¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Egipto: Sandmonkey ha vuelto, los activistas de derechos humanos resisten

Esta publicación es parte de nuestra cobertura especial de Protestas en Egipto 2011.

El destacado bloguero y usuario de Twitter Sandmonkey fue arrestado hoy (3), en medio de una ofensiva contra activistas y organizaciones de derechos humanos en Egipto. Ya ha sido liberado, después de haber sido golpeado y de haberle confiscado todos los suministros médicos que tenía con él para ayudar a la gente que está en la Plaza Tahrir.

El arresto lo confirmaron testigos oculares y colegas en la Plaza Tahrir, que ha sido el epicentro de grandes protestas contra Mubarak por 11º día consecutivo. Wael Abbas publicó en Twitter que estaban arrestando a activistas en el Centro Jurídico Hisham Mubarak, y otro bloguero destacado, Alaa Abdel Fattah, dijo que también habían arrestado a su padre, un activista:

@alaa Parece que se ha confirmado el arresto de mi padre, también el abogado de derechos humanos Khaled Ali se encuentra entre los arrestados #jan25

Más tarde añade:

No estoy preocupado por papá, pasó 5 años en las prisiones de Mubarak, ya le han torturado antes, él les puede manejar #jan25

En otra actualización, Abbas informa:

El investigador de Human Rights Watch, Dan Williams, se encuentra entre los arrestados en el Centro Jurídico Hisham Mubarak, hay, al menos, 24 periodistas hasta el momento, además de equipamiento confiscado

Sólo ayer, Sandmonkey publicó en Twitter:

Vale, es oficial, mi línea @Mobinil tiene bloqueados Twitter y Facebook. Funcionan en mi línea Etisalat. Que os jodan @Mobinil #jan25

Y añadió:

Esto significa que el régimen sabe quién soy y dónde vivo. Ahora mi vida está oficialmente en peligro. #jan25

Esta última publicación en Twitter se retuiteó 73 veces. A pesar de esto, se levantó y corrió esta mañana, intentando hacer llegar suministros y ayuda médica a los manifestantes en la Plaza Tahrir, El Cairo, donde los matones a favor de Mubarak han estado trabajando, aterrorizando a los manifestantes pacíficos que piden un cambio.

Sus últimas publicaciones, de hace seis horas, son:

Estoy escuchando informes de que el ejército está evacuando a los manifestantes de la Plaza. ¿Es verdad? #jan25

seguido de:

Sea como sea, me dirijo para allá con suministros médicos. Más vale que no me bloqueen la entrada. #jan25

En una serie de publicaciones en Twitter, Sarah Naguib le cuenta al mundo lo que ha pasado:

@Sarahngb: El bloguero Sandmonkey (www.sandmonkey.org) ha sido arrestado en El Cairo, Egipto, hoy 3 de febrero de 2011. #sandmonkey cc: @sandmonkey #jan25 #tahrir

@Sarahngb: El arresto de @sandmonkey se confirma para aquellos se lo pregunten. Cogieron a uno más llamado ‘Iman’ que se le vio por última vez con él. #sandmonkey #jan25 #tahrir

@lizhenry: Esperaba levantarme con buenas noticias desde Egipto. En vez de eso, han arrestado a la mitad de las personas a las que he estado leyendo durante una semana. Devastador. #jan25

@ioerror: RT @jwildeboer Las autoridades egipcias forzaron a #Vodafone #Etisalat para que emitieran mensajes escritos por el gobierno. Confirmado. http://ur1.ca/33ndt cc @MarietjeD66 @ioerror

Y ahora, Ramy Yacooub, dice que han liberado a Sandmonkey, después de ser golpeado y de haberle robado los suministros:

Actualización sobre #SandMonkey: Han liberado a @SandMonkey, le han dado una paliza y le han robado todo los suministros. Dejo que él os cuente el resto

En su blog, que el servidor ha suspendido debido a los repetidos ataques, Sandmonkey escribió:

No sé cómo empezar a escribir esto. He estado luchando contra la fatiga por no dormir lo suficiente los últimos diez días, mudándome de la casa de un amigo a la casa de otro amigo, casi sin pasar una sola noche en mi casa, enfrentándome a un implacable régimen muy bien consolidado y bien organizado que me ve simplemente como un bicho molesto al que hay que aplastar llegado el momento. Aquí la situación está cruda, cuanto menos.

