¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

China: WikiLeaks, Corea del Norte y libertad en Internet

De los cables diplomáticos estadounidenses dados a conocer por WikiLeaks relacionados con China, tal vez los más reveladores son los cables que cuentan de las opiniones del gobierno chino sobre las relaciones del país con Corea del Norte y sus dirigentes. Incluso al momento en que fueron dados a conocer, luego del incidente de los disparos de Dandong y el bombardeo de la isla de Yeonpyeong este año, algunos cibernautas chinos han llegado a ver a Corea del Norte como una especie de patrimonio negativo.

Como lo dejó ver el mes pasado [zh] el columnista Xin Lijian, el volumen total de importaciones y exportaciones entre China y Corea del Sur en 2007 fue de US$ 159.9 mil millones; de otro lado, el comercio entre China y Corea del Norte llegó a un total de US$ 27.9 mil millones en 2008 y mostró signos de disminución a lo largo de la mayor parte de 2009. Entonces, helos ahí a los grandes subsidios enviados a Corea del Norte cada año, pagados por los contribuyentes chinos. El blogger de Sina, Yao Xiaoyuan, pregunta ¿esta amistad vale la pena todavía?

Supuestamente la última noticia de WikiLeaks: China se prepara para abandonar a Corea del Norte, y la nueva generación de líderes tiende a apoyar la reunificacón de las dos Coreas. Si esto es verdad, en mi opinión, son buenas noticias.
[…]
Desde el fin de la Guerra de Corea, China ha pagado la cuenta de todos los desastres naturales, hambruna y expansiones de armas de Corea del Norte, sin decir ni pío. Mientras desarrollaban armas nucleares, provocando problema, actuando al pícaro y matón, China siguió pagando la cuenta, sin quejarse. Si seguimos dejando que se aprovechen de nosotros, ¡entonces llegará el día en que China tendrá que pagar un sangriento precio por Corea del Norte! […] China tiene suficientes problemas propios; ¡pagar por los de Corea del Norte es simplemente estúpido y tiene que acabar!

Sin embargo, como lo nota Yan Shanxue, ¿Corea del Norte sigue siendo un activo tan útil a China como lo es para Estados Unidos y sus aliados del este de Asia?

Después del incidente de la isla de Yeonpyeong, al mismo tiempo en que Japón, Estados Unidos y Corea del Sur han estado poniendo presión a Corea del Norte, también han sido unánimes en enfatizar que “China, con su fuerte influencia en Corea del Norte, debe empezar a tomar un rol más activo”, devolviendo la presión con destreza al lado de China —”tienen a Corea de vuelta, así que depende de ustedes dar el próximo paso”.

Aparentamente de la nada, China dio el inesperado paso de llamar a renovadas conversaciones de seis partes para discutir contramedidas.

En respuesta a esto, Asahi Shimbun escribió “el plan era forzar a China a poner presión en Corea del Norte, y así aislar a Corea del Norte. Sin embargo, la propuesta de China devuelve la pelota al otro lado”.

El otro lado de eso, escribe ‘Battlefield Blade’ en la comunidad de blogs Huanqiu, que simpatiza con los nacionalistas, es qué tan convenientemente estos cables fijan el tono para un aumento en las medidas en contra de Corea del Norte:

Los estudiosos de política internacional han señalado que cuando “la guerra de Iraq comenzó, la inteligencia que los estadounidenses habían reunido sugería que Iraq estaba en posesión de armas de destrucción masiva, lo que indujo a error al gobierno al momento de formar políticas. Es por eso que no podemos creer ciegamente en lo que está en estos documentos de “WikiLeaks”, y se debe mantener un alto nivel de duda. Sobre todo dada la situación hoy; con las relaciones en la península coreana tan tensas, el impacto de la gran exageración de Occidente de un denominado pacto secreto entre China y Corea que tendrá en la situación no puede subestimarse. En particular, las filtraciones incluso podrían tener el efecto de fomentar las relaciones entre China y Corea del Norte”.

