Brasil: Ministerio de Cultura abandona Creative Commons

El 9 de enero, Global Voices compartió la preocupación de muchos ciudadanos brasileros que escribieron una carta abierta [en] a la Presidenta electa, Dilma Rousseff, y a la nueva Ministra de Cultura, Ana de Hollanda. La carta instaba a la Ministra a mantener la política del gobierno anterior sobre las políticas públicas inclusivas con respecto a internet, la cultura digital y los derechos de autor.

Dos semanas más tarde, el 20 de enero, el Ministerio de Cultura [pt] brasilero eliminó una licencia Creative Commons de su sitio web. La orden de removerla aparentemente fue dada por la Ministra Hollanda [pt] y provocó todo tipo de reacciones en las redes sociales, así como entre los bloggers.

Creative Commons Brasil inmediatamente se opuso a la decisión del Ministerio en Twitter (@CC_BR) [pt]:

CC-BR interpreta el retiro de la licencia #creativecommons de la web del Ministerio de Cultura como una marcha atrás al apoyo de #digitalculturebr [cultura digital de Brasil]

Creative Commons es una organización sin fines de lucro que desarrolla, apoya y administra infraestructura legal y técnica para maximizar la creatividad digital, el intercambio y la innovación. Las licencias CC son flexibles y los países que tienen representación legal de la institución a menudo adaptan dichas licencias a su propia legislación. Su representación brasilera publicó un artículo de la Revista ARede [Revista Web; pt] que habla acerca del enorme significado político de la sustitución de la línea «El contenido de este sitio web se publica bajo una licencia Creative Commons» -en el sitio web desde 2004- por: «Licencia del Usuario: el contenido de este sitio web, producido por el Ministerio de Cultura, puede ser reproducido, siendo citada la fuente»:

Tal como está hoy, el sitio web del Ministerio de Cultura no tiene una licencia válida, explica Ronaldo Lemos, Director del Centro de Tecnología y Sociedad de la Fundacióo Getúlio Vargas y Representante de Creative Commons Brasil. «Desde el punto de vista legal, la frase que han puesto no significa nada. Quien utiliza el contenido de ese sitio web basado en la frase se enfrenta a un gran problema de inseguridad jurídica», afirma. Por otra parte, la oración que el Ministerio utilizó para sustituir la licencia CC sólo menciona la «reproducción». «Los derechos de Creative Commons son más amplios y mejor elaborados, yendo desde la producción colaborativa, la creación de derivados, el intercambio y más. En este sentido, el sitio web del Ministerio de Cultura ha perdido mucho con el cambio».

Al día siguiente, el Ministerio respondió a la reacción de grupos e individuos en línea con la nota oficial:

La supresión de la referencia a Creative Commons en la página de inicio del Ministerio de Cultura se produjo porque la legislación brasilera permite la liberación del contenido. No hay necesidad que el Ministerio presente una iniciativa específica. Esto no impide que Creative Commons, o cualquier otra forma de concesión de licencias, sea utilizada por cualquiera que esté interesado en ella.

El blogger de izquierda, Marco Weissheimer, comentó sobre la respuesta del Ministerio comparándola con la decisión de la actual Ministra sobre el trabajo realizado en el mandato de Gilberto Gil, cantante y compositor que se desempeñó como Ministro de Cultura de 2003 a 2008. Él dijo [pt]:

La nota no alivió las críticas y preocupaciones acerca de la continuidad de las políticas iniciadas durante el mandato de Gilberto Gil en el Ministerio de Cultura. Durante el mandato de Gil, el Ministerio de Cultura se adhirió a Creative Commons. Incluso más allá de esto, en 2004 Gil se convirtió en el primer compositor brasilero en ceder los derechos de una canción en Creative Commons. El gobierno federal también comenzó a hacer uso generalizado de las licencias CC. El «Blog do Planalto» [Blog de la Presidencia], por ejemplo, está licenciado con Creative Commons.

En una entrevista en le blog Fatos Etc [pt], el sociólogo Sergio Amadeu considera que la posición de la Ministra es bastante inesperada, señalando la controversia sobre la nueva política de atribución. Él sostiene que la Ministra cometió un acto ilegal y que su posición está en contradicción con las políticas gubernamentales de la nueva Presidenta:

Dilma actualiza el Blog do Planalto -que fue instalado e implementado por el ex Presidente Lula en Creative Commons y que todavía está en Creative Commons. Y ella, la Ministra [de Cultura], ha hecho un movimiento que choca con la política de intercambio iniciado en el gobierno de Lula, y con la propia Dilma, que dijo que continuaría exactamente con las políticas de Gilberto Gil y el mandato de Lula. Entonces Ana de Hollanda, además, ha cometido un acto ilegal porque ella no podía quitar las licencias Creative Commons de los reportes de noticias y artículos que ya se publicaron con Creative Commons.

Algunos bloggers están discutiendo si Ana de Hollanda podría estar beneficiando a ECAD (Oficina Central de Recaudación y Distribución), la organización responsable de la distribución de los ingresos fiscales en los medios de derechos de autor. Geraldine Juárez, quien escribe para el blog ALT1040, comenta cómo la nueva Ministra, profesional de la música, se ha beneficiado de la industria del derecho de autor, y continúa diciendo:

El único país que apuntaba en la dirección correcta para reformar de una forma justa para toda la sociedad y coherente con los retos que la digitilización implica, era Brasil. El Proyecto de Ley de Derecho de Autoral [pt] y su agenda de Cultura Digital [pt] creada por Gilberto Gil han sido uno de los factores que definitivamente ayudaron a voltear y fijar la mirada en Brasil.

Por otra parte, escribiendo en el blog de Ponto e Contraponto [pt], el autor Len criticó la reacción de la comunidad de Creative Commons y sus partidarios. Él sostiene [pt] que el texto de reemplazo y la licencia de derechos de autor ayuda a dar una mejor comprensión de lo que es factible hacer con el contenido de la página web por el público promedio:

Yo lo veo como un cambio positivo. Hay que tener siempre en cuenta que los usuarios avanzados de internet y los nerds son los que conocen a CC y el significado de las licencias. La abrumadora mayoría que usa la web y sólo tiene los conocimientos básicos, no tienen ni idea de lo que significan esas etiquetas y especialmente en un idioma extranjero. La frase escrita en la parte inferior de la página web, en portugués, informa mejor a un mayor número de personas. Las personas que no conocen el significado de las etiquetas CC podrían tener sus páginas web o blogs y quisieran usar el contenido del sitio web del Ministerio y con este cambio también sabrán que pueden utilizar dicho contenido, siempre y cuando citen la fuente.

El resultado de las acciones de la Ministra de Hollanda es aún incierto: Mientras que es interpretada por algunos bloggers como una posición dura contra Creative Commons, un paso claro hacia atrás en el debate sobre la cultura digital en Brasil, otros creen que el cambio es una oportunidad para discutir sobre los derechos de autor. De hecho, grupos como la comunidad «Transparencia Hacker», un foro de transparencia y activistas de datos abiertos en Brasil, han debatido sobre si el contenido creado [pt] por el gobierno brasilero debería ser más bien de dominio público, siguiendo el principio de la difusión de información pública puesto de manifiesto en la Constitución.

Este artículo fue revisado por Janet Gunter.

Historias recientes de Latinoamérica

Historias populares

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.