¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Puerto Rico: El tenso preludio a la huelga estudiantil

La Torre, símbolo de la Universidad de Puerto Rico. Foto de A. Gonzalez, re-publicada bajo licencia CC.*

Un bloqueo de 48 horas organizado por estudiantes de la estatal Universidad de Puerto Rico en protesta en contra de una cuota anual de $800 tuvo un tenso y violento comienzo temprano en la mañana del martes 7 de diciembre, cuando los estudiantes levantaron barricadas alrededor del campus de Río Piedras y se enfrentaron a guardias de seguridad privada contratados por la administración.

El día empezó cuando los estudiantes, muchos de ellos enmascarados para proteger su identidad, fueron fotografiados por la prensa local mientras construían y patrullaban sus barricadas en desafío a los esfuerzos de la administración de minar las protestas. Esas medidas administrativas incluían desarmar varias puertas de la universidad alrededor del campus principal en Río Piedras temprano en la mañana del martes 7, supuestamente como medio para garantizar la entrada de esos estudiantes, profesores y trabajadores que fueron a clases y a trabajar; y contratar a la empresa privada de seguridad Capitol Security, cuyos guardias han demostrado ser inexpertos e inestables durante el primer ciclo de 24 horas de acontecimientos.

Se inf0rmó de actos violentos tanto por parte de los estudiantes como de Capitol Security, donde presuntamente un universitario fue golpeado por un equipo de doce guardias de seguridad, y se dijo que varios guardias presuntamente quedaron heridos tras escaramuzas con los estudiantes. Los estudiantes y los guardias de seguridad declararon una tregua, según los informes de las noticias. También se informó de vandalismo hacia la propiedad de la universidad. Radio Huelga, una estación ‘pirata’ de radio y sitio web iniciado por los universitario durante la huelga de dos meses del pasado semestre, pudo capturar un video de la golpiza a los estudiantes mientras ocurría.

Varios en la comunidad en línea, incluido el blog local Parpadeando, han expresado su frustración con la aparente falta de iniciativa y de juicio por parte de la administración de la universidad para evitar esos hechos:

Cualquier administración universitaria normal, en casos como este, se sienta a dialogar con los constituyentes, pronto. Más aún cuando existen dos propuestas concretas, pensadas, académicamente responsables, que pueden utilizarse como punto de partida.

¿Por qué? ¿Por qué la administración que se supone vele por los intereses de la UPR sigue en un curso de acción que a todas luces nos lleva hacia la confrontación y la erosión de la calidad institucional, de su relevancia para el país, de su capacidad de ayudar a Puerto Rico?

Para agregar a esta frustración, hay informes de los costos relacionados con el retiro de las puertas del campus – que la rectora del local de Río Piedras de la Universidad, Ana Rosa Guadalupe, estimó en un millón y medio de dólares en una entrevista con la estación local de radio Radio Isla1320 AM – y de los actuales contratos con Capitol Security – que según se informa, sobrepasan el 1.4 millones de dólares.

Guardias de Capitol Security. Foto de Ricardo Alcaraz, de f Diálogo. Re-publicada desde 80 grados con licencia CC*

Otros, como Erika Fontánez, de Poder, espacio y ambiente, también catedrática de la Facultad de Derecho de la Universidad de Puerto Rico, dejaron escuchar su preocupación por las acciones del movimiento estudiantil más temprano el mismo día:

Creo que aún cuando hay que poner energía en reprochar con rigor los actos de la administración de la UPR y del gobierno, los y las estudiantes tendrían que preguntarse urgentemente: ¿Cómo es que lo anterior fue sustituído? ¿Qué pasó? ¿Qué factores inciden/han incidido en un cambio tan drástico de metodología, de estrategia? Con todo el respeto al movimiento estudiantil y consciente de su diversidad, creo que tendrían que preguntarse genuinamente si el camino por el que se anda hoy es un buen camino para lograr sus objetivos.

Parte de esa característica diversidad del movimiento estudiantil fue captado por @eldifusor del podcast local #EnProfundo a través de una serie de breves entrevistas de audio con los líderes estudiantiles José Carlos Vélez Colón, portavoz del grupo antihuelga Rescate UPR; y Ian Camilo, del Comité de Representantes Estudiantiles de la Universidad; así como Luis Díaz del grupo local de hip-hop Intifada, también ex-alumno. A través de #EnProfundo, cuyos miembros registraron su episodio más reciente en la víspera de estos acontecimientos, la noche del lunes 6 desde una de las ‘zonas de libre expresión’ delineadas por la administración dentro del campus de Río Piedras. @eldifusor hace la siguiente sugerencia:

Por ahora les propongo que escuchen bien lo que los tres tienen que decir y partamos a discutir sus puntos de vistas. Todos, dentro de su realidad, nos demuestran una parte del rompecabezas que debemos armar: ¿Para qué queremos una universidad pública en Puerto Rico?

Sin embargo, parece que los pedidos de los estudiantes para dialogar cayeron en oídos sordos, y los líderes estudiantiles como Waldemiro Vélez y Giovanni Roberto del Comité de Representantes Estudiantiles expresaron desde fuentes locales de noticias su preocupación pues una huelga -que ya estaba programada para el martes 14 de diciembre- parece ser la única opción en este punto.

*Por favor, lean el blog estudiantil Desde Adentro y la revista digital 80 grados para actualizaciones y noticias sobre las protestas de los estudiantes.

*Por favor, lean la cobertura especial de Global Voices de la huelga estudiantil del semestre pasado para más contexto e información.

*Foto de la torre de la UPR por A. Gonzalez, re-publicada bajo licencia CC A-SA 2.0. Foto de los guardias de seguridad tomadas de 80 grados, bajo licencia CC NC-SA 3.0

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.