¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Una declaración de amor al idioma portugués, en todas sus variantes

El idioma portugués, hablado por más de 200 millones de personas en en mundo, a menudo ha sido descrito como la “patria” o “matria” del mundo de habla portuguesa. El 21 de febrero conmemoramos el Día Internacional de la Lengua Madre, instaurado por la UNESCO en 1999. En un tributo al idioma portugués en toda su diversidad lingüística y cultural, los invitamos en este artículo a navegar por las reflexiones de bloggers de habla portuguesa, provocados por su lectura de la primera novela dedicada al idioma portugués [pt], Milagrário Pessoal – el trabajo más reciente del autor angoleño José Eduardo Agualusa.

El título de este artículo se tomó [pt] del blog Mértola, en el que Carlos Viegas escribe que Milagrário Pessoal es:

una declaración de amor a la lengua portuguesa, en su multiplicidad de hablares (…) un viaje por la historia de nuestra lengua, por los lugares y culturas que alimentaron su enorme riqueza.

Foto: Lu Freitas en Flickr. CC BY-NC-SA 2.0

Foto: Manu Magalhães. CC BY-NC-SA 2.0

El portugués el el idioma oficial de ocho países – Angola, Brasil, Cabo Verde, Guinea-Bissau, Mozambique, Portugal, São Tomé y Príncipe y Timor Oriental – en cuatro continentes – África, América, Asia y Europa. Así, el idioma cubre una vasta área de la superficie de la Tierra (7.2% del planeta [pt]), que engloba una extraordinaria diversidad de vidas que se reflejan en una variedad de dialectos. Es también el quinto idioma más hablado en internet, según Internet World Stats, con cerca de 82.5 millones de usuarios de internet. José Saramago, fallecido en junio de 2010 – el único ganador de habla portuguesa del Premio Nobel de Literatura – decía que “no hay un idioma portugués sino idiomas en portugués” [pt]. El escritor Agualusa, en una entrevista [pt] con el blog Porta-Livros afirma que:

El portugués es una construcción conjunta de toda la gente que habla portugués y eso es lo que lo hace una lengua tan interesante, con tanta elegancia, elasticidad y plasticidad.

La novela – o el ensayo del idioma portugués disfrazado de novela”, como la describe el periodista Pedro Mexia en una crítica titulada Politics of Language [Políticas del idioma, pt] – simultáneamente cuenta una historia de amor y explora los procesos de construcción del idioma portugués. Agualusa, también en la ya mencionada entrevista, confiesa “lamentar muchísimo la desaparición de algunas bellas palabras que caen en desuso” y comparte la necesidad y “obligación de evitar la muerte de estas palabras”.

Poema de Fernando Pessoa: el que no puede ver bien una palabra, no puede ver bien un alma. Foto: Lu Freitas en Flickr. CC BY-NC-SA 2.0

Poema de Fernando Pessoa: el que no puede ver bien una palabra, no puede ver bien un alma. Foto: Lu Freitas en Flickr. CC BY-NC-SA 2.0

Rui Azeredo, del blog Porta-Livros, explica [pt] que la “historia [de amor] sirve únicamente como pretexto para que el autor rinda homenaje al idioma portugués” :

A través de una búsqueda , por parte de sus principales personajes, de los neologismos del portugués. Y bien insertos en el medio de la historia (…) surgen neologismos, como una lección en la que nadie repara, pero donde todo se aprende. De Portugal a Angola, pasando por Brasil y otros, paseamos los ojos por juegos de palabras (nuevas y viejas, dependiendo a veces de la geografía) bien lanzados por Agualusa.

En un resumen [pt] de Milagrário Pessoal, Bruno Vieira Amaral, del blog Circo da Lama, considera que “las palabras tienen poder, las palabras son poder”. Amaral comenta sobre los extractos de Milagrário Pessoal - en citas tan imaginativas pues son representativas de países a los que se refieren – en el que el idima portugués sirve como un vehículo para las prácticas políticas recalcitrantes, subversivas y nacionalistas:

Las palabras también son poder, política en el sentido más amplio. Pueden significar sumisión, como en el caso del timorense que declamaba sonetos de Camões. Pueden significar afirmación nacionalista, como en el caso de las élites brasileñas que pasaron a utilizar apelildos de origen tupi. Pueden significar subversión, como el colonizado que pretende colonizar la lengua del colonizador para así dominarlo.

José Leitão, en el blog Inclusão e Cidadania, apoya esta visión [pt]:

La novela contiene pistas preciosas para una política de la lengua, que merecen la atención de los científicos sociales, los lingüistas y de los responsables de la política de la lengua portuguesa.

Poema de Manuel Bandeira: La vida no me vino a través de los periódicos ni a través de los libros/Vino de la boca del pueblo en el incorrecto idioma del pueblo)El correcto idioma del pueblo/Porque es el pueblo el que se deleita en hablar portugués de  Brasil/Mientras tanto/What lo que haces/Es mímica/La sintaxis potugiusa. Foto de Capitu en Flickr. CC BY-NC-SA 2.0.

Poema de Manuel Bandeira: La vida no me vino a través de los periódicos ni a través de los libros/Vino de la boca del pueblo en el incorrecto idioma del pueblo/El correcto idioma del pueblo/Porque es el pueblo el que se deleita en hablar portugués de Brasil/Mientras tanto/Lo que hacemos/Es mímica de/La sintaxis potuguesa. Foto de Capitu en Flickr. CC BY-NC-SA 2.0.

Las reflexiones de los lectores de Milagrário Pessoal en la blogósfera a veces abordan el tema de la controvertida Reforma ortográfica del idioma portugués, que tiene por objetivo unificar y convergir las diferentes ortografías en cada país de habla portuguesa. En su entrevista con el blog Porta-Livros, Agualusa declara:

Nunca como ahora hubo tanto movimiento de personas e ideas entre todos los países de habla portuguesa. (…) Y eso hace que el idioma se acerque.

Pedro Teixeira Neves, de PNETLiteratura, cita [pt] un pasaje del libro y pregunta:

«Escribe Moisés da Conceição que la lengua portuguesa, africana en su matriz, por la larga convivencia con el árabe, que la influyó mucho, necesita oscurecerse todavía más, amoldándose a la geografía de los lugares donde están sus abundantes hablantes. Nuestro destino es el de tragarnos unos a otros…» Resumiendo, de alguna manera, esta es la tesis que subyace en donde está revestido el lado ficcional de esta novela. ¿Crítica velada al acuerdo ortográfico? ¿Por qué no leerlo así entre líneas?…

Sin dar respuesta a su pregunta, Teixeira Neves afirma que “el idioma es un tesoro” [pt] y concluye:

Un tesoro guardado no en un arca sellada de los pueblos que lo usan (así, que hablan esa lengua, el portugues), sino un tesoro que en su diversidad geográfica y crecimiento contínuo más se enriquece y amplía. En suma: la identidad de la lengua es múltiple, y ese hecho no representa más que un crecimiento, nunca una resta. La lengua es elástica, cuerpo vivo que se alimenta del tiempo y de los tiempos. La lengua es un contínuo viaje de navegación por mares a cada día nunca antes vistos ni navegados.

"

Poema de Antonio Risério: “nuestra materia prima es la palabra. La palabra como sonido, como un sentido, como una práctica , como una contraseña, como un indicador cultural, como cemento cultural, como historia, como objeto, como entidad cambiante y cambiable.

Paula Góes contribuyó con la ilustración de este artículo. Todas las fotos fueron tomadas del Museo del Idioma Portugués en São Paulo, Brasil.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.