¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Siria: La complejidad detrás de las protestas

El malestar en Siria entra a su segunda semana, mientras las protestas en contra del gobierno continúan en su intento de derrocar al presidente Bashar al-Assad.

Las cifras de muertos varían entre 60 y 300, con cientos más de detenidos, tras dos semanas de enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad en Deraa, Latakia y otras ciudades.

Los manifestantes sirios han publicado una gran cantidad de videos en YouTube de la violenta represión por parte de las fuerzas sirias de seguridad. Advertencia: los videos contienen material gráfico que muestra que a los manifestantes les dispararon en la cabeza. Este es uno, colgado por Islam1tv, que muestra manifestantes a los que les dispararon en la cabeza.

Se pueden ver más videos e información en la página de Facebook “Juventud siria por la libertad” [ar].

El Damascus Bureau [en] ha creado una lista de los detenidos durante las protestas para asegurarse de que no se olvide sus sufrimientos.

Solidaridad en Milán por el descontento civil en Siria, 26 de marzo de 2011. Imagen del usuario de Flickr user Milano 26 marzo 2011 (CC BY-ND 2.0).

Solidaridad en Milán por el descontento civil en Siria, 26 de marzo de 2011. Imagen del usuario de Flickr user Milano 26 marzo 2011 (CC BY-ND 2.0).

Dinámica interna

Aunque podría parecer que el malestar en Siria es una progresión natural de la revolución árabe que se esparce por la región, hay una dinámica singular en Siria que la distingue de otros estados árabes.

Siria es un estado multiconfesional y multiétnico tal como sus agitados vecinos Irak y El Líbano, con una historia de violencia sectaria.

El régimen de Assad pertenece a la secta minoritaria alauita -derivado del Islam shiíta- que alcanza más o menos al 15 por ciento de la población. Los cristianos y los kurdos también forman considerables minorías, cada una constituye aproximadamente el 10%. La mayoría restante es árabe sunita.

En consecuencia, existe un trasfondo sectario en la actual crisis en Siria.

El fallecido presidente sirio Hafez al-Assad, padre de Bashar, masacró vilmente a miles en la ciudad de Hama en 1982 para reprimir una rebelión de la Hermandad Musulmana.

Con excepción de los kurdos, las minorías de Siria generalmente están a favor de Assad, debido a su postura política secular, y temen un potencial surgimiento islamista en el poder.

Joshua Landis, experto en Siria y blogger de Syria Comment [en], ha estado cubriendo los acontecimientos y ofrece los siguientes antecedentes [en]:

Las protestas en Dara’a hicieron que los alauitas de la ciudad costera de Latakia se reunieran en grandes números en una plaza central, Dawwar az-Ziraa, para mostrar su apoyo a su presidente acuciado por problemas. Muchos han cambiado las imágenes de su perfil en Facebook por una foto de Bashar. Los sirios cristianos y otras minorías religiosas que juntas conforman el 13% de la población siria también han mostrado un amplio apoyo a Assad, que ha defendido el secularismo. Muchos están en pánico ante la posibilidad que la agitación política fortalezca a los islamistas, como ocurrió en Irak. Casi un millón de refugiados iraquíes viven en Siria, y su presencia es un cauteloso relato de un cambio de régimen que salió mal.

La clave para una revolución exitosa es dividir a las élites de Siria, que comprenden la clase funcionaria alauita de las fuerzas de seguridad y las grandes familias de comerciantes e industriales sunitas, que presiden la economía así como el universo moral y cultural de Siria. Si esas élites se juntan, es difícil concebir revueltas amplias sino revueltas populares dispersas de derrocamiento al régimen. Pero una división alauita-sunita dentro de las élites condenaría al régimen. Aunque la cohesión de esas élites es cuestión de clase social tanto como lo es de confesión.

El centralismo de Dara’a en el levantamiento puede haber limitado su llamado a las élites urbanas. La polvorienta frontera de la ciudad marcada por lealtades tribales, pobreza y conservadurismo islámico podría inspirar a las masas rurales de Siria que sufren de pobreza, una prolongada sequía y desempleo, pero las manifestaciones masivas ahí han aterrado a las élites urbanas de Siria. Hasta los que comparten la rabia por las represiones y tienen la esperanza de liberación con su contraparte rural temen todavía a los pobres y la amenza de desorden.

