¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Rusia: ¿Quién está restringiendo el sector ruso de Internet?

El 18 de abril del 2011, la organización norteamericana sin fines de lucro Freedom House publicó un reporte sobre la libertad en Internet en el mundo. El reporte “Libertad en la Red 2011″ [en] (enlace inactivo) analiza el libre acceso a Internet durante 2009-2010 en 37 países. En el reportaje (con autoría de Alexey Sidorenko, editor de RuNet Echo), Rusia está entre los países con “libertad parcial” en acceso a Internet. Comparado con anteriores reportes, publicados en 2009, la posición de Rusia en las evaluaciones ha decaído.

Entre los vecinos de Rusia en la lista de “parcialmente libre” se encuentra Ruanda, Zimbabue y Egipto. De la antigua república USSR, los expertos en la  asociación Freedom House identificaron Georgia, República de Azerbaiyán y República de Kazajistán, junto a Rusia, como “parcialmente libres.” Bielorrusia aparece en la lista de “no libres”, mientras que Estonia se encuentra en la lista de “libres”-De hecho, Estonia aparece en entre los lugares más altos de los países considerados en el Reporte. Las demás vecindades de Rusia no se tomaron en cuenta para el reporte. Siguiendo la pista de la lista que considero Freedom House en su reporte se encuentran Cuba, Burma e Iran, donde los expertos registran la pésima situación en cuanto la libertad de Internet.

 A map representing internet freedom, from Freedom House's report

Mapa representando la libertad de internet, de Freedom House

No se puede discutir con los hechos que se mencionan en el reporte sobre Rusia [en]. Pero al mismo tiempo, surgen preguntas sobre su análisis e interpretación.

La primera pregunta importante: ¿Qué aspectos de esta clasificación realmente están basadas en las autoridades o estructuras del estado? ¿Cuales son exactamente las contribuciones de las autoridades rusas para la “no libertad de Internet”? Después de todo, es generalmente aceptado que la restricción de libertad se considere en términos de utilidad para las políticas de las autoridades y de la presente legislación.

Si vemos con cuidado la lista, podremos ver dos tipos de acciones que emanan de estructuras de estado:

“E-Centres” para procesar a los extremistas

1. Las actividades de las agencias que aplican la ley y unidades adjuntas que luchan contra el extremismo (los llamados “Centros-E”), que en realidad son quienes dirigen el procesamiento de blogueros (y no solo blogueros) que expresan sus opiniones en Internet. Más a menudo que no, los casos son realizados de acuerdo al Artículo 282 del código penal; específicamente en la parte 1, donde se incluyen las sanciones por “actividades, llevadas a cabo en público o en los medios, dirigidas a la incitación del odio y hostilidad o degradación de una persona o grupo de personas por motivos de género, raza, nacionalidad, lenguaje, orígenes, inclinaciones religiosas o por ser miembros de algún particular grupo social.”

He explicado más de una ocasión la manera en que operan estos mecanismos. Los centros-E son las unidades operacionales del Ministerio de Asuntos Internos (MIA por sus siglas en inglés) en toda la región rusa. Ellos llevan a cabo las funciones de MIA en el área de lucha contra el terrorismo. Estas unidades tienen un plan elaborado de “pies a cabeza” para la lucha en contra del extremismo: un cierto numero de ciudadanos en un cierto período de tiempo deben ser detenidos por actividad extremista.

¿Dónde buscan los Centros-E a los extremistas? Buscar a esos que están planeando la “formación de organizaciones extremistas” o alguna otra actividad extremista es complicado: para eso necesitas informantes para llevar a cabo vigilancia de calidad durante largos períodos y colectar información y evidencias. Eso es difícil. Es más fácil encontrar “extremistas” en Internet mientras te sientas en tu oficina, lees blogs y foros y buscas opiniones claras y críticas sobre alguna autoridad o grupo social u otras.

