¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Egipto: Condena por el atentado a iglesia en Nochevieja

Apenas minutos después que los relojes en Egipto anunciaran el comienzo de 2011, una bomba hizo explosión frente a una catedral en Alejandría donde más de 1,000 devotos se habían reunido para recibir el nuevo año. Veintiún personas murieron y otras 79 quedaron heridas en el peor atentado con bomba a una iglesia en una década en Egipto.

Dos días antes del fin de 2010, Ragi Shokri escribió en su Ain Fe AlGanna sobre sus temores y deseos para el nuevo año. Dijo:

Mientras recibo el nuevo año, no tengo nada que hacer más que contener la respiración y pedirle a Dios que muestre su misericordia a la nación y el pueblo egipcios.

Pero el destino fue lo suficientemente generoso como para darle a los egipcios unos cuantos minutos de celebración, antes que los golpeara la noticia de la explosión en Alejandría que terminó con todas sus celebraciones. Zenobia dio la noticia de la explosión en su blog:

No quiero empezar el nuevo año con malas noticias como esta, pero hace apenas una hora se escuchó una enorme explosión en el área de Miami y según los primeros informes de la prensa fue una explosión que ocurrió frente a la Iglesia de Todos los Santos [Iglesia de los Dos Santos] en la calle Khalil Hamda.

Sara El Sayeh, como casi todos los bloggers egipcios, expresó su rabia por el atentado:

Algunas personas ignorantes y retrógradas decidieron matar a personas inocentes. Poner una bomba en un auto cerca de la entrada de una iglesia cuando la gente está rezando adentro. Y sé que independientemente de lo que la persona pensó, o quién le dijo que lo hiciera, o cualquier cosa, no hay forma en que esta persona se vaya a otro sitio que no sea directo al infierno.

Sara continuó:

No mencionaré nada del sectarismo que esto ha provocado, porque generalmente el país, la gente, se ha vuelto más pasiva, más agresiva y con la mente más retrógrada que nunca… de mente cerrada también. Las cosas eran así de malas, en términos de bombas y ataques de índole religiosa, en los ochenta y comienzos de los noventa, pero ¿no deberíamos avanzar?

Zenobia escribió acá culpando a la indiferencia del Ministerio del Interior en dar seguridad a la Iglesia, sobre todo cuando algunos grupos salafitas amenazaron con atacar las iglesias en Egipto y publicaron en sus foros web una lista de las iglesias que serían objetivo, incluida la Iglesia de Dos Santos.

El primero al que hay que culpar por la explosión de Alejandría es al Ministerio del Interior en Egipto o más bien el aparato de seguridad nacional. No hay lógica de por qué no había suficiente seguridad en esta Iglesia cuando había amenazas en contra de las iglesias en Navidad emitidas dos semanas antes del incidente. Olvídense de las antiguas amenazas de hace dos meses, ¿¡¡qué hay de las nuevas amenazas!!? ¡¡¿Por qué el Ministrerio del Interior pensó que este grupo estaba alardeando!!?

Es irónico que cuando la iglesia de “Dos Santos” tenía solamente un pequeño equipo de seguridad “un funcionario y dos guardias fueron heridos en el ataque”, el Ministerio del Interior desplegó a 10,000 funcionarios de seguridad y guardias para proteger a los peregrinos israelíes que visitaron el altar de Yaakov Abuhatzeria en diciembre. Tal vez sea por esto que no había suficiente seguridad en la iglesia, después de todo, Damanhur está cerca de Alejandría y la seguridad adicional no llegró a tiempo desde El Cairo sino de la gobernación grande más cercana a Beheira, es decir, ¡¡Alejandría!!

Zeinobia también culpó al gobierno por no anunciar duelo nacional.

Muchos egipcios, incluidos reporteros y presentadores de televisión, se están preguntando por qué el gobierno no ha anunciado el duelo nacional ¡¡y la única respuesta que recibimos es que el duelo nacional no oficial es más importante!!

La pregunta del millón de dólares ahora es quién está detrás de este ataque. El jefe de estado atribuyó la explosión a “manos extranjeras” que buscan socavar la seguridad, estabilidad y unidad de Egipto. Zeinobia resumió las razones de los bloggers para acusar a Al-Qaeda, Israel, o incluso al propio régimen. Mientras tanto, el blogger en “The Egypt Silent Majoritytuvo un punto de vista diferente:

Acá escribo del accidente, y antes que se revelen los nombres de los que están detrás de este terrible crimen en contra de los egipcios cristianos. No se sabe todavía si son manos internas o extranjeras las que han estado detrás de este accidente. Ya sea personal extranjero o interno el que ha estado involucrado en este accidente, y sin importar si es Al Qaeda o Israel, esto no cambia el hecho de que algo está mal con nosotros.

Luego continuó a afirmar los síntomas y evidencia que prueban que algo anda mal con la sociedad egipcia. Y acá algunas de ellas:

* Cuando hay enfrentamientos cada vez que los cristianos deciden construir una iglesia nueva para rezar…  entonces con seguridad algo está mal.
* Cuando musulmanes y cristianos creen que este es su propio país y la otra parte es solamente un invitado o invasor… entonces con seguridad algo está mal.
* Cuando en toda fiesta cristiana los eruditos emiten raras Fatwas llamándolos infieles y prohibiendo a los musulmanes a celebrar o felicitarlos… entonces con seguridad algo está mal.
* Cuando la Iglesia deja sin discutirles a esos obispos que atacan al Islam y al Profeta Mahoma todo el tiempo en canales satelitales… entonces con seguridad algo está mal.

Y finalmente, las reacciones en todas partes, ya sea en Facebook o fuera de línea, y los que llamaron a los musulmanes a asistir a la misas cópticas cristianas el 7 de enero [ar] hicieron que Maggie Ossama creyera que ese incidente nunca podrá romper la unidad del pueblo egipcio independientemente de su religión o raza:

Quiero decirle al terrorista, cuya identidad no me interesa conocer, que aunque su intención fue causar incomodidad sectaria, los egipcios le han demostrado que está equivocado con sus manifestaciones en el centro. Cristianos y musulmanes salieron a las calles, juntos, y donaron su sangre a las víctimas independientemente de su religión, ya fueran cristianos o musulmanes. A fin de cuentas, todos somos egipcios y la misma sangre corre por nuestras venas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.