El comienzo

No comenzó así. El martes 25 de enero todo empezó de manera pacífica y, contra todo pronóstico, tuvimos éxito reuniendo a cientos de miles de personas y juntándolas en la Plaza Tahrir, a pesar de ser atacados por la Policía Antidisturbios que estaban utilizando palos, gas lacrimógeno y balas de goma contra nosotros. Conseguimos romper todas las barricadas y llegar hasta Tahrir. El gobierno respondió con el apagón de toda la comunicación celular en la Plaza Tahrir, un movimiento cuyo propósito entendimos más tarde cuando después de medianoche entraron con todo su poder, atacaron a los manifestantes y evacuaron la Plaza. Al día siguiente volvimos a la carga, y al otro. Después llegó el viernes e hicimos frente a su apagón de las comunicaciones, a sus matones, a su gas lacrimógeno y a sus balas y retomamos la plaza. Hemos estado luchando para mantenerla desde entonces.

Nos han estado castigando de manera colectiva

Aquella noche, el gobierno anunció un toque de queda militar, que cada día era más corto hasta que llegó a ser desde las 8h de la mañana hasta las 15h de la tarde. La gente no podía ir a trabajar, el gas se agotaba así como la comida y el dinero, ya que no se permitía operar a los bancos y la gente no podía recoger su salario. Intenet continuaba estando bloqueado, lo que afectó a todos los negocios en Egipto y causará un caos económico en el momento en el que dejen que los bancos operen de nuevo. Nos han estado castigando de manera colectiva por atrevernos a decir que merecemos una democracia y unos derechos, y, para mantener el ritmo, retiraron a la policía y después les enviaron vestidos de civiles para aterrorizar nuestros barrios. Me dispararon dos veces aquel día, una vez fue un tipo en un coche con una semi-automática que nosotros, el pueblo, nos divertimos dándole puñetazos. El gobierno anunció que todas las prisiones se habían puesto en peligro y que, de algún modo, todos los prisioneros habían conseguido hacerse con armas y no hacían nada más que atacar a la gente por azar. Un día matones organizados y vestidos de uniforme abrieron fuego contra nosotros y, al día siguiente, desaparecieron y fueron reemplazados por matones sin uniformes abriendo fuego contra nosotros. De algún modo, la gente nunca llegó a establecer la conexión.

Queremos que se vaya ahora

A pesar de todo, lo afrontamos. Creíamos que estábamos haciendo lo correcto y estábamos animados por todos aquellos alrededor nuestro que no podían creer lo que estaba pasando en su país. Lo que hizo fue impulsar a la gente y el martes, a pesar de haber cortado las principales carreteras que llevan a El Cairo, conseguimos tener a más de dos millones de manifestantes sólo en El Cairo y a 3 millones por todo Egipto para salir y pedir la salida de Mubarak. Personas que se levantaron ante la crueldad y la ira del régimen y que declararon que eran libres, y que se negaban a vivir un día más bajo la dictadura de Mubarak. Aquella noche apareció en televisión, y dió un discurso emotivo sobre cómo pretende dimitir cuando termine su mandato y cómo quiere morir en Egipto, el país al que ha amado y servido. Para mí, y para cualquiera de los manifestantes, esto no era suficiente, por lo que queríamos que se fuera ya. Otros comenzaron a pedir que le diéramos una oportunidad y que los cambios necesitan su tiempo y locuras por el estilo. Vaya, algunas personas y familiares lloraron cuando vieron su discurso. La gente sentía pena por él por ser nuestro dictador durante el resto de su vida y darnos como herencia a su hijo. Fue una amalgama del síndrome de Estocolmo junto con la mentalidad esclava en una combinación malévola que nunca antes habíamos visto. Y el Régimen saca provecho de ello hoy.

