- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Colombia: Comunidades indígenas protegen su seguridad alimenticia

Categorías: Latinoamérica, Colombia, Ambiente, Educación, Etnicidad y raza, Protesta, Pueblos indígenas

Las comunidades indígenas en Colombia están tomando medidas para proteger su seguridad alimenticia. No sólo están instruyendo a sus comunidades a comer lo que producen sus huertos en lugar de comprar comida cara traída del exterior, sino también están protestando en contra de nuevas leyes y regulaciones que limitan su acceso a la leche.

Vegetables [1]

Productos sembrados en las comunidades indígenas

El primer video [2] muestra a la comunidad recolectando en la reservación indígena de Huellas Caloto, dónde diferentes poblaciones fueron invitadas a traer platillos preparados con ingredientes sembrados en sus propias parcelas. Jugo de calabaza, gachas de avena, pasteles de maíz y otros productos fueron usados como deliciosos ejemplos de cómo su dieta no tiene que depender de productos importados o comprados, sino de ingredientes locales y tradicionales.

En los siguientes dos videos, podemos ver a la comunidad indígena de Misak, que junto con otras, marchó a la ciudad capital Bogotá para protestar en contra de una nueva ley que dicta que la venta de leche cruda es ilegal. En sus comunidades, dónde compran leche de los vecinos y suplementan sus dietas localmente, poner restricciones a la leche cruda significaría que tendrían que comprar leche procesada a un precio mucho más alto, afectando tanto a los productores de leche como a los vendedores. Estos videos se titulan «La Leche y las Latas No Matan, el Hambre Si»

1a Parte [3]

2a Parte [4]

La seguridad del agua también es un problema importante: en el siguiente video [5]la Escuela de Comunicación de Cauca del Norte muestra dos casos separados de problemas de agua y cómo resolverlos. En el primer caso, una mujer está lavando su ropa en el río, por lo tanto río abajo está llegando agua enjabonada. Ella se disculpa y admite que no estaba al tanto de que sus acciones estaban afectando negativamente a alguien más y dice que pedirá que en su casa se construya un área en donde lavar y no que contamine el río. Para ello, el vecino responde que con gusto la ayudarán a encontrar una solución, y apoyarán en la construcción. La segunda escena muestra turistas cerca de la playa del río, donde están teniendo un día de campo, pero dejan basura trás de ellos. Un miembro de la comunidad indígena se acerca después, y quejándose de la contaminación, recoge la basura.

Puede seguir esta y otras actividades de las comunidades indígenas en Colombia en su sitio web [6] en español.