El futuro de Zambia Telecom (compañía propiedad del Estado Libio)

Este post forma parte de la cobertura especial sobre el Levantamiento en Libia – 2011.

Hace aproximadamente un año el gobierno de Zambia vendió la sociedad paraestatal de telecomunicaciones [en], Sociedad de Telecomunicaciones de Zambia (Zamtel), a la sociedad paraestatal libia LAPGreen por 270 millones de dólares. Los inicios del proceso de venta de esta sociedad fueron muy controvertidos debido a que RP Capital, la empresa encargada de ejercer la diligencia debida y la evaluación, fue contratada en circunstancias sospechosas, según la ministra responsable en ese momento, Dora Siliya. Ella informó al presidente de la Corte Suprema para que se llevara a cabo una investigación bajo la supervisión de un tribunal parlamentario y otro ministerial.

Siliya, que entonces era ministra de Transportes y Comunicaciones, renunció a su puesto cuando el presidente de la Corte Suprema dio el visto bueno a un Tribunal del que formaban parte tres jueces de la Corte Suprema que consideraron que la ministra había actuado de forma inadecuada [en] en la elección de RP Capital para efectuar la transacción. Sin embargo, el Tribunal Supremo anuló el fallo del tribunal y el presidente Rupiah Banda la recolocó como Ministra de Educación [en].

Los tratos de Zamtel con LAPGreen han saltado de nuevo a la palestra con la inestabilidad que sufre Libia tras las protestas callejeras que derrocaron a Hosni Mubarak en Egipto y a Zine El Abidine Ben Ali en Túnez. Los usuarios de internet de Zambia han aprovechado los acontecimientos acaecidos en Libia para plantear cuestiones sobre el futuro de la empresa libia del país.

El Dr. Richard Mbewe, economista natural de Zambia pero afincado en Polonia, manifestaba su opinión en la web de noticias Lusaka Times [en]:

En primer lugar ¿qué va a pasar con las inversiones en el extranjero llevadas a cabo por el régimen de Gaddafi? Al ser el hombre fuerte de Libia estaba detrás de todas las decisiones sobre inversión. Si, como se espera, el poder lo asume otro gobierno nacionalista ¿se cancelarán esas inversiones y se retornará el dinero al país? También existe el peligro de que se produzca un vacío de poder tras la marcha del dictador. En ese caso, es probable que sean los fundamentalistas islámicos quienes se hagan cargo de la situación y ellos, seguramente, querrán mantener intactas esas inversiones (especialmente las relacionadas con el ámbito de las telecomunicaciones) porque con ellas se facilitaría la expansión del Islam en los países en los que opera LAPGreen, especialmente en el África subsahariana.

Teniendo en cuenta que el de las telecomunicaciones es uno de los sectores estratégicos para la economía de cualquier país, ¿a qué peligros tendrán que hacer frente los gobiernos africanos (incluyendo el de Zambia) en las nuevas situaciones? Por otra parte, también es posible que el nuevo gobierno libio quiera deshacerse de estas inversiones y trasparsarlas al mejor postor. El resultado de ello sería un sector estratégico en manos de inversores cuyos intereses no necesariamente fueran los mismos que los de Zambia.

Continuaba así:

El caso de la inversión de LAPGreen en ZamTel es el clásico ejemplo de cómo hay que analizar una inversión privada antes de lanzarse a ella. Si el gobierno de Zambia hubiera realizado una evaluación adecuada sobre LAPGreen seguramente hubieran obtenido información sobre los peligros que originaría la inversión en caso que la situación política en Libia cambiara. Los servicios de inteligencia del país deberían haber comprobado los informes de Libia para tratar de saber cuánto tiempo iba a permanecer el régimen de Gaddafi. Ahora toca que nosotros mismos protejamos los intereses nacionales para evitar perder el control de una empresa estrátegica.

El post generó más de 120 comentarios, la mayoría de ellos favorables y algunos contrarios.

