Haití: Amenazas electorales

Las tan esperadas elecciones en Haití se fijaron finalmente para el 20 de marzo. La controversia política más reciente involucra al candidato presidencial Michel Martelly y a sus amenazas a los medios, acompañadas de referencias generales a tomar el poder en “las calles”. Los cibernautas siguen de cerca el desarrollo de estos eventos…

welcome2haiti posteó un video de Martelly, más conocido como “Sweet Micky”, haciendo amenazas, de hecho, en respuesta a una pregunta de un periodista sobre sus supuestas deudas con los bancos de Miami [en].

http://www.youtube.com/watch?v=xNfQ6z8T4yk (Video no disponible actualmente).

Martelly dice, básicamente, “Bobby, déjalo preguntar, la gente está en las calles, la gente está saliendo a las calles”.

Luego de un tiempo, muestra su brazo, diciendo:

A la guerre comme à la guerre!

¡Haz en la guerra lo que haces en la guerra!

El sitio “Los chicos de Dessalines” cubrió la historia en seguida, publicó nuevamente la respuesta oficial de la prensa de Haití [en] y posteó un video [en] de comentarios que realizó Pras Michel, integrante de la banda Fugees y simpatizante de Martelly, quien básicamente dice que Haití se prenderá fuego si “Sweet Mickey” no gana las elecciones presidenciales [cr]:

Nap boule peyi-a…

Quemaremos el país…

Los comentarios [en del bloger sobre el video:

Si esto no ilustra el punto bajo de la historia política de Haití, no se qué lo haría.

Sitwayen Pou Mirlande [en], un blog que simpatiza con la campaña de Martelly [en], posteó el mismo video, diciendo:

Parece que hay una tendencia a la confusión psicológica y una propensión a los exabruptos violentos, el descontrol se apropia de la campaña. Cf: Wyclef, Sean Penn y todos los otros famosos de Estados Unidos que buscan ganar publicidad en la devastada Haití.

¿No ha visto Haití ya suficiente destrucción desde el 12 de enero? ¿Pueden estos BRUTOS, fanáticos de la destrucción, implementar un plan para la RECONSTRUCCIÓN? Júzgalos…

Haitian presidential candidate Michel Martelly in front of thousands of supporters at a rally in capital Port au Prince. Image by Jose Guzman, copyright Demotix (25/11/2010).

El candidato presidencial haitiano Michel Martelly frente a miles de simpatizantes en una reuniòn en la capital Port au Prince. Image de Jose Guzman, copyright Demotix (25/11/2010).

El blog muestra un enlace otra historia [en] que no favorece a Martelly y explica:

Durante una entrevista con la conocida reportera de investigación dominicana Nuria Piera, Michel Martelly presentó su visión del futuro de las relaciones entre los dominicanos y los haitianos, y logró en menos de dos minutos, mostrar exactamente por qué él sería la persona equivocada en formular la política exterior de Haití de ser electo Presidente:

@ZoGrann también siguió la actividad en Twitter, remarcando con interés [en] los tuiteos de @carelpedre [en], un popular presentador de radio en Haití que hizo campaña a favor de Martelly.

Mientras tanto, tres simpatizantes de Manigat fueron brutalmente asesinados [en] y las tensiones aumentaron, llevando al blog Toussaint on Haiti [en] a presumir que fue “una mala semana para Michel “Sweet Micky” Martelly”. El bloguero cita todo, desde el fiasco en la frontera hasta el posible retorno de Jean-Bertrand Aristide [en] como un potencial candidato presidencial, diciendo:

Estos incidentes no le hacen bien a Martelly… Debería ganar en este momento, no perder. Parece que el campamento de Martelly está al tanto de esto y están reaccionando mal. Su campaña tomó una posición defensiva, con varios consejeros y simpatizantes que dicen que sus encuestas muestran que gana por dos dígitos y que la única forma en la que puede perder es por fraude de la oposiciòn. Algunos hasta han invocado a la violencia en el caso de que pierda.

Esta retórica desilusiona. Es la iniciativa de una forma de pensar que sigue vigente en el proceso democrático de Haití. De seguro, Haití tiene una historia de elecciones fraudulentes pero no parece que el campamento de Martelly realmente pueda creer en este proceso. ¿Por qué participar en una elección si solo reconocerás los resultados si ganas? Es cierto que mucha gente está a favor a la candidatura de Martelly, especialemente en las áreas urbanas. Sin embargo, nada está dicho en una elección. El ganador será quién reciba la mayor cantidad de votos el día de la elección, no la persona que atrae a la multitud más grande en los encuentros. Realmente espero que el tono de la elección se vuelva positivo pronto. 

Throwing Down The Water [en] agrega su propia perspectiva (no haitiana):

Sweet Mickey llama mucho la atención y atrae a las masas jóvenes; dado que Haití es un país lleno de masas jóvenes, esto parece ser una victoria segura para algunos. Y las discusiones públicas también parecen venir con un montón de presión, ¿quién no quiere apoyar al capitán del equipo?

Pero Madame Manigat se para frente al tornado, dando muestras de estar tranquila y ser inteligente y responsable. Mientras que la campaña de Martelly se siente como la mañana después de un bar que sirvió solo cosmopolitans, la camaña de Manigat se siente como si uno tomase directamente de un coco luego de una caminata cansadora; refrescante, natural, parcial de manera sostenible. 

Si hay una cosa que aprendí en Haití es que es un país de gente independiente. Puedes escuchar una cosa en público pero debes tener en cuenta que hay mucho más detrás de escena.

Toussaint on Haiti sostiene que aún con sus controversias y sus errores las elecciones del 20 de marzo “son la mejor opciòn para que el paìs se mueva hacia adelante”. El mundo està pendiente.

La imagen en minuatura que se usò en este post “Michel Martelly aparece en la estaciòn Lycee Petionville; foto de Rozanna Fang” es cortesía de  mediahacker y se usa bajo la licencia Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.0 Generic (CC BY-NC-SA 2.0) Creative Commons. Visite mediahacker's flickr photostream.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.