¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Rusia: Las redes sociales y la movilización cívica

Este post es parte de RuNet Echo, un proyecto de Global Voices para traducir Internet en idioma ruso. Todos los posts · Leer más

Hace unos días participé en un seminario organizado por el Partido Liberal de Suecia sobre las próximas elecciones parlamentarias y presidenciales de Rusia.

La sección del seminario en la que hablé estuvo dedicada a cómo pueden ayudar Internet y las redes sociales a promover los valores democráticos en Rusia. Me alegré y me animó mucho que la influencia de Internet en la política haya dejado de ser un asunto sin importancia, hasta ahora considerado por muchos como una moda pasajera sin ninguna influencia sustancial en la vida política y pública. Evidentemente, los recientes acontecimientos en los países de África del Norte han obligado a los políticos y a las figuras públicas a examinar más de cerca la influencia que Internet y las redes sociales tienen sobre la formación de la opinión pública y sobre la movilización ciudadana.

Reconectar con la sociedad

Miembro de la Sociedad de los cubos azules, un movimiento de la sociedad civil organizado por internet, foto del usuario de Flickr quirischa

Miembro de la Sociedad de los cubos azules, un movimiento de la sociedad civil organizado por internet, foto del usuario de Flickr quirischa

Ciertamente, la sociedad unificada por las redes sociales y las comunidades en línea está empezando a funcionar de una forma más organizada y eficaz. Las personas encuentran en las redes sociales a otros con los que son afines, comienzan a pensarse como miembros de una comunidad específica y organizada, participan en actividades colectivas e invitan a sus amigos. Las redes sociales, sin excepción, ayudan a la sociedad a sentirse un actor político. En el caso de Rusia, las redes también ayudan a los ciudadanos a superar el trauma postsoviético que llevó a la desconexión y atomización de la sociedad rusa.

Al mismo tiempo, no debemos considerar las redes sociales como un causante infalible de acción cívica. Es un error pensar que el crecimiento de las redes sociales conduce necesariamente a acontecimientos revolucionarios como los vividos recientemente en Egipto. La nueva conectividad social de personas a través de las redes es importante, pero es solamente una de las condiciones necesarias para la transformación social.

Me gustaría reseñar brevemente mi intervención en este seminario de Estocolmo. Como mi principal tarea consistía en responder cómo exactamente la movilización cívica puede recibir ayuda y apoyo a través de las redes sociales, estructuré mi charla en respuestas a cinco preguntas clave: “¿Qué?”, “¿cómo?”, “¿quién?”, “¿cuándo?” y, por último, “¿qué se puede hacer?” ¿Cuál es la situación de las redes sociales en la Rusia actual? ¿Cómo afectan a la vida política y pública? ¿Quién ejerce influencia sobre Internet y actúa a través de ella? ¿Cuándo puede producir el crecimiento de las redes sociales y de las conexiones un efecto en la sociedad? Por último, ¿qué se puede hacer para ayudar al proceso de movilización pública a través de las redes?

¿Qué?

Según las estadísticas del Fondo Opinión Pública [ru], la audiencia mensual de la Internet rusa durante el invierno de 2010-11 fue de 50,3 millones de personas, o el 43% de la población mayor de 18 años.

Crecimiento de la cantidad de usuarios de Internet. Estadística: Fondo "Opinión pública".

Crecimiento de la cantidad de usuarios de Internet. Estadística: Fondo "Opinión pública".

Aparte de eso, la dinámica de crecimiento sigue constante, en la medida en que el número de usuarios continúa creciendo cada año.

El interés ruso en los medios sociales también se encuentra en un nivel alto y constante. Según las conclusiones del proyecto internacional TNS Digital Life 2010 [en] (una encuesta a usuarios de internet de 45 países), un 85% de los usuarios rusos de Internet visitan las redes sociales al menos una vez a la semana.