Es un trabajo cómodo, encuentra una declaración y, si el autor es alguien identificable, fijas tu atención sobre el proveedor del servicio de Internet para encontrar de que computadora salió ese mensaje. Así es. Un extremista es encontrado, la tarea es llevada a cabo, el cuestionamiento se cierra, los jefes están felices, un reporte sobre “la lucha contra el extremismo” se expide a Moscú, y el pago a sus soldados de a pie continúa siendo pagado por parte del presupuesto del Estado.

Por eso es precisamente que la comunidad rusa en Internet y los activistas de los derechos humanos deben luchar por la abolición del Artículo 282 del código penal de la Federación Rusa. Como las prácticas de aplicación de la ley demuestran, cualquier persona puede caer en la categoría de “extremista”: blogueros, usuarios de Internet, escritores, comunidades de activistas, figuras religiosas, básicamente cualquiera, solo para justificar la existencia de los Centros-E, que anteriormente, por cierto, eran las “Unidades para la lucha en contra del Crimen Organizado” y han mantenido su práctica de cumplimiento de cuotas. Es también necesario, en mi opinión, que los centros para la Lucha en Contra del Extremismo sean cerrados, desde que se han visto envueltos en actividades que están fuera de su competencia: en realidad, ellos persiguen la libertad de expresión de opiniones, sean puntos de vista sobre política o religión.

En cuanto a la persecución de blogueros, la razón real detrás de todo no es una declaración realizada por una persona en un blog o en el Internet, sin embargo sus otras actividades (sociales, políticas o comerciales). La expresión de una opinión en internet es solo un conveniente pretexto para iniciar con la presión o la persecución.

El bloqueo de los recursos de Internet

2. La segunda acción que emana del estado y se dirige “contra el Internet” involucra al sistema judicial, que, a instancias de la fiscalía pública, puede decidir bloquear las fuentes de Internet. Sí, de hecho, la corte de la ciudad de Komsomolsk-na-Amur ha realizado una totalmente ilógica decisión legal para desconectar el acceso de los usuarios [ru] a YouTube porque el sitio supuestamente alberga material extremista. Después, la corte de apelación revocó esa decisión, identificando páginas específicas en el sitio donde el acceso debe ser bloqueado por los proveedores del servicio de Internet. El renombrado activista ruso de Internet, Anton Nosik, escribió en su blog [ru]:

Por el nivel de su crudeza, el veredicto de la corte es típico de los procedimientos legales que tiene que ver con el Internet. Estos hechos son, según Nosik, “Considerándolo todo, solo un episodio legal divertido que no es de práctica consecuencia para cientos de milliones de usuarios del Internet en Rusia.

La cantidad de ignorantes decisiones tomadas por la corte rusa es bien sabida por todos, y no solo le compete al Internet. Esta area es una de la que la mayoría de jueces y fiscales desconocen; ellos tienden a confundir los sitios mantenidos por sus propietarios con servicios o sitios basados en contenido generado por el usuario (UGC por sus siglas en inglés).

La ignorancia en relación con la realidad del Internet, sin embargo, no es solamente particular a las actividades de los jueces y de los fiscales. No hace mucho, un hombre de negocios le pregunto a un amigo quién era el “editor en jefe de Twitter”, y si era posible reunirse con él. La ignorancia de la gente sobre las realidades del Internet lleva a vivir tales episodios.

La conclusión aquí es simple: un movimiento enfocado a rectificar la falta de conciencia es requerido, para que las reglas como “desactivar Youtube” provoque no solo indignación de los usuarios si no también las risas del corazón de la comunidad en Internet que crea que desactivar Youtube no debe ocurrir.

Control imposible de rastrear

Los hechos restantes contenidos en el reporte realizado por Freedom House, pueden no tener relación con las acciones del estado y las acciones por parte de las autoridades – o quizás, indirectamente. Los ataques DDoS, que en tiempos recientes amenazaron los sitios de LiveJournal.com y Novaya Gazeta, no pueden ser ligados al estado por órdenes comerciales o actividades sin autorizar de algunos individuos. Lo mismo va para el hackeo de algunos sitios por la “Hell Brigade”

La actividad en la esfera blog por parte de “organización de jóvenes pro-Kremlin” es en efecto un hecho positivo más que negativo, refleja la real libertad de expresión de diferentes escenas de fuerzas políticas. Existe evidencia de actividad en la esfera blog por parte de liberales y nacionalistas: los que apoyan a Putin, y aquellos en su contra; aquellos que apoyan a Stalin, y aquellos en contra de él; los que apoyan a Khodorkovsky, y aquellos en su contra.