Se han llevado a cabo contramanifestaciones de apoyo a Assad en varias ciudades sirias, lo que destaca la ansiedad de algunas minorías. Debajo hay un video de YouTube de una manifestación a favor del gobierno en el noreste de Siria, cargado por ELIEELIAS187. Muestra a manifestantes coreando: “Con nuestra alma, con nuestra sangre, nos sacrificamos por Bashar”:

Landis [en] recibió este relato de primera mano de un amigo alemán que fue a la manifestación a favor de Assad en Aleppo, que rechaza las alegaciones de que las protestas contra el gobierno se llevaron a cabo en la ciudad:

Hubo y sigue habiendo una gran manifestación hoy en Aleppo (viernes 25), a favor del régimen, por supuesto. Hubo una aparentemente pequeña de unas 200-250 personas temprano esta mañana, básicamente de apoyo al aumento de sueldo que se anunció ayer, y cerca de las 12h30 se empezó a gestar una mayor cerca de Sa’d Allah al-Jabiri, qie siguió aumentando a lo largo de la tarde. Ahora (21h00 local) se ha esparcido a las áreas residenciales; Mogambo está completamente abarrotado con gente bailando y una banda parada a un lado. Mandaría fotos, pero es que internet está tan terriblemente lento que no puedo cargar nada en casa.

Obviamente, esto ha sido orquestado hasta cierto punto, los lemas usuales, los usuales jóvenes marginales, los usuales tipos de seguridad con ropa de cuero negra mirando a distancia. Pero todos con los que he hablado en las últimas semanas parecen estar genuinamente a favor del régimen, y ahora parecen el doble a la luz de los anuncios de reforma. Oigan, estaba viendo la cobertura de Al Jazeera de la violencia hoy en Sanamayn solamente mascullaban “kazzab, kazzab” [mentiras, mentiras] entre los dientes.

Por supuesto, los kurdos son un tema diferente; los suburbios de Ashrafiyya y Shaykh Maqsud quedaron totalmente acordonados el pasado lunes (21, Nawruz)–pero eso es cierto cada año y no ha pasado nada especial este año, que yo sepa. De otra manera, todos acá de los que he podido evaluar están encantados con Egipto, Libia, todos los habidos y por haber, pero no ven paralelo con Siria, invocan argumentos que ya conoces (Dera’a está encabezada por familias con viejas antipatías por los Asads y aliados de Khaddam), y ni pensarían en llamar a la salida de Bashar.

Hoy en tu blog mencionas informes de manifestaciones en Aleppo, que entiendo son manifestaciones en contra del régimen. ¿Tienes más información sobre esto, como dónde están exactamente? Ciertamente no vi nada y se me hace complicado imaginarlo.

Otro amigo sirio en Aleppo escribió a Landis [en] destacando que el presidente Assad goza de significativo apoyo:

Como complemento a ayer, ciertamente puedo entender por qué muchos sirios están molestos por la cobertura extranjera de la crisis (incluso han llegado a sitiar los estudios de Al Jazeera en Damasco). Los acontecimientos en Deraa, Latakia y otras partes son ciertamente críticos y merecen amplia atención.

Pero tal vez para el 90% de la población siria, la realidad que están viviendo es la clase de apoyo al régimen que vi ayer en Damasco, Aleppo y otras ciudades. Las festividades en Aleppo, la segunda ciudad de Siria, duraron 12 horas y diría que participaron decenas de miles de personas–pero esta no lo cubrió ni lo mencionó ningún medio de comunicación que vi. Esto no es para decir que todas estas personas son fans acérrimos de Bashar; era un bello viernes y había muchas familias afuera para ver qué estaba pasando. Que esas manifestaciones son “organizadas por el régimen” como que es un cliché, sin embargo, viendo que cualquier inimaginable grupo civil (sindicatos, clubs de jóvenes, etc.) está ligado al régimen hasta cierto punto; pero “fabricadas”, como sugiere un reciente comentario en tu blog, ciertamente no son.

El propio Landis [en] escribe un detallado artículo que revela una Siria dividiéndose entre los campos a favor y en contra del gobierno, con una silenciosa mayoría que todavía no ha hecho su decisión:

Siria se está dividiendo en bandos – los que combatirán al estado y los que apoyan el presidente o temen una revolución. La silenciosa mayoría sigue sentada en las líneas laterales, pero no podrán seguir haciéndolo si el orden colapsa. El ejército sigue leal al presidente, una gran diferencia con Egipto o Túnez. En tanto el ejército siga unido y obedezca al presidente, le será difícil a la oposición tomar partes del país o derribar al régimen.

