchos en todo el mundo, respondieron a las revelaciones encontradas en los cables de WikiLeaks.

Mientras WikiLeaks está a punto de hacer público la cantidad de 2.045 cables diplomáticos estadounidenses que tiene sobre el Líbano, los que ya se han filtrado hasta el momento han causado revuelo en la blogosfera.

Un cable crítico revela que el actual Ministro de Defensa libanés, Elias Murr, supuestamente aconseja a Israel en cómo atacar a Hezbolá.

Tal y como se esperaba, los blogueros libaneses saltaron para señalar la filtración, llamando a Murr traidor.

Hanibaal en Lebanon Iznogood expresó la indignación:

El Ministro de Defensa Elias Murr trabajó para Estados Unidos e Israel contra Hezbollah en 2008

La Encantadora Fachada del Gobierno Libanés de “Consenso”: hablaron a su gente sobre el “enemigo” israelí, pero rogaron a los diplomáticos estadounidenses que dijeran a los israelíes que “desplumaran” a Hezbollah….

¿No se debería arrestar al Ministro Murr y juzgarle por espiar en favor de los israelíes?

El Ministro probablemente sea el objetivo de asesinato de venganza de Hezbollah

El Angry Arab (Árabe Enfadado) se hizo eco de sentimientos similares:

Debería haber una prioridad política en el Líbano: la llamada a la renuncia y juicio de Al-Murr: que parece aconsejar a Israel sobre cómo vencer a Hezbollah y ganar el apoyo de la población libanesa. Este político corrupto primero fue nombrado oficial por la inteligencia siria y parece que ha estado en la oficina con el apoyo de otros servicios. Hoy, él dijo que sus palabras eran “parciales”. Estoy seguro. Dijo las peores cosas que jamás se hayan redactado.

El analista político y bloguero, Elias Muhanna, escribe en Qifa Nabki que la filtración puede tener “mayores implicaciones” para el Líbano:

En el cable mencionado, el Ministro de Defensa libanés Elias al-Murr habla con los oficiales de la embajada estadounidense sobre sus preparaciones para una guerra inminente con Israel, lo que implicaría secuestrar al ejército libanés en sus bases hasta que Hezbollah esté destruido. Deberían leer el cable entero, pero publicaré los trozos más jugosos aquí abajo.

Lo que hace que esta filtración sea especialmente crítica es el hecho de que al-Murr menciona específicamente su reunión con el General Michel Sleiman (quien, en marzo de 2008, aún era el comandante del ejército libanés, y todavía no el presidente del Líbano) y habla sobre compartir sus planes con él. Hoy, a al-Murr se le considera uno de los ministros clave del presidente, así que es muy posible que la naturaleza tóxica del escándalo se extienda más allá del Ministerio de Defensa hasta el Palacio Presidencial.

Ha habido mucho ruido a lo largo de las últimas semanas desde los círculos del 8 de marzo hasta el punto de que al presidente Sleiman ya no se le considera un presidente “consensual” (por su apoyo a Hariri para presentar documentos de testimonios falsos hasta después de la publicación de la acusación del Tribunal Especial por el “STL” del Líbano). El escándalo de Wikileaks va a dar la excusa perfecta para Hezbollah y Aoun para continuar con la ofensiva contra el STL y el campo del 14 de marzo. No me sorprendería si Sleiman pide la dimisión de al-Murr, sólo por salvar su propia posición.

Ghassan Karam, en Rational Republic (República Racional), le quitó importancia a las consecuencias de la filtración, afirmando que nadie debería sorprenderse por la postura de Murr:

Lo que realmente sorprende escuchar es que Elias Murr, el Ministro de Defensa libanés, diga al embajador estadounidense que el ejército libanés no se involucrará con los israelíes siempre y cuando se haga una guerra entre ellos y Hezbollah. Sí, es muy vergonzoso para un ministro de defensa hablar tan abiertamente sobre la impotencia de sus fuerzas armadas pero ¿debería ser una sorpresa que el ejército libanés carezca de equipamento y de entrenamiento?. Es un ejército sin munición.

Los blogueros libaneses también dieron sus opiniones sobre otros asuntos de WikiLeaks, incluido un cable diplomático estadounidense que acusaba a Irán de hacer contrabando de armas con Hezbollah a través de la Media Luna Roja Iraní.

