¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Alentar al suicidio es libertad de expresión?

Un caso en desarrollo en Minnesota plantea serias dudas sobre lo que es la libertad de expresión. Según Emily Gurnon en Pioneer Press [en]:

“El ex enfermero William Melchert-Dinkel, de 48 años, de Faribault, ha sido acusado de dos cargos por fomentar, asesorar o ayudar a otro a cometer suicidio. Después de los argumentos orales el jueves por la mañana, el juez de distrito del Condado de Rice, Thomas Neuville, tomó el asunto bajo consideración; él emitirá un veredicto dentro de 20 días”.

El enfermero acusado aquí ha confesado alentar a dos personas para cometer el suicidio -una en Canadá y una en el Reino Unido, pero su abogado argumenta que el asesoramiento en línea de su cliente es libertad de expresión:

“Utilizando los pseudónimos “cami “,” falcon_girl” y “Li dao”, Melchert-Dinkel se hizo pasar por una mujer joven, una simpática enfermera de la sala de emergencias que había visto fallidos resultados de suicidio y recomendó el ahorcamiento como el método más fiable”.

Lo que dijo e hizo Dinkel es deplorable y morboso, su profesión le suma enfermedad a sus actos, pero ¿el perduadir en línea y estimular a cometer suicidio o a cometer un delito puede ser tomado como una cuestión de libertad de expresión y no como un acto criminal?

La sentencia del Segundo Circuito del Tribunal de Apelaciones puede explicar lo que el tribunal siente cuando se trata de las comunicaciones digitales/imágenes y demostrar un daño real.

Associated Press [en] informa que:

“Un tribunal federal de apelaciones ha confirmado la condena por pornografía infantil a un hombre de Nueva York que superpuso los rostros de niñas adolescentes en fotografías sexualmente explícitas de adultos desnudos en su computadora”.

Los jueces señalaron que los actos del hombre pone en peligro la salud psicológica de las niñas y también daña su reputación. No se probó que el hombre distribuyera las imágenes modificadas, por lo que es interesante notar aquí que, aunque no hay pruebas de daños directos, los jueces creyeron que, dado que las chicas eran identificables, estas fueron vulneradas por las imágenes alteradas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.