Unidad bajo el gobierno de Mubarak

Hoy, volvieron a dar acceso a internet y comenzaron a tener a gente llamando a la televisión y escribiendo en Facebook sobre cómo apoyaban a Mubarak y su llamamiento a la estabilidad y al cambio pacífico dentro de 8 meses. Se agarraron a las palabras de que el gobierno recientemente designado nunca podría hacer daño a los manifestantes, que creen que son una juventud buena y patriota que sólo tienen algunas manzanas prodidas entre ellos. Comenzamos a recibir llamadas de gente que pedía que paráramos de protestar porque “tenemos lo que queríamos” y “necesitamos que el país comience a funcionar de nuevo”. La gente estaba quejándose de lo que echaban de menos en sus vidas. Que echaban de menos salir por la noche o llamar para que te traigan cosas a casa. Que necesitaban que paráramos para reanudar cualquier existencia que tenían después de todo esto. Todo estaba perdonado, la pasada semana nunca había sucedido y ya es momento para la Unidad bajo el gobierno de Mubarak.

30 años de dictadura no son suficientes

A toda esa gente yo les digo: ¡NUNCA! Siento que vuestras vidas y negocios se hayan visto afectados, pero esto no lo han causado los Manifestantes. Los Manifestantes no son los que han cortado el acceso a internet ni los que han paralizado vuestros negocios y bancos: lo hizo el gobierno. Los Manifestantes no fueron los que decretaron un toque de queda militar que ha limitado vuestros movimientos y permitieron que desaparezcan los alimentos de las estanterías de los mercados y que desaparezca el gas: lo hizo el gobierno. Los Manifestantes no fueron los que ordenaron a la policía que se retirara y los que dijeron que se habían abierto las prisiones y los que soltaron a matones para que aterrorizaran vuestros barrios: lo hizo el gobierno. El mismo gobierno al que queréis dar una segunda oportunidad, como si no fueran suficientes los 30  años de dictadura y el fracaso absoluto en cada sector del gobierno. Los Esclavos estaban preparados para perdonar al señor y culpar de su crueldad a aquellos que se atrevieron a desafiarle para garantizar un Egipto mejor a todos sus ciudadanos y sus hijos. Después de todo, nos dio su palabra y no es que haya roto sus promesas de reformas antes o algo por el estilo.

Manifestantes a favor de Mubarak

Después, Mubarak hizo su movimiento y les mostró lo útiles que son todos esos idiotas.

Visteis en la televisión cómo los “Manifestantes a favor de Mubarak” – matones pagados con dinero por los miembros del NDP por la admisión de los Altos oficiales de NDP – comenzaron atacando a los manifestantes pacíficos y desarmados en la Plaza Tahrir. Les atacaron con palos, les tiraron piedras, metieron a hombres montando caballos y camellos – en la que debe ser la escena más surrealista que haya nunca antes aparecido en televisión – y cargando látigos para golpear a los manifestantes. Y después comenzaron a disparar con Balas y empezaron a lanzar cócteles Molotov contra los manifestantes contra Mubarak mientras el Ejército estaba ahí ocioso, permitiendo que todo esto sucediera y no haciendo nada al respecto. La policía nunca apareció para detener a aquellos que estaban atacando porque  los que fueron capturados por la gente contra Mubarak llevaban identificaciones de policía. Eran la policía y estaban allí para disparar y matar a gente e incluso intentaron prender Fuego al Museo Egipcio. El Objetivo era claro: utilizar los conflictos como pretextos para prohibir este tipo de manifestaciones bajo pretextos de preocupación por la seguridad y el orden público, y para prevenir la desunión entre la gente de Egipto. Pero, al final, fallaron sus planes gracias a las fuertes almas valientes que no desistirían y abandonarían el  terreno para liberar a Egipto, sin importar cuántas balas mortales o bombas les arrojasen. Ellos saben, como sabemos todos nosotros, que este régimen ya no se preocupa por ponerse una máscara moderada. Que ya han mostrado su verdadera naturaleza. Que Mubarak no dimitirá y que preferiría quemar Egipto hasta dejarlo en cenizas antes que contemplar esa posibilidad.