Beirut Spring (Primavera de Beirut) comenta sobre las acusaciones de WikiLeaks que Irán hizo contrabando de armas con Hezballah a través de las ambulancias:

Irán utilizó la Media Luna para hacer contrabando de armas a Hezbollah. Si esto fuera cierto, sería una vergüenza para el cuerpo que vive de su neutralidad.

SeifAndBeirut también da su opinión sobre las acusaciones de contrabando iraní:

Lo más reciente de WikiLeaks… ¡LÍBANO! Aquí está:

Espías iraníes “utilizan la Media Luna para entrar en zonas de guerra” en Irak y en el Líbano: http://bit.ly/fZA6kO

Irán utiliza envíos médicos al Líbano para repartir armas a Hezbollah: http://bit.ly/hVvaGd

Espero que mucha gente llame a esto “mentiras”, pero venga, este es el tío que avergonzó por completo a Estados Unidos y Reino Unido. No veo el momento en el que salgan más cosas.

Significa que tenemos más interferencias en el Líbano de lo que pensábamos. También significa que Hezbollah es mucho más fuerte y está más equipado de lo que NUNCA habíamos pensado.

El Angry Arab apuntó que los documentos revelados estaban dañando a los regímenes árabes, pero dejan indemne a Israel:

Muchos en el mundo árabe están expresando sus dudas y escepticismo sobre Wikileaks. Yo les digo–cuando me preguntan, lo siguiente. La selección del The New York Times (e incluso del The Guardian) es algo sospechosa. No hay ni un solo documento que avergüence a Israel. Ni uno. El New York Times hizo un trabajo político de corte con los documentos: los utilizó como campaña para lanzar una guerra a Irán. Ayer, trazaron una gráfica estúpida que mostraba a todos aquellos líderes árabes que piden una guerra a Irán. Los documentos publicados son una pequeña porción de todos los documentos. Tenemos que esperar a toda la publicación. ¿Es posible que el funcionario de inteligencia que los soltó estuviera protegiendo a Israel manteniendo fuera algunos documentos? El volumen es demasiado grande para que él los revise, creo. Y, lo más importante, a pesar de la publicación, la fanfarria y el ruido desde la Casa Blanca: no hay nada que sea verdaderamente vergonzoso o revelador sobre el gobierno estadounidense. Sólo es vergonzoso sobre las marionetas estadounidenses en la región de Oriente Medio.

Los cables publicados no son más que una gota en el océano de las mordaces publicaciones futuras que Wikileaks soltará sobre el Líbano.

La espera ansiosa de más información sobre el Líbano era notada por Frenchy en su blog, Le Liban:

On attend tous les révélations de Wikileaks sur le Tribunal International, l’Affaire des faux témoins dans l’assassinat de Rafic Hariri, l’implication américaine dans la guerre civile de 1975 à 1990, les documents sur le Liban comptant 3 cables secrets, 1655 télégrammes confidentiels et 388 non classés. 2045 documents à être analysés, ce n’est tout de même pas rien. L’Ambassade Américaine au Liban est au 29ème rang des ambassades les plus « publiées » dans le classement Wikileaks. Cela va pouvoir faire la lumière sur l’implication américaine dans l’Histoire moderne du Liban et mieux comprendre cette Histoire d’ailleurs. On peut donc en attendre 2045 autres.

Estamos esperando a todas las publicaciones de WikiLeaks sobre el Tribunal Internacional, el caso de falsos testimonios sobre el asesinato de Rafic Hariri, la implicación americana en la Guerra Civil de 1975-1990, los documentos sobre el Líbano que se cuentan en tres cables secretos, 1.655 telegramas confidenciales y 388 no clasificados. Se han analizado un total de 2.045 documentos, no es exactamente nada. En el ranking de más publicaciones de Wikileaks, la Embajada Americana del Líbano está en el número 29. Esto dará cuenta de la implicación americana en la historia moderna del Líbano y el mejor entendimiento de esta historia en cualquier otro sitio. Así que estamos esperando a los otros 2.045.

Wikileaks, sin duda, ha causado cierta controversia en el Líbano, con consecuencias potencialmente serias. Como mínimo, los cables estadounidenses publicados harán que la desconfianza entre las facciones libanesas sea aún mayor, alimentando un clima de tensión ya existente.

Ahora se espera ver qué más tiene Wikileaks sobre el Líbano, y si el frágil estado puede soportar la presión, las publicaciones traerán estabilidad.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.