Dejando de lado las muchas conspiraciones que surgen de los cables de Corea del Norte, si ver unificación en la península coreana no es lo más conveniente para China, como un cable lo sugiere, ¿entonces a quién le conviene? Dao Feng, blogger de Sina, responde eso:

Sin entrar en si Corea del Norte se estaba defendiendo o no y tomando represalias en contra de Corea del Sur, veamos primero qué clase estado sería una Corea del Norte más conveniente para China. Frente a la agresiva ofensiva de la diplomacia de lancha cañonera de Estados Unidos, es difícil imaginar que si Corea del Norte fuera a entrar en un estado de guerra y luego ser invadida por Estados Unidos, aparecería una Corea del Norte en mejor forma que el Iraq de hoy. Con incontables bombarderos suicidas oscureciendo el cielo un día si y otro también, ¿se sienten cómodos los países vecinos de Iraq? Si un país vecino de China empezara a asociarse con bombarderos suicidas, ¿qué opciones le quedarían a China? O vean cómo Estados Unidos declara que Corea del Norte es uno de los mayores productores de droga del mundo; si fuera a aparecer otro ambiente lleno de droga sostenido por fuerzas estadounidenses como Vietnam, Camboya o Laos, ¿China estaría segura?

Vale la pena una consideración adicional: ¿es Corea del Norte el mayor enemigo de Estados Unidos? Como todos saben, China, una China unida, luchando y próspera bajo el liderazgo del Partido Comunista, es el verdadero enemigo del gobierno estadounidense. Desde las muchas opiniones expresadas por el gobierno estadounidense, algo que sabemos con certeza es que solamente una China dividida, una China sin un liderazgo central capaz de mantener los intereses nacionales de China, una China gobernada por una clase de intermediarios, estaría de acuerdo con los intereses estadounidenses. A los estadounidenses se les permite hacer lo que les parece adecuado, pero no a nosotros los chinos. Pero China tiene sus propios intereses nacionales, y los intereses nacionales de China son diametralmente opuestos a los intereses del gobierno estadounidense.

Julian Assange, del usuario de Flickr Jose Mesa

La respuesta del gobierno estadounidense a la filtración de los cables, así como las acciones tomadas por Amazon, PayPal, EveryDNS y MasterCard, no solamente fueron ampliamente informadas en los medios chinos, también pusieron pusieron en duda la validez de los argumentos hechos para libertades más amplias en el internet global. Liu Yang, blogger de Sina, analiza eso:

Si los secretos que Assange ha filtrado son ciertos, entonces los países cuyso secretos han sido filtrados y expuestos deberían ser modestos, enfrentar el escrutinio y seguir hacia adelante. ¿Hay necesidad de una postura agresiva? Usar el “secreto de estado” como una excusa para combatir a Assange, no tiene sentido. Tomemos a Estados Unidos como el principal ejemplo y a Watergate, la razón por la que Nixon renunció fue porque alguien filtró secretos de estado a los medios. Más aun, la gente decía que la transparencia y la apertura son de los requisitos fundamentales de una democracia; entonces, ¿por qué Estados Unidos quiere mantener tantos secretos, y evitar que el público se entere de ellos?

En el instante en que alguien como Assange empezó a revelar la verdad, Estados Unidos y otros países “víctimas”, dado que todos comparten los mismos intereses, empezaron no a discutir si está bien o mal o qué hay de cierto [en las filtraciones], sino a buscar cerrar la escrutadora boca de Assange. Así que volvemos a la vieja pregunta: si Assange se calla, ¿cómo se hará la supervisión democrática y la de la libertad de expresión en la comunidad internacional? Las acciones de WikiLeaks son meramente un aspecto de supervisión democrática y libertad de expresión. Si esto tampoco puede permitirse, ¿entonces quién es capaz de seguir de cerca las actividades internacionales de Estados Unidos? ¿Puede ahora la gente decir que Estados Unidos no necesita que se examine su presencia en el extranjero?

Como se ha informado, esta semana el gobierno chino no ha tomado medidas severas en contra del contenido relacionado con Wikileaks, sino con las medidas tomadas por el gobierno estadounidense para contener la difusión de los cables normalmente reservadas para los censores de internet chinos, ¿la censura de internet en nombre de la seguridad nacional ha adquirido mayor legitimidad? Sobre estos nuevos desafíos a #netfreedom está escribiendo el blogger Steve365 de Across the Great Wall:

Ahora que el Congreso estadounidense califica a WikiLeaks como una “organización terrorista”, que Rusia afirma que quiere desaparecer a WikiLeaks, que China está bloqueando [sic] el sitio como ha hecho con Twitter y Facebook, en verdad no hay muchas personas criticando las acciones de estos gobiernos de recortar la libertad en internet. Tal vez, a los ojos de muchos acérrimos defensores de la libertad en internet, las acciones de WikiLeaks han excedido los límites de la “libertad” y debe ser puesta bajo control; si no, temen que, en caso que la situación empeore y se llegue a verdaderas disputas políticas y económicas, el gobierno tendrá causales significativas para censurar internet.

