Costa de Marfil: ¿Pueden ser escuchados los llamados a la paz?

Luego de una semana turbulenta en la que Costa de Marfil cayó en una nueva racha de violencia sin precedentes desde las elecciones presidenciales a fines de 2010, las Naciones Unidas han advertido del riesgo de una guerra civil [en].

Drawing by 26 year-old Ivorian artist Aboudia (Abdoulaye Diarrassouba), December 2010. Photo by Stefan Meisel, copyright Demotix (20/12/2010).

Dibujo del artista marfileño Aboudia (Abdoulaye Diarrassouba, 26 años), diciembre de 2010. Foto de Stefan Meisel, derechos reservados Demotix (20/12/2010).

La violencia que rodea a la confrontación política entre los dos líderes del país, Laurent Gbagbo y Alassane Ouattara -cada uno de ellos alega haber ganado las elecciones presidenciales de 2010- está empeorando.

Unos cuantos ciudadanos marfileños han estado llamando a la moderación en internet, aunque son una minoría. A diferencia de los usuarios de Twitter en el país que han estado avivando las llamas de la división en ambos lados, la blogger Yeni Djidji describe la violencia más reciente en su blog [fr] como “igualmente ridículo”.

En el post, Djidji deplora la destrucción de buses en la ex ciudad capital de Abiyán que pertenecían a SOTRA (Sociedad de Tranportistas de Abiyán) realizada por partidarios de Ouattara, y condena las reacciones de los grupos pro-Gbagbo que posteriormente destrueron los mini autos comunales privados que, presuntamente, usaron los partidarios de Ouattara para su transporte.

Vean hasta qué punto la situación se torna ridícula. A qué punto el fanatismo político puede inhibir el buen sentido de la gente. Todos sabemos dónde está Alassane, todos sabemos dónde está Gbagbo. Pero es en los barrios que la gente se empeña, han destruido bienes que no pertenecen ni a uno ni a otro.

En su blog Dans ma cabeza, Stephane cuestiona las profundas motivaciones de los que plantean estos actos de violencia. En su post ‘Au nom de … quoi?’ (‘'En nombre de …qué?’) [fr], recuerda los dolorosos acontecimientos que Costa de Marfil ha experimentado antes:

¿Qué recuerdo guardamos de los acontecimientos de 2000?
Una de las numerosas expresiones de nuestro vocabulario político: ¿el barrendero barrido?
Un «bello» monumento considerado para celebrar a los combatientes de la democracia, pero que todavía no representa el símbolo que debe ser?
Si ustedes son conscientes de la importancia de este periodo en nuestra historia pero, como yo, son incapaces de tener un recuerdo muy preciso, entonces díganme ¿a nombre de quién peleamos hoy?

Después, Stephane desafía las ideas en nombre de las cuales los marfileños están comprometiéndose en esta excesiva violencia:

¿En nombre de… quién?
¿¿En nombre de la soberanía??? ¿Proclamada por uno que en algunas de sus decisiones económicas para su país traiciona las palabras?
¿En nombre de… quién?
¿¿En nombre de la democracia???  ¿Defendida por el otro cuyas especulaciones sobre el pasado arrojan sombras sobre su causa?
¿¿¿Soberanía??? ¿¿¿Democracia??? Viendo toda esa sangre derramada, no son más que otros nombres que hacen mal, ya sea que viva en un hotel [el presidente Ouattara está atrincherado actualmente en un hotel de Abiyán] o en un palacio [el presidente Gbagbo todavía ocupa el palacio presidencial].

En Twitter, algunos cibernautas marfileños han hecho la misma pregunta, como @diabymohamed, retuiteado por @Jeanjacquesk:

@jeanjacquesk RT @diabymohamed #civ2010 recogemos lo que sembramos. ¿Por qué hemos abandonado nuestra cultura de paz? ¿¿¿POR QUÉ Y POR QUIÉN???

En la misma vena, la blogger Edith Brou sugiere que Ouattara y Gbagbo deberían desaparecer de la política marfileña para ver el regreso a la paz:

@edithbrou eradiquemos a LG [Laurent Gbagbo] y a AO [Alassane Ouattara] de toda implicación (y de su camarilla) de la vida política marfileña.

Junto con estas llamadas a la moderación en internet, las marfileñas han decidido hacerse escuchar. En Treichville (un distrito de Abiyán), marcharon vestidas de blanco [fr] el 5 de febrero de 2011, para denunciar las matanzas de sus hijos.

Se reunieron en la sede central del PDCI (Partido Democrático de Costa de Marfil) y desde ahí marcharon a los cuarteles de la Guardia Republicana. Una operación policial bloqueó la marcha de las mujeres y la intervención de un comisario de la policía le puso fin.

Actualización: el 3 de marzo de 2011, a seis o siete mujeres las mataron a tiros las fuerzas de seguridad leales a Gbagbo y unos 100 civiles quedaron heridos durante una marcha de apoyo al presidente Ouattara en Abobo, un distrito de Abiyán.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.