Ayer hubo muchas manifestaciones a favor de Bashar en muchas ciudades, como Hassake, Homs, Latakia, Damascos en varios lugares, y Aleppo, pero también hubo igualmente manifestaciones en contra del gobierno en muchos lugares, que ahora están cada vez más llamando al fin del Partido Baath y la caída del régimen – isqat al-nizaam. He hablado o coincidido con gente en Latakia, Aleppo y Damasco hoy. Aleppo y Damasco están en calma. Latakia no. La Guarda Republicana y el ejército han entrado en la ciudad para terminar la violencia. La gente los aclamaba desde los balcones en el barrio sunita, me dijeron.

La familia de mi esposa en Latakia está dividida acerca de lo que está pasando. Su madre alegaba que aunque no han podido ir al centro, insistía en que tenía confianza en la sabiduría de los sirios. Dijo que nunca serían arrastrados a una guerra civil. Dijo que ayer en muchas partes de la ciudad, la gente había estado de un lado a otro.

Mi cuñado Firas, que vive en American, un barrio cristiano cerca de Shaykh Dahr, la zona del centro donde ocurrieron la manifestación y los tiroteos ayer, ha salido de la ciudad con sus esposa cristiana y sus hijos. Estaba muy ansioso cuando hablé con él en Latakia esta mañana en su trabajo. Dijo que todos los sunitas que que trabajan en su empresa estaban diciendo que había elementos sunitas extranjeros en la ciudad que nadie reconocía. Él creía que estaban involucrados en la pelea de ayer en el centro de la ciudad. Una cantidad de ejército y policía sirios fueron llevados al hospital, les habían disparado. Firas dijo que no tenían armas porque se suponía que no debían disparar a los manifestantes por órdenes del presidente. La oposición tenía armas.

La gente a favor del gobierno cree que hay una oposición organizada y armada que llegó a la ciudad a luchar y a esparcir falsos rumores sobre los alauitas, que vienen de las montañas a la ciudad a atacar a los sunitas, etc.

Ver el sitio de Facebook:   بلدي حبيبي … ممنوع الفتنة …ويلو اللي يعادينا ؟ para ver cómo la gente está hablando sobre los “Mukharabiin”, los instrusos extranjeros que nadie reconoce en Latakia. Dicen que los intrusos extranjeros han entrado en barrios sunitas y alauitas y gritaron que la secta opuesta venía a destruirlos y a “quemarlos”. Dicen que había un intento organizado de agitar la desconfianza sectaria y la violencia.

En Jableh, una ciudad mixta al sur de Latakia en la costa, hubo una gran manifestación compuesta por toda la ciudad (`an bikrati abiiha) la noche del sábado. Corearon: “wahid, wahid, wahid, Sunni wa Alawi wahid”. “Uno, uno, uno – sunitas y alauitas son uno”.

Otro amigo cristiano de Latakia –no son parientes– dijo que hubo una oposición mucho más organizada en la ciudad y muchos disparos de francotiradores todavía. Dijo que hay un incendio en la cárcel. Desdeñó la noción de que un elemento extranjero estaba en la ciudad, pero dijo que la oposición organizada ha crecido.

La sección de comentarios [en, ar] en el blog de Landis es un indicativo de la división y cinismo entre los sirios. Aunque a Occidente le puede parecer que las protestas en Siria están impulsadas por ambiciones pro-democráticas, para las minorías de Siria es un ansioso temor de un trasfondo islamista.

SOURI dijo:

Leo repetidamente en sitios web revolucionarios llamados de los Wahhabis para que los revolucionarios ataquen depósitos de municiones y las roben. Esos Wahhabis no son manifestantes pacíficos, están atacando a la seguridad, el ejército y edifcios de gobierno. Han estado quemando retratos de Assad. Esto no es manifestación pacífica, es una rebelión organizada dirigida por los Wahhab.

Todavía no ha llegado el momento de la guerra, pues los manifestantes son muy pocos. Sin embargo, los islamistas deberían ir a las calles en gran cantidad, se debe implementar el plan de guerra sin dudas. Sin rendición. La rendición significa el fin de Siria, y el fin de los alauitas antes que ningún otro.

