¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Nigeria: Controversia por la venta de la máscara Benín robada

En la promoción de su venta para el 17 de febrero de 2011, Sotheby’s anunció la venta de seis piezas de origen beninés, incluida la máscara de la Reina Idia –la primera Reina Madre del Imperio Benín. Sotheby's es una de las casas de subastas más antiguas del mundo.

Luego que bloggers y activistas en línea protestaron en contra de la venta a través de los sitios de medios sociales, Sotheby's decidió cancelar la subasta.

El foro Nigeria Liberty inició una petición en línea y una página en Facebook en un esfuerzo por detener la subasta de una máscara Benín del siglo XVI, robada durante la invasión de los británicos al pueblo de Benín. El foro Nigeria Liberty es un grupo nigeriano de simpatizantes y voluntarios a favor de la democracia, con sede en el Reino Unido, que comparten una pasión por el compromiso polítical y participación de las bases.

Miembros de la Fuerza Expedicionaria británica posando con arte saqueado del palacio de los reyes Benín, Nigeria. Fuente de la foto: Myweku.com

MyWeku ha creado otra petición en línea para agregarse a la petición para detener la venta de la máscara Benín del siglo XVI porque “el gran problema de la venta, exhibición y comercialización de saqueados bienes africanos robados sigue estando sin resolver en su mayor parte”.

El historiador de arte, Profesor Sylvester Okwunodu Ogbechie, se sintió indignado luego de enterarse de la subasta programada de objetos de arte Benín:

Leí el anuncio de la venta y me sentí consternado por su descaro. Sotheby's está traficando con bienes robados y lo está haciendo sin preocuparse por el hecho de su descarada criminalidad. Es claro que los objetos de arte Benín son una disputada colección de artefactos culturales. La historia de su saqueo de Benín no está en duda, y el Reino Benín nunca, en ningún momento, ha desistido de sus reclamos de estos objetos. Ha habido una significativa cantidad de palabras escritas acerca de la historia del saqueo de los británicos a los Benín y por qué estos objetos deberían ser repatriados. ¿Cómo es que a pesar de los constantes pedidos de repatriación de estos objetos y su clara identificación como bienes robados, se siguen vendiendo en empresas como Sotheby’s sin ninguna duda?

¿Cómo pueden los descendientes de Sir Henry Gallway, que participó en el saqueo de la ciudad Benín en 1897 tener propiedad legal de bienes robados?:

Acá el tema legal es bastante simple: ¿es acaso posible tener propiedad legal de un bien robado? En otras palabras, si una pieza de arte o un objeto está claramente identificado como artículo robado, ¿puede otra persona diferente del propietario conocido de ese artículo robado tener alguna vez reivindicación legal referida a ese artículo? Las instituciones que mantienen el patrimonio cultural africano parecen creer que puede poseer legalmente artículos robados y hasta ahora no han mostrado ninguna voluntad de examinar sus vergonzosas acciones a este respecto…
Si los objetos Benín identificados en la subasta propuesta terminan siendo identificados claramente como pertenecientes a los reyes Benín que no cedieron a nadie su título sobre los objetos de arte (la forzada abdicación de la corona Benín impuesta por los invasores británicos sería ilegal en cualquier corte hoy en día: en 1991, Estados Unidos fue a la guerra para evitar que Iraq se anexara Kuwait basándose en esos principios). Tampoco hay duda que todos los objetos de arte Benín en cualquier museo de cualquier institución del mundo pertenece a Su Alteza, Oba Erediauwa, bisnieto de Oba Ovonramwen y el actual rey de Benín.

Deadria respondió a su post alegando que los bronces venían del tráfico de esclavos, lo que socava los altos principios morales de Benín:

No se olviden, esos bronces por lo general estaban hechos con metal (manillas) que los portugeses usaban como moneda para comprar esclavos a los Benín. Esto no hace que sea correcto que los herederos de Gallway saquen provecho de la venta de artefactos culturales robados, pero socava los altos principios morales de Benín.

¿Cómo usará Benín esos bronces para compensar el hecho de que los bronces son, literalmente, dinero de sangre? ¿Se los prestarán gratis a los museos en el extranjero? ¿O invitarán a Benín a los africanos que viven fuera (gratis) para enseñarles el método Benín para broncear? Algo como esto le daría a Benín/Nigeria más fuerza, política y espiritualmente, en sus demandas.

