¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Ecuador: La delincuencia como principal desafío para el Gobierno

Una de las responsabilidades sociales pendientes del gobierno de Rafael Correa es la seguridad pública. El Relator Especial de las Naciones Unidas Philip Alston [eng] ha hecho público un informe sobre su visita a Ecuador en junio de 2010, del que b10.com.ec destaca: “La tasa de homicidios en Ecuador se ha duplicado en los últimos 20 años. En 1990 la tasa era de 10,3 homicidios por cada 100.000 habitantes, en 2009 era del 19,7 y las estimaciones actualizadas sugieren un aumento hasta los 20.”

En 2007, el académico de la FLACSO (Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales), Fernando Carrión Mena, citando un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo,  escribió que los costes económicos de la violencia criminal en Ecuador son bastante altos y que están aumentando drásticamente con el tiempo.

Un policía ecuatoriano de guardia en una calle de Guayaquil. Fotografía del usuario de Flickr ‘rumble fish’, utilizada bajo licencia Creative Commons

Andrés Rodríguez, de Modestamente Humano escribe acerca de su experiencia con un vendedor callejero que vendía películas mientras montaba en un autobús en Quito. El vendedor le contó que estaba frustrado porque no había realizado ni una venta, y que pensaba que era mejor conseguirse otro trabajo: robar.

El blogger Sebas, de Desde el rincón de mi vida siente tristeza por cómo ha tenido que empezar el nuevo año: un amigo suyo fue asesinado, y para empeorar las cosas, el asesino a sueldo que le disparó lo hizo por equivocación. Sebas invita a la gente a que muestre su afecto y respeto por los demás, pero también critica la falta de empuje por parte de algunos ecuatorianos:

Resignación dicen algunos, […] resignarse ante la violencia es darles la victoria a los malos, es seguir dejando pasar, es pretender que la gente asesinada es un número más, no pienso hacer eso, resignarse jamás.

Muchas personas han estado escribiendo cartas al Presidente, pidiéndole que actúe inmediatamente contra la delincuencia. Pero en un discurso en una de las mayores prisiones de Guayaquil, el Presidente ha declarado que estos delincuentes son víctimas de la sociedad, y que merecen una segunda oportunidad, como comenta Carlos Sagnay en Desde mi trinchera:

[Correa] visitó la Penitenciaría del Litoral, se dirigió a los delincuentes, asaltantes y asesinos, y les dijo que por culpa de asambleístas opositores están cumpliendo penas largas.

En Dialogo con Joselias el periodista y blogger Joselias, que escribe desde la provincia de Manabí, se hace eco de lo que está ocurriendo en el mayor puerto de Ecuador, Guayaquil. Informa de que ni siquiera la Policía de Inteligencia puede escaparse de la violencia; Joselias explica que dos agentes recibieron disparos en el sudeste de Guayaquil.

La pobreza, el desempleo y la falta de una educación son factores que han llevado a muchos a cometer delitos, y a cumplir condenas de cárcel si son atrapados. Pero, en referencia a la visita presidencial a la Penitenciaría del Litoral en Guayaquil, Manuel Ignacio Gómez, de Hoy y Ahora argumenta que una cosa es preocuparse de los derechos y la rehabilitación de los delincuentes, y otra es ponerse de su lado, como si el Presidente se preocupara más del bienestar de los delincuentes que de las vidas de las víctimas:

Muy bien que Correa se preocupe por la rehabilitación de los presos y mejorar las condiciones en las cárceles. Adelante. Tiene razón que la solución no está en encerrarlos para que se pudran, sino en convertirlos en personas útiles a la sociedad con verdaderos programas de rehabilitación. Los derechos humanos son para todos, incluyendo los presos. Pero esto de poco servirá si el Presidente no asume su papel con posturas, declaraciones y acciones prácticas, firmes y duras contra la delincuencia.

Otra cuestión que preocupa a los ecuatorianos es el creciente número de adolescentes implicados en ofensas criminales. También está ocurriendo que menores desde los 10 años de edad están siendo utilizados para delinquir; los niños no pueden ser encarcelados por estos delitos.

En su blog, Juancabrito escribe que los medios de comunicación invierten demasiado tiempo en atacar al gobierno, pero se olvidan de educar. Los medios, según él, necesitan pasar del “pseudoanálisis” a la realidad concreta. Confía en que el Presidente Correa, que ahora supervisa personalmente la seguridad pública en Ecuador, tendrá éxito, a pesar de las críticas de la oposición.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.