¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

México: Falleció el obispo Samuel Ruiz, defensor de derechos de los indígenas

El obispo Samuel Ruiz García murió en la Ciudad de México el 24 de enero; era conocido por su trabajo entre los pobres y el pueblo indígena maya en México. InfoChiapas informó:

La mañana de este lunes falleció en un hospital de la capital del país, el obispo emérito de San Cristóbal de Las Casas, Samuel Ruiz García, a causa de complicaciones provocadas por la hipertensión y diabetes que sufría desde hace 10 años.

El 24 de enero, se realizó una ceremonia por el obispo Samuel Ruiz en Ciudad de México. Su cuerpo sería llevado después a San Cristóbal de las Casas, Chiapas. Imagen de Jesús Villaseca P. Usada bajo licencia CC BY-NC-SA 2.0

Los bloggers mexicanos reaccionaron rápidamente a la noticia de su fallecimiento. Blogs de otros países también mencionaron lo importante que Samuel Ruiz fue para su país; esto es lo que Opinionated Catholic publicó [eng]:

Un muy importante y ciertamente controvertido obispo mexicano ha fallecido. Era el obispo Samuel Ruiz que era el obispo de los “mayas”.

Samuel Ruiz trabajó mayormente en el sur de México, en el estado de Chiapas, donde el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) declaró “una guerra en contra del estado mexicano” en 1994. El movimiento tiene mucho apoyo del pueblo indígena en el estado, puesto que su lucha resuena con la historia de la marginación de los pueblos indígenas. Samuel Ruiz García defendió y apoyó activamente los derechos de los pueblos indígenas en Chiapas; Ángeles Mariscal explica el rol del obispo en este conflicto en el blog Animal Político:

En 1988 fundó el Centro de Derechos Humanos “Fray Bartolomé de Las Casas”, instancia que hasta la fecha es uno de los organismo humanitarios más importantes de Chiapas, a través del cual los diversos sectores sociales denuncian las violaciones a sus derechos humanos.

Cuando estalla el movimiento armado de 1994, los gobiernos federal y estatal desplegaron una campaña contra el obispo Samuel Ruiz y su Diócesis, acusándolos de ser los causantes del conflicto y de resguardar armamento en las instalaciones de la catedral.

Sin embargo, ese 1 de enero de 1994, en un pronunciamiento público para fijar su postura respecto al alzamiento, los tres obispos de Chiapas, entre ellos Samuel Ruiz, cuestionan el uso de la violencia, pero refieren las palabras de Juan Pablo II, cuando señaló que la pobreza “es amenaza constante para la estabilidad social, el desarrollo de los pueblos y la paz”.

Mariscal continúa su post explicando que Samuel Ruiz era enfrentado frecuentemente por la población conservadora de Chiapas, propietarios de tierras, granjeros y las autoridades del gobierno mexicano.

El 3 de noviembre 1999, al cumplir 75 años de edad, de acuerdo a los cánones de la iglesia católica, Samuel Ruiz firma su renuncia como obispo de la Diócesis de San Cristóbal.

Mariscal explica que después de irse de Chiapas, Samuel Ruiz se mudó a otras partes del país mientras continuaba con su trabajo con la Iglesia Católica pero siempre regresaba a Chiapas de vez en cuando:

Samuel Ruiz continuó llegando esporádicamente a Chiapas, invitado en algunas celebraciones, como sus 50 años de ordenación episcopal (enero 2010), o para presidir las reuniones del consejo del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas.

En todo momento reivindicó la causa indígena y la aportación que tuvo el alzamiento armado de 1994. En una de sus últimas entrevistas dijo: “A pesar de no haberse resuelto el conflicto en sus causas, el esfuerzo por construir la paz con justicia y dignidad, en el que los actores han sido múltiples y diversos, es un patrimonio común de toda la nación y ha aportado nuevos avances y logros y nueva conciencia”.

Tras conocer de la muerte de Samuel Ruiz, la organización popular indígena Las Abejas publicó una carta diciendo adiós al obispo en el blog Las Abejas de Acteal:

Nuestro Formador, te han llamado a descansar, porque ya hiciste lo que tenías qué hacer. Jtotik Samuel, aquí quedamos todavía tus hijos, tus hijas. Nosotros seguiremos caminando, nosotras vamos a seguir luchando por nuestros derechos, por la paz y la justicia. Claro, si no nos hubieras enseñado, si no hubieras vivido con nosotros y nosotras, no sabríamos defendernos. Si no hubieras venido aquí a Chiapas, seguiríamos viviendo como esclavos, ciegos y subordinados por el mal gobierno.

Gracias Jtotik Samuel, que nuestro Papá-Mamá Dios te regaló 86 años de vida. Dios te dio un alma y corazón grande. Nunca te dio miedo luchar contra los poderosos. Nunca le tuviste miedo a las armas. Los obstáculos que te pusieron los poderosos, pudiste todo superar.

Te vas al lugar donde Dios Papá-Mamá te llamó; pero tu espíritu, todo el trabajo que nos enseñaste y compartiste aquí se quedan en nuestras comunidades y en nuestro pensamiento y corazón.

En Vivir México, Pepe Flores concluye su post sobre el fallecimiento del obispo Samuel Ruiz declarando:

A pesar de pronunciarse en contra de medidas como el matrimonio homosexual, sobrevive su legado como defensor de los derechos de los pueblos indígenas de México y de América Latina. Samuel Ruiz es, sin duda, un personaje crucial para entender dos décadas de tensas relaciones entre los gobiernos federales y las comunidades indígenas del sur del país.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.