SHAKA OZ decía:

Dr.Richard Mbewe tiene usted gran capacidad de análisis.
Zambia y ZAMTEL desperdiciaron mucho dinero al permitir que el MD [el partido del gobierno] tomara la decisión de dejar que LAP Green asumiera el control de la empresa.
Así que podemos acabar perdiendo los pocos QUIDS que se supone que conservaríamos para tomar decisiones de forma independiente, sin interferencias políticas. El presidente Banda debería aprender de lo sucedido en Libia. Él ha dicho que el problema es su tozudez, que no escucha a nadie. Quizás, con la presión que existe actualmente, escuche antes de actuar.

Academic Worrior comentaba:

Buen análisis, Dr Mbewe.
Rupiah y los corruptos que le apoyan están muy ocupados enriqueciéndose mediante acuerdos sospechosos en el parlamento desde que han asumido el control de la National Tender Board (Junta Nacional). Por eso, no analizan la situación de las empresas compradoras.
Los ciudadanos de Zambia no están de acuerdo con la venta de ZamTel. Tenemos un problema, por no decir algo más. Lesa fye umwine. (Sólo nos puede ayudar Dios)

INDEPENDENT OBSERVER afirmaba que el análisis de Dr. Mbewe era equivocado:

Dr Richard Mbewe – tu razonamiento es bastante erróneo y poco sólido. Únicamente te has centrado en las inversiones y en los memorandos que Libia ha realizado en África.

Si RB ha cometido un error haciendo negocios con Gaddafi, también lo han hecho países como EE. UU., UK, Francia, Alemania, China, Brasil, Corea del Sur o Sudáfrica, que igualmente tuvieron tratos con el dictador.

Libia cuenta con numerosos gestores de patrimonio en países occidentales a través de fondos de cobertura. Al igual que en Zambia, Gaddafi también ha realizado grandes inversiones en el Tesoro y en Bonos del Estado de EE. UU., UK, Alemania, China, Brasil, Francia, Corea del Sur y Sudádrica. El dirigente libio ha invertido incluso en empresas de telecomunicaciones occidentales.

Chola Mukanga, el bloguero que dirige la web de Zambian Economist, analizaba el post del Dr Mbewe:

Richard Mbewe menciona los problemas derivados de llevar a cabo una política de inversión directa en el extranjero sin analizar las consecuencias. Imagino que la pregunta es más amplia: ¿En alguna circunstancia tiene sentido permitir que un gobierno extranjero, especialmente uno autoritario, controle alguno de tus activos estratégicos? Casualmente en su valoración no menciona una cuestión importante: el mundo ha empezado a congelar los activos libios. ¿Qué consecuencias tiene este hecho para ZAMTEL? Es más, ¿Zambia podría considerar la opción de congelar también estos activos, en línea con las acciones que se están iniciando a nivel internacional? No es fácil dar respuesta a estas cuestiones, pero los ciudadanos de Zambia deben ser informados. ¿Cuál es la valoración actual del gobierno sobre la situación? Estos asuntos requieren un análisis más profundo.

El post de Chola también generó algunos comentarios.

Anonymous decía:

Considero que la cita [*ver más abajo] de Richard Mbewe carece de sentido. Nadie sabía que fuera a suceder esto en Libia. No importa lo profunda que sea la investigación o la diligencia debida, pues las posibilidades de que se produjera algo así eran ínfimas cuando se ejecutó la diligencia.

La retrospección siempre es 20/20, la previsión es mucho más difícil.

No obstante, estoy de acuerdo con la idea de que en el futuro Zamtel pueda sufrir problemas debido a la congelación de activos. Los planes de inversión podrían complicarse.

* Esta es la cita del Dr. Mbewe que Anonymous trata en el comentario anterior: “Si el gobierno de Zambia hubiera realizado una evaluación adecuada sobre LAPGreen seguramente hubieran obtenido información sobre los peligros que originaría la inversión en caso de que la situación política en Libia cambiara. Los servicios de inteligencia del país deberían haber analizado los informes de Libia para tratar de saber cuánto tiempo iba a permanecer el régimen de Gaddafi. Ahora toca que nosotros mismos protejamos los intereses nacionales para evitar perder el control de una empresa estrátegica.”

