¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

África: Finalmente el Papa autorizó con reservas los preservativos

La noticia se extendió por todo el mundo en cuestión de minutos. En un libro publicado el 23 de noviembre, el Papa Benedicto XVI declaraba que “en determinados casos, cuando la intención es reducir el riesgo de contagio, [el preservativo] incluso puede ser un primer paso para abrir una vía a una sexualidad más humana, vivida de manera diferente”. Dio esta respuesta a la pregunta (fr)*, “¿La Iglesia Católica está básicamente en contra del uso de preservativos?”

Según varios observadores, esta respuesta marca un cambio en la visión del Papa sobre la contraconcepción: hasta ahora, para la Iglesia, la abstención era la única menera de limitar los nacimientos o de prevenir la propagación de enfermedades derivadas de la actividad sexual. La Iglesia se oponía a cualquier forma de contraconcepción y condenaba el uso de preservativos, incluso para prevenir las enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Hasta ahora, muchos activistas y católicos religiosos implicados en la lucha contra el Sida tenían que escoger entre desobedecer a la Iglesia o limitar su actividad a ayudar a las personas que ya están infectadas. Por lo tanto, no podían trabajar para prevenir el Sida, sólo esperaban prolongar su vida después que el contagio tuviese lugar.

Anteriormente, durante un viaje a Camerún y a Angola en marzo de 2009, el Papa declaró que el uso de preservativos “empeoraba” el problema del Sida. Sus palabras, dichas en el avión, provocaron una protesta por todo el mundo y avergonzaron a organizaciones católicas cuyo trabajo es la lucha contra el Sida.

Foto de parousie en medial.photobucket.com

Las reacciones se calentaron.  têtu.com presentó algunas de ellas:

Des groupes polémiques tels que «Je porte plainte contre le pape, me soutenez vous?» ou encore «Vivement que le pape soit une femme vraie ou fausse» sont apparus.

Désormais, tous les dimanches est organisé un lâcher de préservatifs devant le parvis de l'Église Saint-Eustache à Paris, pour une opération nommée «une capote pour le pape». L'action consiste à gonfler un maximum de préservatifs et à les lâcher dans le ciel. D'autres ont eu l’idée de remplir les urnes des églises avec des prophylactiques. Le projet le plus fou est celui qui consiste à envoyer un maximum de capotes par courrier, de façon à obstruer le petit bureau de poste du Vatican. »

Se crearon grupos polémicos, como “Voy a demandar al Papa, ¿me apoyarás?” o “No veo el momento de que haya un Papa mujer, real o falso”.

De ahora en adelante, en una operación llamada “un preservativo para el Papa”, haremos una liberación de preservativos todos los domingos en las gradas de la Iglesia Saint-Eustache de París. Los activistas inflarán preservativos y los soltarán por el aire. Otros activistas pensaron en llenar urnas en las iglesias con profilácticos. El plan más loco era escribir al Papa con los preservativos suficientes como para paralizar la oficina de correos del Vaticano.

En Camerún, Jean Marcel Bougereau del Mouvement camerounais pour le plaidoyer à l'accès aux traitements (Movimiento camerunés por el Acceso al Tratamiento) comentó:

Ce n’est plus Benoit XVI, c’est Gaston Lagaffe. Un Gaston Lagaffe réactionnaire. On se souvient de celle gaffe, énorme, proférée à la veille de son voyage en Turquie (Il avait cité un empereur byzantin disant que les enseignements de Mahomet étaient “mauvais et inhumains”), il y eut plus récemment la réintégration de l’évêque intégriste – et négationniste – Williamson, l’homme qui croyait à l’immaculée conception mais demandait des preuves pour les chambres à gaz ! Il y eut plus récemment encore l’inhumaine ‘excommunication d’une petite fille brésilienne de 9 ans qui avait été violée par son beau-père, ainsi que des médecins qui lui ont sauvé la vie en la faisant avorter, comme si pour l’Eglise le corps de la femme, et là d’une enfant, n’était que le réceptacle passif des spermatozoïdes masculins.

Ya no es Benedicto XVI, es Gaston Lagaffe. Un Gaston Lagaffe reaccionario. Piensa en su enorme metedura de pata, pronunciada la víspera de su viaje a Turquía (ha citado a un emperador bizantino que había dicho que las enseñanzas de Mahoma eran “malas e inhumanas”). Y, más recientemente, la reintegración de Williamson, el obispo fundamentalista y negacionista que creía en la Inmaculada Concepción pero pidió pruebas de las cámaras de gas. E incluso aún más recientemente y más inhumana, la excomunión de una niña brasileña de nueve años a la que su padrastro había violado. Los médicos que salvaron su vida provocándole un aborto también fueron excomulgados, ya que según la Iglesia, el cuerpo de una mujer, o en cualquier caso, el cuerpo de un niño, sólo son un receptáculo pasivo para el esperma masculino.

Vidberg también expuso su punto de vista:

Según el Papa, los preservativos empeoran el problema del Sida.

Papa: “Así que, a pesar de protegerte, ¿contrajiste el Sida?”

Paciente: “Sí, siempre me pongo un condón. La única vez que me lo quité fue para hacer el amor, claro. De otro modo, no hubiera sido placentero.”

Papa: Sí, claro, entiendo.

Un artículo publicado por Senego.com el 21 de noviembre decía:

Condamnée par beaucoup, jugée définitivement obsolète par nombre de fidèles la position du Vatican n’avait pour elle que sa profonde cohérence interne. En prônant la chasteté absolue avant le mariage et l’absolue fidélité réciproque ensuite, en décrétant que la vie humaine commençait avec la fécondation d’un ovocyte par un spermatozoïde, en condamnant toute forme de contraception mécanique ou hormonale de même que l’ensemble des techniques d’assistance médicale à la procréation, le Vatican avait délibérément choisi de ne pas accompagner l’évolution des sciences, de la médecine et des mœurs.

Condenada por muchos y juzgada como obsoleta por numerosos fieles católicos, la postura del Vaticano sólo tiene una lógica interna. Promoviendo la castidad absoluta antes del matrimonio y la fidelidad absoluta más tarde, decretando que la vida humana comienza en el momento de la fertilización y condenando cualquier forma de contraconcepción artifical u hormonal, así como cualquier tipo de tratamiento de fertilidad, el Vaticano ha elegido deliberadamente abandonar la evolución de la ciencia, la medicina y demás.

Los especialistas en el área de las ETS que son fieles a la doctrina católica no tuvieron tiempo de celebrar el nuevo pronunciamiento del Papa. Otro informe del AFP publicado en los titulares haitianos afirmaba que:

Dimanche après-midi, le Saint-Siège a toutefois tenu, de manière tout à fait inhabituelle, à publier un communiqué pour souligner “le caractère exceptionnel” de l'éventuelle utilisation du préservatif, soulignant, face aux attentes de responsables et militants de la lutte contre le sida, que “le raisonnement du pape ne peut pas être considéré comme un tournant révolutionnaire”.

El domingo por la tarde, la Santa Sede, en un movimiento inusual, publicó un comunicado para enfatizar lo “raro” que debe ser el uso de preservativos y para aclarar, dadas las espectativas de los activistas de Sida, que “el pensamiento del Papa no puede considerarse un punto decisivo”.

¿Veremos otras advertencias, aclaraciones u ofuscaciones que busquen detener esta evolución?

De momento, los especialistas que quieren reconciliar su fe religiosa con las exigencias de su profesión tendrán que recurrir a una herramienta clave, no hay un sustituto real para el preservativo en la lucha contra el Sida.

* Los enlaces están en francés, a no ser que se indique de otro modo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.