Las formas de llevar a cabo discusiones son, reconocidamente, no siempre buenas: existen ataques de troll, spam y ad hominem. Pero esas quejas no se le pueden adjudicar a nadie, no solamente a las “fuerzas pro-kremlin.” La cosa es que, dependiendo del tema, distintos grupos son movilizados, con la finalidad de que cierto tipo de discusión se desarrolle (ciertamente, aquellos que tienen que ver con los temas de Stalin, Yeltsin, Khodorkovsky, la iglesia Ortodoxa Rusa y otros) los grupos mejor movilizados toman parte de las discusiones con mayor agresividad y furia.

Claro está, la compra de los servicios y sitios web exitosos por hombre de negocios cercanos al Kremlin pueden, de alguna manera, ser puesta bajo la “influencia del estado.” Pero a mí me parece que estamos tratando en estos casos con el usual deseo en los negocios de adquirir exitosas ventajas comerciales.

Por otra parte, es difícil citar ejemplos de propietarios que tengan influencias en la linea editorial de Lenta.ru o la política “editorial” de LiveJournal. Los blogs en LiveJournal, son completamente libres, y el reciente período en que estuvo inhabilitado el sitio [en] se puede atribuir no solamente al ataque DDoS, si no también a problemas técnicos por parte del servicio mismo. Otro importante factor es una declaración hecha por el Presidente Medvedev, que llamó la atención de los ataques en el popular blog y los condenó. El presidente presentandose en defensa del popular servicio de blogs no tiene precedente en algun otro país.

Sin embargo vale la pena recordar la posición del Kremlin sobre la iniciativa por parte del Servicio de Seguridad Federal (FSB por sus siglas en inglés) para bloquear el acceso a Skype, Gmail y Hotmail, del cual escribí un reporte en un artículo anterior [ru]. La verdad es, otra iniciativa del Gobierno Ruso apareció a la luz unos días después: una investigación sobre la experiencia extranjera de las regulaciones en las redes de Internet. La investigación debe analizar la legislación de Estados Unidos, Alemania, Francia, Reino Unido, Canada y China, de igual manera que Bielorusia y Kazajastán donde, como sabemos, el Internet es restingido.

En resumen, mi conclusión sobre la situación del Internet en Rusia, como se describe en el reporte de “Libertad en la Net 2011″, es la siguiente: sí, Rusia puede incluirse entre los países con “libertad parcial” en el acceso a Internet. Al mismo tiempo, esta particular ausencia de libertad no se debe a las políticas deliberadas por las autoridades federales. Al menos este tiempo, las autoridades no están buscando limitar la libertad en Internet, y la posición de Medvedev en este tema es clara. Solo el Artículo 282 y las actividades de los “Centros para la Lucha en Contra del Extremismo” plantean una preocupación real.

A pesar de esto, no solo los usuarios de Internet si no los defensores de los derechos humanos, activistas políticos, historiadores, figuras religiosas y otros “alborotadores” sufren. El Internet aquí se utiliza como un pretexto para acusar. Juicios y fiscales ignorantes son un problema también – no solo en términos del Internet si no en temas de legislación en general, donde realmente ellos no entienden nada o lo interpretan de una manera terrible.

Aún otro problema real es que en Rusia estamos tratando con una multitud de actores quienes actuan con violencia en contra de blogueros y activistas. Esta multitud puede parecer un instrumento integrado por las autoridades del estado pero, si miramos de cerca, se muestra como un vector resultante de acciones por parte de varios agentes de seguridad, burócratas y bandidos.

Por lo tanto, para “liberar” el Internet y elevar a Rusia en la clasificación de Freedom House, la comunidad Rusa debe poner atención al artículo 282 y comenzar una campaña para derogarla. Esto se puede lograr con el poder de la comunidad rusa de Internet.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.