Esta no es una “revolución de la democracia”, es una insurgencia sectaria iniciada por Wahhabis. Es lo que hemos estado diciendo y me alegra que algunos diplomáticos estadounidenses tengan el valor de decir las cosas que están diciendo. No estoy de acuerdo con algunos de los detalles que mencionan, sobre todo los relacionados con los kurdos y su potencial estado.

Shami dijo:

Déjalos acá Leo, los comentarios de Souri se parecen a los del régimen. (Y similares de una forma u otra con los últimos comentarios del doctor Landis.)
Las conspiraciones “’salafi, ekhwani, israeli, cia, kurdish, wahhabi’” del régimen ya no funcionan.
Hasta usaron este truco cuando mataron a sus enemigos como Sheykh al Khaznawi.

Un comentarista cuestionó [en] los motivos de la detenida [en] tuitera egipcio-estadounidense @Battuta:

Solitarius dijo:

Me sorprenden los que se salieron del camino para decir que este egipcio es inocente (cuenta de Twitter: Battutta).

Ser neutral y objetivo significa justamente eso.. no significa que debas estar automáticamente de lado del gobierno solamente porque tiene malos antecedentes. De verdad, como preguntó Jad, ¿qué hace en Siria una egipcia-estadounidense que pasó por Israel, tomando fotos en tiempos como estos? Personalmente no me atrevería a tomar fotos e ir por todas partes… Dios, ni en circunstancias normales no tomaría fotos si estoy cerca de cualquier edifico del gobierno, la policía o Baath.

Claramente, hay gente que por ahí, haciéndolo en términos de su humanismo al punto de ser ridículamente ingenuos. Despiértense… Es la mentira del gobierno… pero los gobiernos también reclutan gente y mandan espías todo el tiempo.

Otro arremetió [en] contra los manifestantes contrarios al gobierno por minar la urdiembre social:

Jad dijo:

¡Los anónimos rebeldes están a la defensiva ahora y hablando que son buenos, inteligentes, patriotas y no sectarios y que todos deberíamos confiar en ellos!
¡¿Qué tal si nos dicen y a esos jóvenes sirios que pagaron con su vida a su llamado de ‘quién demonios son ustedes’, qué están planeando hacer luego de destruir la urdiembre social de Siria y cuáles son esos planes ’salvadores’ que proponen para la pobreza, corrupción, desempleo, economía, políticas (internas e internacionales) y cómo van a liberar a Jolan?!
También parecen un poquito desesperados y ruegan a todos que manden a Aljazeera millones y billones y cuchucientos mensajes.
Creo que si dejan de difundir mensajes sectarios, son honestos y tienen un acogedor mensaje nacional y racional y tienen nombres, ‘tal vez’ convencerían a más personas, de otra manera lo que están haciendo es usar la sangre de los sirios para mantener el círuclo de violencio yendo a toda máquina.

Un comentarista israelí alegó [en] que Israel también teme el surgimiento de un estado islamista si triunfan las protestas en contra del gobierno, lo que hace extrañamente que Tel Aviv apoye a su antiguo adversario Assad:

Shai dijo:

De verdad me asombra lo dependientes que algunas personas son de Israel. Cómo hasta ahora, cuando el mundo árabe está atravesando por un despertar nunca antes visto en la historia de la región, Israel tiene algún “rol” que desempeñar en todo esto. Toda novedad en la región, según algunos, es una función de Israel.

Aunque Israel parece más cerca del Reino de Arabia Saudita e Irán que Siria, les puedo asegurar que a ninguno se les considera “amigos”. Esos mismos Wahhabis en Reino de Arabia Saudita predican mucho peor en contra de los judíos (no israelíes) de lo que ningún sirio haría. Son mucho más peligrosos para nosotros judíos de la región y el mundo que cualquier Mufti en el mundo árabe secular.

Siria está en una encrucijada, y está en juego la estabilidad regional. Las protestas en contra del gobierno parecen estar polarizando al país, y muchos -incluidas las potencias regionales- temen la persistente presencia de la Hermandad Musulmana. Razón demás para que la Secretaria de Estado de EE.UU. Hillary Clinton haya optado [en] por estar fuera de esta potencial revolución, y haya calificado a Assan de “reformista”.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.