La conspiración americana-israelí-qatarí-iraní-de los Hermanos Musulmanes y de Hamás

Mientras tanto, los canales de televisión afiliados y propiedad del Estado mostraban la cobertura de las Manifestaciones Pacíficas de Mubarak por todo Egipto y mostraban material grabado de la manifestación de la Plaza Tahrir de la noche anterior, diciendo que era la situación allí en aquel momento. Cientos de figuras públicas y actores comenzaron a llamar a los canales diciendo que estaban con Mubarak y que es nuestro Padre y que debemos apoyarle en el camino hacia la democracia. Una chica cubierta con un pañuelo con la cara borrosa fue a la Televisión Mehwer diciendo que había recibido financiación de los americanos para ir a Estados Unidos y para asistir a cursos sobre cómo derrocar al gobierno egipcio mediante protestas que le habían enseñado los judíos. Dijo que AlJazeera está mintiendo y que la única gente que hay ahora en la Plaza Tahrir son de los Hermanos Musulmanes y de Hamás. La Televisión Estatal comenzó a emitir comentarios sobre cómo se habían arrestado a israelíes por todo El Cairo contratados para crear un tumulto y causar el caos. Para aquellos de vosotros que consideráis que esta es una conspiración americana-israelí-qatarí-iraní- de los Hermanos Musulmanes y de Hamás. Imaginadlo. Y MUCHA GENTE SE LO CREYÓ. Recuerdo decir a un amigo mío que lo único bueno de lo que estaba pasando hoy era que nos habían dejado claro quiénes eran los idiotas entre nuestros amigos. Ahora ya lo sabemos.

Esta no es una protesta de los Hermanos Musulmanes

Ahora, sólo por si no ha quedado claro: esta protesta no la hacen ni la apoyan los Hermanos Musulmanes, es una protesta en la que hay gente de todas las clases sociales y transfondos religiosos. Los Hermanos Musulmanes sólo se ha presentado el martes e incluso entonces, no eran en absoluto la mayoría de las personas. Toleramos que estuvieran allí ya que no diremos que no a compañeros egipcios que quieran estar con nosotros, pero ni los Hermanos Musulmanes ni cualquier otro líder de la Oposición tiene la capacidad de echar a la calle a una décima parte de los Manifestantes que estaban el martes en Tahrir. Esta es una revolución sin líderes. Tres millones de invididuos que escogen la esperanza en vez del miedo y que se enfrentan a la muerte en cualquier momento con el fin de mantener su sueño de vivir en libertad. Imaginadlo.

El Fin está cerca

El Fin está cerca. No tengo ilusiones sobre este régimen o su líder y cómo nos desplumará y nos cazará uno por uno hasta que termine con nosotros y dentro de 8 meses pagará a gente para montar protestas falsas pidiéndole que no deje el poder y se quedará “porque tiene que consentir la voz del pueblo”. Esta es una batalla perdida y ellos tienen todas las armas, pero nosotros continuaremos luchando hasta que no podamos más. Me dirijo ahora mismo a Tahrir con suministros para los cientos de heridos, sabiendo que hoy los ataques se intensificarán, porque no pueden permitir que nos quedemos aquí el viernes, lo que se supone que será lo que cambie el juego. Estamos sacando a todo el mundo y nos negaremos a hacer cualquier otra cosa que ser pacíficos. Si eres egipcio, os estoy haciendo un llamamiento a todos vosotros para que os dirijáis a Tahrir hoy y el viernes. Es fundamental mostrarles que la batalla por el alma de Egipto aún no ha terminado. Os llamo para que traigáis a vuestros amigos, para que traigáis medicamentos, para que vayáis y veáis lo que parece en la vida real lo que Mubarak garantiza. Egipto os necesita. Sed Héroes.

Para más opiniones de Sandmonkey, escuchad su entrevista con Pajamas Media.

Mientras tanto, la búsqueda aún está en marcha por Wael Ghonim, un bloguero y ejecutivo de Google, que lleva desaparecido desde el 25 de enero.

Esta publicación es parte de nuestra cobertura especial de Protestas en Egipto 2011.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.