¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Libia: El problema de los mercenarios africanos (Vídeos)

Este post es parte de nuestra cobertura especial del levantamiento en Libia 2011.

La supuesta utilización de “mercenarios africanos” para apoyar el debilitado régimen del coronel Muammar Al Gaddafi está siendo una de las subtramas más inquietantes en el actual levantamiento de Libia.

En Global Voices hemos cubierto noticias de mercenarios serbios que bombardearon civiles desde el aire. Pero la mayoría de especulaciones sobre mercenarios los retratan como “extranjeros” o “africanos”, lo que quiere decir del África subsahariana o “negros”. Estas noticias han aparecido en todas partes: en la prensa internacional [en], en los medios árabes [en] y en los medios ciudadanos y vídeos en internet.

¿Por qué ponerle un rostro negro a la noticia de los mercenarios, si en Libia hay gente tanto de piel clara como de piel negra [en]?

En una carta abierta a Al Jazeera publicada en el blog Sky, Soil & Everything In Between, KonWomyn muestra su preocupación [en] por el hecho que la descripción de la cadena se haya convertido en un simple “mercenarios de África” [en], en lugar de profundizar en la identidad de estas personas, y que esta descripción se haya copiado en los medios de todo el mundo.

El miedo es otra de las razones por las que estas afirmaciones se han extendido. En un comentario en un blog sobre los mercenarios de Libia, “Benedict” escribe [en]:

… en una atmósfera de miedo y escasa información, los rumores de que los responsables de la violencia son sombríos extranjeros se extienden rápidamente (por ejemplo, los rumores de “árabes” apaleando manifestantes en Irán en 2009). En segundo lugar, hay muchos inmigrantes africanos en Libia que las masas enfurecidas podrían utilizar como cabezas de turco, y también hay libios negros, algunos miembros de las fuerzas de seguridad.

No obstante, los mercenarios capturados hasta ahora en Libia incluyen a ciudadanos de Túnez, Nigeria, Guinea-Conakry [en] y Chad [en]. Corren rumores de que en Accra, Ghana [en], se han llegado a ofrecer hasta 2.500 dólares americanos por luchar al lado de Gaddafi. Y en Etiopía [en], según se ha informado, se ha contratado a varias personas. Tenemos un vídeo de un supuesto mercenario capturado por los habitantes de Al Barqa, Libia.

Map of Libya and the Mediterranean Sea

Mapa de Libia y el mar Mediterráneo

Destino: Libia

Para muchos subshararianos, Libia es desde hace mucho un lugar con oportunidades de trabajo y también una escala intermedia [en] para los que buscan emigrar a Europa a través del mar Mediterráneo. Se calcula [en] que un millón y medio de subsaharianos viven en Libia y trabajan principalmente en las industrias petroleras y la construcción.

También Gaddafi se relaciona [en] financiera y políticamente con los gobiernos al sur de Sáhara. El ejército libio ha entrenado a grupos rebeldes con anterioridad y también ha reclutado [en] mercenarios en el pasado.

En los primeros años de su gobierno, Gaddafi, a quien denominaban afectuosamente “el Guía” [en], intentó unificar y arabizar los territorios al sur del desierto del Sáhara. Para esto, enviaba a jóvenes inmigrantes de todas partes, desde Sahel hasta Pakistán, a luchar como una única entidad en guerras en Chad, Uganda, Palestina, Líbano y Siria.

Ataques a inmigrantes

El problema ahora es que los subsaharianos en Libia están sufriendo ataques [en] porque se presupone que son mercenarios. En el blog Ethiopian Review, varias personas han comentado en un post sobre los mercenarios etíopes [en] preocupados por la posibilidad que los refugiados inocentes se conviertan en el objetivo de la muchedumbre.

Un comentarista, “Ganamo”, escribió [en]:

Algunos podrían ser refugiados inocentes. Durante un levantamiento, con la mentalidad de las masas, la gente no distingue bien entre criminales y extranjeros inocentes. Tengo que decir esto porque yo lo aprendí por experiencia propia. La revolución tiene que continuar, pero tenemos que tener cuidado y proteger a los refugiados. Especialmente a los etíopes de la diáspora, porque su gobierno solo se preocupa de su dinero y los abandona cuando más lo necesitan, mientras que otros países están evacuando a sus ciudadanos. ¿A dónde van a ir los refugiados etíopes de Libia?

Algunos bloggers y activistas del África subsahariana creen que el asunto de los mercenarios propiciará las actitudes chovinistas de los africanos del norte.

En el blog pan-africano Myweku, N Thompson escribe [en]:

La mayoría de los africanos comprenden y apoyan los deseos de los tunecinos y los egipcios en sus protestas. Sin embargo, los medios y foros africanos se empiezan a cuestionar si la prominencia y publicidad que se ha dado a los supuestos mercenarios africanos corriendo desenfrenados entre los manifestantes libios, robando y violando, no está empezando a contar una historia bastante interesante sobre las razones de algunos manifestantes libios.