Un anónimo respondió al argumento de “altos principios morales” de Deadria diciendo:

Deadria, tienes razón en que parte del bronce usado para hacer estos trabajos por lo menos tienen su origen en el comercio de esclavos. Sin embargo, aunque puede socavar los altos principios morales de Benín, no los recorta. Usando la misma lógica, Gran Bretaña debería ceder todas las tierras y recursos que adquirió a través del comercio de esclavos y la conquista colonial. Estados Unidos debería entregar el país a los americanos nativos y reubicar a todos de vuelta a sus países de origen. El tema es que los bronces fueron parte de de la riqueza nacional del pueblo Benín.

MyWeku publicó videos cortos para dar un sentido a la historia de los bronces de Benín y publicó una nota de Sylvester Okwunodu Ogbechie a H-AfrArts Network:

En esta nota, el profesor Sylvester Okwunodu Ogbechie plantea algunas de las difíciles preguntas que invariablemente darán forma al debate en este tema y nos señala un par de fuentes de la información donde se podría tomar una o dos cosas sobre artículos africanos robados.

Luego de la cancelación de la venta, escribió otro post titulado “Denme lo que es mío (perdón a Burning Spear)” [la estrella jamaicana de reggae, Burning Spear, tiene una canción con el mismo título]:

Oba Erediauwa ha demandado formalmente que los museos occidentales y coleccionistas devuelvan los bronces de Benín. He escrito extensamente acerca de estas demandas en este blog y hasta he iniciado un diario académico –Intervenciones críticas— específicamente para abarcar el tema: el diario inauguró un discurso formal sobre la estética, política y economía del patrimonio cultural africano pues afecta a la propiedad africana de los derechos de propiedad intelectual de sus sístemas indígenas de conocimiento y prácticas culturales. Interesantemente, el tema actual del diario está en proceso sobre el tema de “Quién es el dueño del patrimonio cultural africano”.

Las máscaras Benín no son “un amorfo producto de arte africano“:

Son propiedad privada, que fue comprada y pagada por los reyes Benín por medio de enormes desembolsos del erario nacional, y constituyen la riqueza del reino. Estos bronces fueron encargados para acontecimientos históricos específicos, a los artistas que los hicieron se les pagó por su trabajo y los artículos de arte fueron usados de manera muy recomendada y también como un depósito de valor. El saqueo y la dispersión de los bronces Benín privaron a los reyes Benín de esta propiedad privada y priva a sus descendientes de igualdad en esta propiedad robada.

Katrin Schulze reproduce debates en línea que tuvieron lugar en torno a la propiedad de los artículos producidos en África por africanos y retirados durante el periodo colonial:

… la mayoría de los comentarios que he leído ahí y en otras partes fuertemente apoyaron la campaña para reclamar estos artículos para el Reino de Benín y/o Nigeria.

En otro tema, Soifer Alexander, entre otros, planteó el problema de las relaciones sociales que definieron la producción de los artículos.

Si todo o parte de la creación de un artículo fue trabajo de esclavos, ¿le concedemos la propiedad a los dueños de esclavos y así perdonamos la esclavitud?

Con consideración particular hacia Benín, Ogundiran refuta la noción de que la riqueza de Benín se fundaba en el comercio de esclavos o en el trabajo de esclavos:

Benín fue quien menos contribuyó con la esclavitud del Atlántico en todo el litoral del Atlántico del oeste de África a pesar del hecho que con su poder y su poderío militar pudo haberse convertido en el principal mercado para cautivos esclavizados. Su actitud tibia hacia el tráfico de personas no fue rentable para sus socios comerciales europeos… Los artistas de Benín no estaban esclavizados. Trabajaban para el rey y para otras élites, y eran compensados por sus brillantes trabajos. Sí, había esclavos y otras personas marginadas socialmente en Benín, pero Benín nunca fue una sociedad sustentada en esclavos…

Luego de la decisión de Sotheby's’ de cancelar la venta, ¿qué sigue?:

Como preguntó uno de los que hizo campaña para poner presión a Sotheby’s para la cancelación de la subasta programada de la máscara Benín de la Reina Idia del siglo XVI poco después de conocerse la noticia… ¿QUÉ SIGUE? Una pequeña y significativa batalla se ha ganado sin duda, sin embargo, el mayor problema de las piezas robadas de artículos africanos sigue sin resolverse.

Hay muchas ideas y opiniones y en los próximos días, semanas y meses deberemos tener por objetivo agregar a este post y traerles los comentarios de líderes reflexivos líderes comprometidos en la campaña de encontrar respuestas apropiadas y una solución sostenible al patrimonio robado de África.

Tus ideas son invalorables para darle forma a un camino hacia adelante. Agrégalos a la sección de comentarios que está abajo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.