Ucrania: Ayudando a su comunidad a través de la terapia laboral

El sitio web ucraniano Zapitya [ru], que ha estado promoviendo programas de reducción del daño en Ucrania, inició recientemente una sección especial de blogueo [ru] donde pacientes de terapia de sustitución [en] de diversas regiones de Ucrania pueden compartir historias personales y discutir temas que les preocupan.

Sergey Tetiorkin

Uno de los activistas de los Defensores del Tratamiento de Sustitución de Ucrania [ru], Sergey Tetiorkin, ha compartido la historia de cómo los pacientes de terapia de sustitución de la ciudad de Ivano-Frankivsk (al oeste de Ucrania) empezó una iniciativa de ayudarse unos a otros a superar los retos de la vida y hasta ayudar a la comunidad en la que viven. Al comienzo del artículo, Sergey explicó cómo surgió esta iniciativa. Escribió [ru]:

Para que mi historia sea clara para todos, debo retroceder algunos años al tiempo en que el programa de terapia de sustitución recién había empezado en nuestra ciudad. Fue entre 2003 y 2004 que nuestro programa empezó como un proyecto piloto. Solamente tenía alrededor de 10 a 15 participantes […]. Todos tenían sus propias razones para unirse al programa. Algunos tenían problemas con la policía; otros tenían problemas con su salud (abscesos y úlceras). Pero había algo en común para todos. Estábamos cansados de prisiones y enfermedades que se repetían una y otra vez. ¡Y tuvimos la oportunidad de libranos de todo eso!…

[…] Teníamos que pagar por el tratamiento.

Para ayudarnos, nuestor “Padre”, el Doctor en Jefe de la clínica, inició un consultorio de terapia laboral. Los que participaban debía pagar solamente el 50% del costo del tratamiento. Para muchos de nosotros era un gran comienzo de la ‘nueva vida’. La gente empezó a recordar sus viejas habilidades y conocimientos y recordaron que podían hacer algo con sus propias manos… En verdad, ese fue el comienzo de nuestro llamado ‘banco de tiempo’.

Sergey explicó exactamente cómo los pacientes se ayudaban entre sí:

Al comienzo, era apenas una ayuda que nos dábamos unos a otros. Por ejemplo, una participante compartió su problema. El comité de guardianes planteó una condición, que si ella no cambiaba su estilo de vida, le quitarían a su bebé. En verdad, en ese momento su esposo estaba en prisión y había convertido su departamento en una guarida donde no había sitio para un niño y que requería una urgente renovación.  Entonces, esta chica le dijo a nuestro grupo que la ayudara con la renovación de su departamento. ¿Cómo podíamos decir que ‘no’? Agarramos brochas, pinturas…. en una semana, su departamento estaba como nuevo.

Luego su historia se repitió. Ayudamos a renovar el departamento de otra chica cuyo esposo había muerto. Habían pasado pocos meses. El programa había crecido, y nosotros, los primeros participantes del programa nos habíamos hecho verdaderos amigos. Hablamos menos de drogas y más de la vida común y corriente con sus problemas y maneras de solucionarlos. […]

En 2004, la clínica de Sergey tuvo problemas con la provisión del medicamento buprenorfina, lo que tuvo catastróficas consecuencias para el grupo. Uno de los pacientes estaba preso, otro había muerto. La situación se estabilizó en 2008 cuando los programas de reducción de daño recibieron apoyo del gobierno ucraniano. Sergey recuerda:

En 2008 se abrieron programas por todo Ucrania y la medicación se hizo gratis. Ya no había necesidad de terapia laboral. Pero las tradiciones y cálidas relaciones entre los pacientes siguieron. Nuestro Doctor en Jefe nos dio una bonita habitación nueva. La grande, totalmente renovada, amoblada, ¡con un baño y una ducha! ¡También había un acuario y una computadora!

La idea del ‘banco del tempo’ la sacamos de un programa de televisión. Así que decidimos intercambiar nuestra terapia del trabajo con el ‘Banco del Tiempo’. Con la gente nueva que llegaba al programa, también aparecieron nuevas ideas. Alexandr, que ahora es jefe de la organización no gubernamental ‘West-Chance’ fue uno de los nuevos. En verdad teníamos un buen equipo de personas que pensaban igual. Los ‘antiguos’ (que estaban en el programa desde ek comienzo) con sus tradiciones y relaciones encajaban bien con los  ‘nuevos’ que recién se unían al programa con sus nuevas ideas y su energía.

Sergey describió cómo es que se elaboró y se desarrolló la idea del ‘banco del tiempo’:

Así que empezamos. Encontramos un artículo de periódico sobre un grupo de jóvenes escandinavos con diferentes intereses unidos para ayudarse entre ellos a través de la acumulación de recursos. Pero sus recursos no eran dinero, sino tiempo en forma de horas de trabajo. Decidimos hacer lo mismo. Aparentemente, la mayoría de nosotros tenía mucho tiempo libre que antes usábamos para buscar dinero y drogas; además, queríamos estar activos y sernos útiles. No puedo decir que todo fue fácil desde el comienzo. Pero ni siquiera es posible que cuando empiezas algo nuevo todo va fácil sin ningún esfuerzo, retos y pérdidas […].

Sergey cree que la iniciativa del ‘banco del tiempo’ cambió la actitud del vecindario hacia los pacientes de la terapia de sustitución:

Antes, hacíamos esto por nuestra cuenta en nuestro tiempo libre, pero ahora sentimos que necesitamos iniciar un negocio para brindar diferentes clases de servicios. Personas nuevas se nos unen. No solamente pacientes de terapia de sustitución.

Cuando la gente que vive en nuestro barrio se enteró de nosotros, empezaron a usar nuestros servicios aunque al comienzo no estaban muy contentos de tener vecinos como nosotros. Los doctores también usaban nuestros servicios, ¡todo el que necesitara ayuda para renovaciones (pintar, colgar papel tapiz, etc.)! Aprendimos cómo arreglar luego de la instalación de nuevas ventanas o puertas, limpiamos ventanas, movemos muebles, cavamos, sacamos desechos de construcción, plantamos árboles y arbustos. También cuidamos niños enfermos. La esposa de Alexandr es peluquera. Corta el pelo ahí mismo. Dos de los muchachos saben dibujar y ayudan con los saludos preparando figuras especiales, retratos y tarjetas. También hay un chico que no es malo con las computadoras y enseña a los otros cómo usarlas.

Sergey está agradecido con el personal médico de la clínica por el apoyo a su grupo:

También tengo que decir que el personal médico nos ayudó mucho con temas administrativos y consultas de los que tienen problemas con el alcohol. Desafortunadamente, el problema del alcohol es muy serio. Así que los pacientes del programa pueden pasar por el tratamiento de adicción al alcohol de forma gratuita.

Al final, Sergey comparte los planes para el futuro:

Nuestra idea más reciente es poner una biblioteca con libros y películas. Nos gustaría organizarla adecuadamente, con formularios y un registro. Suerte que tenemos suficientes libros y CDs para hacerlo.

Hasta ahora, todo el trabajo quedó registrado en libros y cuadernos. Pero ahora nuestro “genio de la computadora” está desarrollando un software especial para que podamos transferir nuestros registros del ‘banco del tiempo’ a una computadora.

1 Comentario

Únete a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.