¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Colombia: Polémica por fotos de menores de edad publicadas en una revista para adultos

La semana pasada, la Procuraduría General de la Nación, a través de Ilva Myriam Hoyos, Procuradora Delegada para la Defensa de los Derechos de la Infancia, la Adolescencia y la Familia, anunció que había solicitado a la Fiscalía General y al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) abrir una investigación por uno de los artículos publicados en la más reciente edición de la revista para adultos SoHo. Hoyos basó su requerimiento citando el Código de la Infancia y la Adolescencia y el Código Penal. Tanto Hoyos como el Procurador General Alejandro Ordóñez son conocidos por sus posiciones conservadoras, y SoHo ya había estado involucrada en una controversia similar en 2005.

El artículo, titulado Dejad que los niños vengan a mí (en referencia a Marcos 10:14 – ADVERTENCIA: imágenes explícitas), incluye fotos de una exposición del fotógrafo Mauricio Vélez (colaborador habitual de la revista), abierta hasta finales de abril en un hotel de Medellín. Las polémicas imágenes muestran escenas de adolescentes desnudos (o modelos fingiendo ser menores) observados por actores vestidos de sacerdotes católicos.

Según el director de la revista, Daniel Samper Ospina, Vélez “aclaró que los modelos menores tienen 16 y 17 años” y fueron fotografiados con “permiso de sus padres”. Samper le dijo a la revista Semana (dueña de SoHo) que “en Colombia adoramos guardar las apariencias; por eso el estado termina persiguiendo al fotógrafo que denuncia a través de su trabajo a la pedofilia, y no a quienes cometen esos abusos“.

La controversia estalló en las redes sociales. @cynosargo tuitea:

Pfff, Daniel Samper Ospina se cree el Larry Flynt colombiano o qué? A otro perro con ése hueso.

Jose L. Peñarredonda (@noalsilencio) sostiene:

Lo que va a ser interesante entre la pelea entre Soho y el Procurador es que van a llevar a los tribunales el concepto de ‘arte’

El fotógrafo Manuel Noguera Salas (@manuelnogueraS) apoya el trabajo de Vélez:

@DanielSamperO Un aplauso para Mauric[i]o Velez, La gente se escandaliza por la representación de la realidad? La verdad les duele!

Pero Lina Artunduaga (@LinaArtunduaga) no está de acuerdo:

Pues a mi las fotos de Vélez no me gustan! Son niños desnudos con un adulto y punto. Parecen más apología que denuncia…

Con un punto de vista similar, María Prieto (@LaRola) escribe en Twitter:

La publicación de las fotos de #soho no aportan nada al debate de la protección a los menores. Soho social e irreverente ya me sabe mierda.

El caricaturista chileno Alberto Montt (@albertomontt) le dice al director de SoHo:

Señor @DanielSamperO, si la gente reaccionase la mitad de indignada x los casos de abusos y pdflia q x las fotos, otro gallo cantaría.

Mientras que Daniel Arango (@stultaviro) critica la revista:

SoHo, revista erótica con prurito intelectual y aire sofisticado, que termina reducida a material masturbatorio de taller de mecánica.

Dan Gamboa Bohorquez (@larepuvlica) escribe:

El contexto es tan importante como el contenido. El trabajo “Dejad que los niños vengan a mí” es muy bueno, pero SoHo no debió patrocinarlo

Fernanda Contreras (@PardeGatos) da su opinión en dos tuits (1, 2):

Si alguien, a favor o en contra de Soho, abre diciendo ‘sin moralismos’, empezó mal. De eso se trata, de debatir sobre morales. En ese sentido, estar a favor de Soho no es ‘no ser moralista’, sino argumentar en pro de una moral opuesta a la del Balbuceador.

Ana Maria Villamil C (@Mme_Bavarde) le dice a Samper:

@DanielSamperO Así es este país! Se indignan por unas fotos y por la muerte de una lechuza… pero les da igual si matan a una juez!

Tiffany Aching (@AgnesCheshire) dice:

A los curas les queda fácil comerse niños porque la iglesia tiene muchas organizaciones y colegios. Y También trabajan con niños vulnerables

El director de SoHo, Daniel Samper Ospina (@DanielSamperO), se defendió en Twitter (1, 2):

Los esfuerzos de las autoridades deberían ser contra la pedofilia, no contra el fotógrafo que la tomó como temática de trabajo y de denuncia[.] Las fotos no inducen a malos pensamientos con los niños, sino a sentir indignación ante el cura que les coquetea.

En la blogosfera local, Jonathan de A la diestra defiende la solicitud de Hoyos, mientras que Carlos Forero critica con vehemencia a Samper y a Vélez en Segunda Plana:

Lo hecho por Vélez y Samper es asqueroso, usar a menores de edad desnudos en una exposición artística o en una revista para adultos es depravado, su supuesta iniciativa de denuncia se queda corta ante el hecho de la exhibición de los cuerpos de los niños.

Pero David Osorio, en De avanzada, apoya a Samper al publicar las controvertidas fotos y atacar al procurador:

[E]n estos días el fanático, fundamentalista e intolerante Ordóñez ha vuelto a poner todas las armas que tiene a su alcance, lanza en ristre contra la revista SoHo, una vez más, por unas fotos que no son de su retorcido católico gusto y agrado.

2 Comentarios

Únete a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.