Pero entonces, WikiLeaks no tiene planes de parar, y el grupo está apto para convertirse en más “terrorífico” aun: como Bin Laden, la ubicación de su fundador, Assange, es desconocida [sic]. En el futuro cercano, más cables aún, con un alcance aún mayor, serán dados a conocer; desafortunadamente, esto es inevitable. Pero también nos recuerda, que aunque internet ya ha existido desde hace casi veinte años [sic], siempre ha buscado “autonomía”. Sin embargo, ahora carece de capacidad para obtener total autonomía, y en el mundo real, la intervención de gobierno, particularmente las restricciones legales, siguen siendo inseparables. Más aún, el fracaso de los gobiernos para igualar su charla con acciones nos muestran que hasta el gobierno estadounidense, con toda su experiencia en tratar con problemas de este tipo, no sabe qué hacer cuando se enfrenta con las nuevas circunstancias. Todavía no se han puesto de acuerdo en los medios apropiados de gobernar internet. En cuanto a China, volcarse a “el muro” al enfrentar esta clase de problemas, no solamente es un autoengaño, sino que es también completamente inútil.

Así, los que consideran internet como el reino de la libertad, en lugar de volcarse a ella para combatir al gobierno o la ley, mejor que estén del lado del gobierno y los legisladores para trabajar hacia la definición de los límites del mundo de internet, y definir claramente derechos y obligaciones del gobierno y de internet, lo que estaría garantizado por ley. Por tanto, ya sea para una internet que busca autonomía o un gobierno que espera evitar que internet cree incidentes en el mundo real, los beneficiaría a ambos. Por supuesto, se presume todo esto dentro de una sociedad basada en el imperio de la ley.

De nuevo, pregunta Jay Chan, ¿por qué las preocupaciones de la seguridad nacional estadounidense deberían triunfar sobre las de China?

Obama dijo una vez (en 2009, en su discurso de cuando visitaba China) que aunque a nadie le gusta oír críticas de otros, la apertura y las libertades democráticas son los prerrequisitos para el crecimiento. Lo que es gracioso es que fue bajo presión del gobierno estadounidense que Amazon dejó de ofrecerle a WikiLeaks servicio de alojamiento en sus servidores. Caramba. Hasta Estados Unidos hace cosas como esas, ¡pensaba que esto solamente pasaba en China! En verdad, Estados Unidos no es tan grandioso como piensan; si la información que amenaza a Estados Unidos es bloqueada, entonces ¿qué de la información que amenaza la seguridad de China? ¿Por qué no podría China bloquear eso también?

Se necesita más discusión sobre libertad de internet, escribe el blogger de Sina Flaming Arrow, tal vez recurriendo a la experiencia de un cibernauta chino, pero concluye que mientras tanto, los esfuerzos estadounidenses de cerrar WikiLeaks probablemente fallarán:

Más gente está descontenta de ver empresas estadounidenses, a instancias de su gobierno, distanciarse de WikiLeaks. Desde su reacción a WikiLeaks, en el que se llama el país más democrático de Occidente, podemos ver que: primero, no se puede confiar ni apoyarse totalmente en empresas web proveedoras de servcios; segundo: lo que estos incidentes nos muestran es que la censura de internet viene mucho más fácil de lo que uno se imaginaría.

Que incluso el que los abogados del gobierno estadounidense siguen siendo conservadores respecto de la posibilidad de éxito de una demanda en contra de WikiLeaks nos muestra que aunque el gobierno pueda no ser capaz de desafiar la “libertad de expresión” a través de la ley, todavía puede herir financieramente a WikiLeaks. Pero creo que en el futuro cercano, está garantizado que el gobierno estadounidense cambie su enfoque al manejo de internet como resultado de estos cables, y tal vez pueda aumentar los ataques en contra de los que filtren secretos. Aunque es difícil de decir, cuál será entonces la respuesta de WikiLeaks.

2 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.