¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Chile: ¿Cuántos marcharon en contra de la hidroeléctrica Hidroaysén y por qué?

Este post es parte de una serie de posts sobre la aprobación de la construcción de la hidroeléctrica Hidroaysén. Lee acerca del proyecto, las posturas a favor y en contra y las primeras reacciones después de conocido el fallo. También revisa los testimonios sobre las primeras protestas.

Vista de la Alameda de protesta vs. Hidroaysén. Foto del usuario Twitter @esopino

El sábado pasado, 28 de mayo de 2011, se efectuó una nueva protesta masiva en contra del proyecto hidroeléctrico Hidroaysén. El evento fue el tercero convocado por Acción Ecológica y la cuarta protesta masiva en Santiago desde que se aprobó el proyecto el pasado 9 de mayo. A diferencia de las anteriores manifestaciones, esta terminó sin mayores incidentes. Incluso, el diario online El Dinamo habló sobre el ambiente festivo y familiar que se vivió en el evento. Sin embargo, quedó la duda, ¿cuántos fueron a la marcha? Los números varían tanto según la fuente, que el tema fue comentario en las redes sociales.

En Twitter, Ivan Rebolledo (@OscuroSer), técnico en redes computacionales comentó:

Marcha contra HidroAysén: Organizadores aseguran que fueron 100 mil personas http://bit.ly/iAZ1gW [FOTOS] #Hidroaysén #NoaHidroaysén #ERNC !

Por otro lado, Roberto (@fuznet) apuntó las diferencias de estimaciones:

Las cifras según… Terra: 5 mil participantes, La Tercera :20 Mil, Cooperativa: 80 mil, Emol: 0 detenidos. Juzgue ud. #Noahidroaysen.

En cuanto a los medios masivos, la página web de Radio Bio-Bio también anotó las estimaciones que iban desde 18.000 personas a 90.000.

Más allá de la disparidad entre las cifras oficiales y lo reportado por los asistentes y organizadores, es interesante analizar qué es lo que está convocando a tanta gente a la calle, durante tantos días, y por qué Hidroaysén (después de Barrancones, en Punta de Choros en 2010) ha causado tanto revuelo en todos los ámbitos, incluyendo las redes sociales. Al respecto, hay encontrados puntos de vista.

El profesor Marcelo Mena explica algunas razones en la columna “La naturaleza al servicio del hombre” publicada por el diario online El Dinamo:

El rechazo a Hidroaysén es solo la manifestación de la desconfianza que tenemos frente a grandes proyectos pintados de verde. Subestimamos a la gente al pensar que rechazan el proyecto porque Patagonia Sin Represas mostraba las Torres del Paine con cables. […] Viene porque la mayoría de la población ha sentido problemas de contaminación en su vida (de acuerdo a una encuesta que hicimos el 2010 junto con Opina). Viene de que encuentran irracional destruir algo único como la Patagonia para satisfacer demandas energéticas teóricas (proyectadas linealmente) que ni siquiera aseguran una baja de tarifa. De hecho, de acuerdo a encuestra Opina, 70% de los chilenos está dispuesto a más por energías limpias.

Por otro lado, Victor Hugo Barrientos, en la columna “Medio ambiente y desarrollo sustentable, lo pendiente” de El Quinto Poder argumenta:

Hemos visto en los últimos meses una tremenda rebelión social y mediática por el poderoso rechazo que provocan la ejecución de proyectos energéticos en nuestro territorio. Primero fue “Punta de Choros” y la historia de la planta termo-eléctrica y ahora Hidroaysén, las que han excitado el fervor popular, llevándolo a máximos históricos, que incluso han comprometido la seguridad nacional. […] Esa misma muchedumbre inquieta no tiene una conducta “ambientalmente coherente”, no propone soluciones reales, ni tampoco define responsabilidades al fenómeno en discusión. La historia de “Dr Jekyll y Mr Hyde” (novela de Robert Stevenson, 1886) aplicaría para definirnos; por el día consumimos energía por toneladas y por la noche protestamos para impedir proyectos energéticos.

Pero no sólo han habido críticas, también los cibernautas han comenzado a proponer soluciones. Un ejemplo es lo que el consultor en huella de carbono, Ricardo Torres, propone en la columna “Energías renovables no convencionales, una alternativa real”:

[…] Estas oportunidades se podrían materializar al incluir estos desarrollos de generación eléctrica bajo el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL), dependiente de la ONU, el cual permite crear proyectos de reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero en países en vías de desarrollo. Al certificar estas reducciones se obtienen bonos de carbono que pueden ser vendidos a empresas de países industrializados. Los recursos generados por la venta de los bonos permiten financiar una parte importante de los proyectos.

Los participantes de las protestas, por otro lado, hablan de la diversidad de opiniones y razones para manifestarse, las cuales han sido plasmadas en las consignas y pancartas que van desde críticas al sistema capitalista hasta apoyo a las ERNC (Energías Renovables No Convencionales)

La escritora y bloguera Andrea Elgueta en su narración “¿Qué moviliza a quienes se manifiestan contra Hidroaysén?” de El Quinto Poder nos cuenta:

Marcha contra Hidroaysén. Foto de Luis Fernando Arellano, usuario Flickr reporteos (CC BY-NC-SA 2.0)

Salí de casa con una cámara de fotos y me dispuse a intentar develar si este movimiento tiene ideas y tiene una visión propia. De más está decir que desde el inicio de nuestra imperfecta y discutible democracia que no teníamos 40.000 o 100.000 personas en las calles manifestándose. ¿Se manifestarán por moda? ¿Será realmente entretenido asistir sólo para “pelearse con los pacos”? ¿O es una masa inconsciente que se vuelcan a las calles porque sí? […] Al llegar al lugar de reunión de los manifestantes, me sorprendió la cantidad de gente: niños, abuelos, jóvenes, adultos, mujeres y manifestaciones artísticas variopintas. […] Claro, pensé, no se trata de “bandos”, como se empecina en creer el gobierno, sino que se acercan más a una manifestación genuina de ciudadanos con opinión que esta vez buscan ser escuchados sin mediadores.

“Las Razones de Hidroaysén”, cortometraje documental realizado por Amparo Baeza, Antonio Fernández y Claudio Rivera, y que ha sido ampliamente difundido a través de internet, da cuenta en 15 minutos y con una mirada ‘desde dentro’, de la diversidad de actores sociales, la reacción policíaca, las diferentes convocatorias y las principales razones que ha tenido la gente para salir a las calles a protestar.

 

LAS RAZONES CONTRA HIDROAYSEN SALEN A LA CALLE de Revista Lecturas en Vimeo.

Tal vez, como resalta Patricio Herman, presidente de la fundación Defendamos La Ciudad en una entrevista en el diario online El Mostrador, uno de los mayores logros de las protestas es que: “Todos los chilenos ya hablan de energías renovables no convencionales y de otros tantos términos que antes de la aprobación ambiental de las cinco represas de HidroAysén en la Patagonia muy poco se conocían”

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.