MrK comentaba:

Aunque estoy de acuerdo en que hubiera sido casi imposible prever la ola de “levantamientos” (?) que se extiende por los principales países árabes, era obvio que la “privatización” de ZAMTEL conllevaría grandes problemas.
1) LP Capital Partners
No existían dudas sobre la identidad de la empresa cuya sede se encuentra en un paraíso fiscal. Pertenece a Dan Gertler, que posee minas de diamantes y otros intereses en el África Central.
¿Qué cantidad cobraron Dora Siliya y otros como ella del MMD por esta operación?
Aún recuerdo cómo Dora Siliya se puso a disposición del Zambiablogtalkradio y respondió a todas las preguntas, exceptuando las relacionadas con un tema. Según parecía no estaba segura de si podía responder a preguntas sobre ZAMTEL.
2) ¿Privatización?
Vender una empresa estatal al Estado de Libia, el cual poseía fondos para invertir, no es ni una “privatización” ni una “muestra de lo que pueden hacer los mercados”.
3) Seguridad Nacional
¿Qué consecuencias para la seguridad nacional provocará el hecho de que la empresa de telecomunicaciones más importante del país esté en manos extranjeras? ¿Y en manos de un estado totalitario? ¿Qué tal un poco de nacionalismo?

Frank decía:

No era dificil prever lo que está pasando. Durante los últimos 42 años Libia ha sido, y aún es, una dictadura gobernada por Gaddafi. “Eso es algo que sabemos.” Debería haberse dado respuesta a las dudas sobre los riesgos de vender un activo estratégico a un país gobernado por una única persona. Todo el mundo sabe que los dictadores no modifican su voluntad, a pesar de que sean frecuentes los levantamientos y las revoluciones. ¿Alguna vez se ha sabido a quién pertenece LAP Green? Es bien sabido que al celebrar contratos con dictadores o con pillos se corre el riesgo de quemar los números. Esto no es retrospección. Lo cierto es que las autoridades de Zambia van cuesta abajo y sin frenos. Es muy probable que no se hubiera hecho ninguna evaluación si LAP Green fuera una empresa adecuada para comprar ZAMTEL. El trato se cerró con un viaje a Libia y un encuentro en una de las jaimas del coronel. Así que, ¿se adoptó la decisión de vender ZAMTEL al gobierno libio o a Gaddafi y a su familia? A partir de ahora, lo que suceda dependerá de los movimientos.

General decía que Zamtel se vendió a Libia y no a Gaddafi:

Con retrospectiva, la gente parece más inteligente de lo que realmente es. Como ha dicho Frank, Gaddafi lleva 42 años en el poder, ¿qué podría evitar que lo conservara otros 42 más? No pretendamos decir ahora que los levantamientos en Túnez, Egipto, Bahrein, Yemen, Jordania y Libia eran previsibles. Incluso los EE. UU. se preguntan por qué sus servicios de inteligencia no consiguieron atisbarlos. Los cosas han venido así y si nos afectan de uno u otro modo, debemos aceptarlo. En una ocasión Zambia ya perdió al principal inversor de Anglo-American Corporation cuando la empresa se retiró de Konkola. Además, Zamtel se vendió a Libia, no a Gaddafi. Es Libia la que tendría que decidir retirar su inversión. Entonces Zambia tendría la oportunidad de buscar a otro inversor. Y a aquellos que hablan tanto deberíamos pedirles que se metan el dinero en la boca.

Tal y como está la situación, el gobierno de Zambia no sabe cómo abordar el problema diplomático referente a Libia y al coronel Gaddafi. El ministro de Asuntos Exteriores, Kabinga Pande, según cita uno de los periódicos más importantes de Zambia [en], afirmaba que la decisión de romper los vínculos con el régimen libio dependerá de las resoluciones tomadas por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Este post forma parte de la cobertura especial sobre el Levantamiento en Libia – 2011.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.