Argentina: Controversia por debate con intelectual de la oposición, Beatriz Sarlo, en el programa de TV ‘678’

La aparición de la famosa crítica literaria y de cultura Beatriz Sarlo en el popular programa de televisión 678 el 24 de mayo, generó un estallido de reacciones en Twitter y en los blogs, ya que era la primera vez que el programa, notorio por su posición a favor del oficialismo, invitaba al debate a una figura de oposición.

Beatriz Sarlo, quien recientemente publicó una biografía crítica del ex Presidente argentino Nestor Kirchner llamada La Audacia y el Calculo, juega un importante papel en Argentina como figura pública intelectual y como una de las voces de la oposición izquierdista a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Una ex miembro del Partido Comunista Revolucionario y co-fundadora de una la revista disidente Punto de Vista durante la dictadura del Proceso (1973-1983), también es bien conocida por su trabajo académico, especialmente sobre el escritor argentino Jorge Luis Borges.

#Sarloen678 inmediatamente se convirtió en trending topic en Twitter, produciendo casi diez tweets por segundo durante el punto álgido de la polémica. Muchos de los tweets evaluaban el desempeño de Sarlo durante el programa, que la ubicó en un panel de periodistas y otros dos invitados: el filósofo Ricardo Foster y el Presidente de la Autoridad Federal de los Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), Gabriel Mariotto.

Julieta Castagna (@Julietacastagna) alaba el valor de Beatriz Sarlo, quien aceptó presentarse ante un panel de hostiles a sus ideas:

Sarlo no solo sorprendió a los televidentes y hasta a los mismos panelistas, sino que asombró el mismo 678 por aventurarse a un democrático debate mano a mano con alguien que piensa distinto. ¿Se repetirá?

Dani (@avila32) expresa el mismo sentimiento:

#SARLOEN678 Beatríz Sarlo los conquistó. En el sentido de los antiguos guerreros. los fagocitó. Se convirtió en la estructura del programa

Pero Gastón Maranesi (@gastonmaranesi) tiene una opinión diferente:

ah antes de olvidarme la participación de #BeatrizSarlo en #678 lejos de lograr en mi un desencanto con el kirchnerismo me convenció más.

Según Luciano Mancebo (@LucianoMancebo), es fácil para Beatriz Sarlo criticar sin involucrarse en la política:

@beatrizsarlo … Lo de ponerle freno a 678 es un buen comienzo, pero gobernar en este país no es sencillo.

En vista de la abrumadora polémica sobre el show, muchos usuarios de Twitter informaron a los lectores de los más recientes acontecimientos. Sin embargo, otros como Fabian Martin (@fabianmartinAR), ridiculizaron el revuelo:

Descubrimos, horrorizados, que Beatriz Sarlo tiene ego, es de la oposición, y acaso tenga uno que otro esqueleto en su placard! #sarloen678

En la blogósfera, las reacciones no son menos virulentas. En La Cosa y la Causa, Eva Row critica agudamente la intervención de Beatriz Sarlo, que ella considera como un mero juego de retórica:

Beatriz Sarlo no vino a 678 a debatir honestamente, vino a mostrar sus artes de esgrima en el debate… No, Beatriz Sarlo no vino a debatir. Vino a mostrar cómo ella puede eludir el debate. Y vaya si lo demostró. Salió indemne como alguien que muestra que es capaz de caminar sobre el fuego sin quemarse los pies. Y no cualquiera se puede arriesgar a hacerlo. Para eso hay que ser un as.

Por su parte, Jocobino, en el blog Artepolítica, no está de acuerdo con la postura crítica de Sarlo:

¿Qué defiende Sarlo? Si ella aclarara qué defiende sería más responsable con sus críticas… y sería menos Sarlo. La vemos ahí, sola, aislada, con su super ego y soberbia como apoyo y fundamento, con su responsabilidad de ser una intelectual “en el borde de todo”. Sarlo no necesita de mitos como los de Kirchner y el Eternauta, ella sabe qué teoría puede deconstruirlos, ella sabe qué funcionamiento maligno y sospechoso subyace en esas construcciones políticas calculadas.

En BlogBis, Jorge denuncia lo que él piensa es un falso debate entre intelectuales izquierdistas:

No entiendo mucho el entusiasmo provocado por la presencia de Beatriz Sarlo en 6,7,8. Para mí no se trató más que un debate entre “ellos”, los del mismo palo. Otro cantar hubiera sido tenerlo de invitado a José Benegas, Martín Krause o Carlos Rodriguez Braun. Ya sé que estoy delirando. Pero es lo que realmente habría sido interesante para mí. No un debate entre los izquierdosos de toda la vida. Nada nuevo se puede aprender de eso.

En su blog Sin Quorum, los periodistas del diario La Nación resalta los supuestos efectos colaterales de la polémica:

Las repercusiones por la participación de la ensayista e intelectual Beatriz Sarlo en el programa oficialista 678, de la Televisión Pública, llegaron a lugares insospechados. Ahora, en los celulares se podrá bajar un ringtone en el que se escucha  “Conmigo no, Barone”, una de las frases célebres del caliente cruce que se dio entre la escritora y los panelistas… Pero allí no quedó todo. Los videos y canciones se multiplican en la Web aún dos días después de la visita de Sarlo…

Ellos dan el ejemplo del video “Conmigo no, Barone” subido a Youtube por el usuario danielubisch, quien mezcló las afirmaciones de Sarlo con un tema del cantante dominicano ‪Chichí Peralta‬:

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.