¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Bulgaria: Bloggers discuten sobre el Monumento al Ejército Soviético en Sofia

Foto de Ivan Ivanov, Wikimedia Commons

El Monumento al Ejército Soviético en Sofía fue construido en 1954, en honor de la victoria sobre los nazis en la II Guerra Mundial. Hoy en día, este monumento es objeto de controversia entre los grupos políticos de izquierda y de derecha. Recientemente, un grupo de activistas de derecha inició una discusión en la sociedad búlgara sobre si el monumento debería ser demolido o no.

El blog búlgaro DeCommunization escribió [bg]:

[…] ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿A dónde queremos ir? ¿Cómo llegar? Esto es en realidad una sola pregunta: “¿Qué queremos?” […]
[…] Todo inició con un monumento de un ejército que ya no existe. Un país que ya no existe. O tal vez sí. Tal vez una nueva versión de ese país. Enmascarado y oculto. ¿Cómo es que tiene tantos defensores? ¿Cómo puede algo inexistente ser capaz de movilizar tanta energía humana cada vez que tratamos de responder a las preguntas difíciles? No, no podemos avanzar a menos que miremos hacia atrás. […]

Y un poco más [bg] de DeCommunization:

[…] ¿Por qué quiero que el monumento del ejército soviético de ocupación sea trasladado al Museo de Arte Totalitario.

Apelo de nuevo a todos ustedes que guardan sentimientos y simpatías ‘Rojas’. Hay un monumento en la ciudad de Varna, para todos los soldados soviéticos caídos que dieron su vida por la libertad de Bulgaria. En ella, hay escritas docenas de nombres y títulos. Cuando era adolescente, me pregunté cómo y dónde murieron estos soldados, cuando no había batallas en nuestra región ni en el país. Los adultos mayores decían que muchos soldados del Ejército Rojo han pagado con sus vidas por sus robos, asesinatos, incendios premeditados, violaciones. A la vez, infectado por la propaganda comunista, joven e inexperto, yo no creía que esto fuera posible. Pero hoy, con mucho más conocimiento y experiencia, puedo afirmar categóricamente que los monumentos del Ejército Rojo son monumentos alabando a asesinos, ladrones, incendiarios, violadores y otros criminales. Ellos no murieron “por la libertad de Bulgaria”, sino que fueron asesinados sin juicio, junto a una pared o un árbol, por sus propios regimientos, que tenía por objeto restringir algunos de estos excesos de barbarie por salvajes de escasa educación y sin cultura. […]

El historiador búlgaro y profesor de Ciencias Políticas, Antoniy Todorov, escribió esto en su blog [bg]:

[…] Este debate no es nada nuevo, ya hubo varias iniciativas para demoler el monumento, pero todos los gobiernos desde 1989 se han abstenido de hacerlo, por otra parte, Rusia siempre ha dejado claro que esto se consideraría un delito.

Ambas partes tienen argumentos de peso. Por lo tanto, la cuestión es política y su resolución también será una decisión política, independientemente de lo que es. Esto significa que no es suficiente con simplemente tomar un bando en el debate (podemos suponer que ambas partes tienen un caso). Es una decisión política en el sentido de que tiene que encajar dentro de los temas prioritarios que consideramos particularmente importantes para toda nuestra comunidad. […]

[…] Entonces, ¿qué pasa con Bulgaria? La pregunta principal es: ¿estamos comprometidos a honrar el Día de la Victoria sobre el Nazismo o no ? La respuesta no es fácil y es esencialmente una opción de pertenencia a la civilización. […]

Nikolay Sisoev, un búlgaro residente en Johannesburgo, comentó sobre el Monumento al Ejército Soviético [bg] en Sofía en su blog, Truden:

[…] Los búlgaros siempre han estado animando a su futuro y abucheando a su pasado.
Las cosas siguen siendo más o menos las mismas con nuestra historia más reciente y “más democrática” -los años de nuestro pasado han conseguido bastantes abucheos… Nada más que en un período de 45 años. Durante estos 45 años, hemos sido aliados de quienes liberaron a Bulgaria de la dominación otomana y de Europa -de la dictadura fascista. Para la primera hazaña, la agradecida Bulgaria levantó monumentos en su honor.
La segunda hazaña tuvo el honor de la misma manera. Hoy, sin embargo, parece que los 20 millones de rusos que murieron no merecen un monumento en Sofía ni en Bulgaria. […] ¿Por qué? Bueno, porque ahora somos demócratas y los que murieron en el campo de batalla contra el fascismo eran comunistas. […]

En su blog personal, Ivo Indzev, un destacado periodista conocido por su postura anti-soviética, escribió [bg]:

[…] Por enésima vez, permítanme recordar a los indecisos entre nosotros, qué representa exactamente este monumento. ¡Esto demuestra la hegemonía imperial rusa en Bulgaria! Ni siquiera es un monumento al comunismo y mucho menos a los ideales de izquierda. Tampoco es un monumento de la Unión Soviética, a pesar de que lleva el nombre del ejército soviético. Si se tratara de un monumento a la Unión Soviética, la idea de demolerlo sería sacar de quicio a todas las antiguas repúblicas que “igualmente” constituyeron la unión. ¿Se imaginan a Estonia enviando una nota a Bulgaria para preservar el monumento? Eso suena como una broma (aunque una nota de Rusia no es una broma en absoluto). […]

Pavel Yanchev, otro blogger búlgaro, escribió [bg]:

[…] El Monumeto al Ejército Soviético no es un anfiteatro romano ni la casa de una familia de comerciantes ricos de los años 20. Fue construido (y diseñado por arquitectos muy buenos, por cierto) para perpetuar la idea de la casi inexistente felicidad y alegría y es pura propaganda comunista, que tiene como objetivo fortalecer el régimen local y su ideología. Sin embargo, antes de decidirnos a demoler sólo el monumento, hay que recordar el incidente con el mausoleo de Georgi Dimitrov en 1998. Eliminamos un edificio que ya no tenía ningún propósito, aparte de personificar a un régimen totalitario, pero no pensamos qué poner en su lugar. Destruir la edificación tomó más tiempo del que se tardó en construirlo. La decisión de destruir se hizo con un giro totalitario similar -sin consultar a nadie ni siquiera los ciudadanos de la ciudad. […]

Muiiio, un popular blogger, comparte su opinión [bg] sobre el pasado soviético de Bulgaria:

[…] Hmm… ¡derribemos todos los edificios del Renacimiento búlgaro, porque son monumentos de la dominación otomana! ¡Erradiquemos cualquier recuerdo y símbolo del pasado de nuestra tierra, porque no todo es sol y arco iris. ¿O deberíamos dejar sólo los recuerdos hermosos?

Hagamos la pregunta: ¿a quién le damos la difícil tarea de elegir lo que es “bueno” y lo que no y lo que va a ser destruido a continuación -el Monumento al Ejército Soviético o el Baño Público Central?

Para los que creen que un monumento en memoria del ejército soviético profana el centro de Sofía hoy en día (y/o al pueblo búlgaro en su conjunto), pongamos una placa nueva, bien iluminada, con letras grandes, contando la historia tras la creación del monumento, así como todos los símbolos que aparecen en él. Construyamos un museo alrededor del monumento -esto no es sólo una parte importante de nuestra historia, sino algo interesante para muchas personas que no la han visto antes, no estoy hablando sólo de los extranjeros, sino también la gente de mi generación, así como para los más jóvenes que yo. […]

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.