En Sudan.net, una pregunta formulada por un miembro del foro (¿Es Libia racista? [en]) ha provocado muchas reacciones emocionales. Por supuesto, ¿no es lo primero en toda revolución tratar de conseguir el mayor apoyo internacional?

Tommy Miles, de Nueva York, se hace eco de ese pensamiento, con un mensaje [en] en el blog Tomathan, centrado en el oeste de África:

Honestamente, apoyo al pueblo libio y su justa furia contra el brutal régimen de Gaddafi. No es ningún riesgo afirmar que tendrán éxito, y que toda la región (incluyendo a Chad, Mali y Níger) estará mejor sin la constante desestabilización de Gaddafi a sus vecinos africanos.

Pero como en la mayoría del norte de África, en Libia hay una larga tradición de miedo, odio y opresión basados en el color de la piel. Hay una clara minoría de libios “negros” cuyos orígenes esclavos hacen que algunos los miren con desprecio y también hay un gran número de refugiados políticos y económicos en lo que es un estado relativamente próspero.

Un comentarista del post, con nombre “Arab”, muestra su desacuerdo [en]:

Esta polémica está totalmente prefabricada. En Libia también se ha informado de mercenarios europeos y tú, convenientemente, te olvidas de ellos porque no encajan en tu plan racista. Se ha dicho que son africanos simplemente para identificarlos, no tiene nada que ver con el color de la piel (un ejemplo clásico de proyección de los sesgos occidentales), sino con identificar una amenaza (de acuerdo con el lenguaje, ya que “africano” indica una persona del continente africano que no habla árabe, y no una persona de raza negra, como tú pareces creer). Los libios saben perfectamente que hay libios matándolos, ya que al fin y al cabo no todos los aviones los pilotan mercenarios ni los cuerpos de élite dirigidos por el hijo de Gaddafi son extranjeros. En estos momentos tan angustiosos para el pueblo libio te habría convenido más quedarte callado hasta que se revelen todos los acontecimientos, en vez de imponer tus ideas e insultar a la gente que está luchando y muriendo por su libertad basándote solamente en especulaciones.

Los libios también han mostrado compasión a algunos de los mercenarios capturados. Este vídeo muestra a más de un hombre protegiendo de la multitud enfurecida a un supuesto combatiente (aviso: estas imágenes pueden herir tu sensibilidad).

Un joven mercenario de Chad contó en una entrevista con el periódico británico The Telegraph [en] que había conocido a hombres que dijeron que iban a llevarle en avión a Trípoli, en Libia, para trabajar. En vez de eso, el avión se desvió a Al-Bayda, donde les suministraron armas a él y a los demás viajeros y les ordenaron matar a los manifestantes.

El blog Ridja de las islas Comoras, en África, retoma este asunto [fr]:

Dans une vidéo postée sur YouTube, un homme noir, présenté comme un mercenaire, reconnaît avoir été recruté par Khamis, l'un des fils du Guide, pour massacrer le peuple. Aveu véritable ou tentative désespérée d'un pauvre diable de se sauver d'une foule qui menace de le lyncher? D'autres films sur Internet montrent les dépouilles de supposés soldats de fortune morts au combat. Les sites des Libyens en exil parlent eux aussi de ces soldats étrangers, évoquant les rumeurs les plus folles, comme des salaires de 30.000 dollars.

En un vídeo colgado en Youtube, un hombre negro, descrito como un mercenario, reconoce que Khamis, un hijo del Guía, le reclutó para masacrar al pueblo. ¿Se trata de una confesión verdadera o de un intento desesperado de salvar al pobre diablo de una multitud amenazando con lincharle? Otros vídeos en internet muestran los cadáveres de supuestos soldados de fortuna que murieron en la batalla. Las páginas de exiliados libios también hablan de estos soldados extranjeros, refiriéndose a los rumores más descabellados, como los salarios de 30.000 dólares americanos.

Vincent Harris, en el blog Colored Opinions, un blog que explora las políticas migratorias africanas, dice [en] que los líderes europeos tienen parte de culpa:

Europa tiene una gran responsabilidad en el bienestar de los refugiados en Libia. La razón por la que digo esto es obvia, los gobiernos europeos, como el de Holanda, ayudaron a Libia a crear un tapón para frenar la inmigración de subsaharianos a Europa. ¿Hay alguien que no recuerde la reciente visita de Gaddafi a Italia? Era gracioso ver a uno de los presidentes más xenófobos [Berlusconi] recibir a Gaddafi, pero en realidad la visita del presidente libio estaba en concordancia con la política europea de usar a Libia como un tapón para contener la inmigración.

Lo que preocupa a muchos es que el problema de los mercenarios parece no haber hecho más que empezar. Del blog the Arabist [en]:

… si el régimen cae de repente, ¿qué harán los sucesores del régimen con los miles de mercenarios, armados y a los que no han pagado, que están repartidos por las principales ciudades libias?

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.