En comparación, aproximadamente el mismo porcentaje de la población de China y Brasil (87% y 85% respectivamente) visitan a menudo las redes sociales. En Alemania y Estados Unidos esta cifra es considerablemente inferior: 61% y 70% de la población, respectivamente.

¿Cómo?

Al debatir la influencia de las redes sociales en la vida pública, debemos guiarnos no solamente por el número de visitas sino también, y en mayor medida, por las experiencias y ejemplos ya existentes de dicha influencia. Siguiendo este criterio, la plataforma de blogs LiveJournal es la más influyentes sobre la agenda política rusa. En LiveJournal, los actos y manifestaciones públicas se hacen populares con la ayuda de “blogwaves” (olas de blogs)generadas por usuarios [es], mientras que los medios de comunicación vigilan permanentemente qué surge por ahí.

Si hablamos del potencial de movilización, es decir, de la capacidad para reunir rápidamente a un grupo de personas bajo el estandarte de un tema determinado, entonces la mejor plataforma actual es la red social VKontakte (En contacto). Cierto, hay que señalar que VKontakte puede borrar grupos, algo que ya ha pasado en más de una ocasión. En segundo lugar en términos de potencial de movilización estaría LiveJournal. Otras redes, como Facebook, Odnoklassniki (Compañeros), Moi Mir (Mi mundo), etc., no han conseguido hasta la fecha, con excepciones puntuales, convertirse en instrumentos de influencia sociopolítica.

¿Quién?

¿Quiénes son estas personas que consiguen lanzar “blogwaves” e influenciar los temas del momento, así como resolver los problemas que van surgiendo? La mayoría de las veces, son los usuarios más frecuentes. No son periodistas profesionales ni personajes públicos o políticos, son nuevos periodistas ciudadanos: personas que descubren y publican información de interés público en sus blogs.

Debido a que muchas bloggers vuelven a publicar y hacen enlaces, así como al apoyo de bloggers y medios particularmente populares, un tema puede rápidamente atraer mucha atención y hacerse popular. Hace poco se dio tal caso, cuando el conductor del Ministro de Emergencias ruso, Sergey Shoygu, amenazó con matar al bloguero archeornis [en], que relató la amenaza en la página de LiveJournal de la Sociedad de los cubos azules y también cargó un vídeo.

En cuanto al potencial de movilización, casi siempre vemos que sucede lo mismo: los organizadores y promotores de grupos cívicos en las redes sociales suelen ser gente normal y corriente, y no miembros de un partido u organización en particular.

Un ejemplo clásico de esto es el grupo de VKontakte “Asociación pública informal: Asistencia sanitaria infantil [ru], creado por Daria Makarova, una joven madre de Novosibirsk que perdió a su hijo. El objetivo de este grupo es promover cambios en los servicios de salud infantil de la región de Novosibirsk. En pocos meses ya se han sumado seis mil personas. Este grupo está liderando una campaña activa: celebran reuniones con los directores del sistema sanitario de Novosibirsk, tratan con expertos, supervisan el estado y las necesidades de hospitales infantiles en la región y llevan a cabo actividades para recaudar fondos.

Los líderes de las comunidades y grupos de las redes sociales son un nuevo tipo de personajes públicos, que surgen directamente desde dentro de la sociedad civil. Prácticamente cualquiera con las ganas de actuar, la energía suficiente para reunir personas que los apoyen y un habilidades básicas en redes sociales puede convertirse en uno de estos nuevos líderes. Los grupos en línea no están obligados a inscribirse en el Ministerio de Justicia, hazaña casi imposible de conseguir para nuevos partidos u organizaciones públicas. Los grupos en línea no necesitan una oficina, personal de apoyo, etc. Todos sus fondos, que se pueden recaudar fácilmente vía Internet, se dedican a la acción concreta.

Además de estas ventajas, también hay ciertos inconvenientes. Como existen en una red, las organizaciones informales son menos estables y pueden dejar de existir en muy poco tiempo, puesto que no se basan en estructuras formales, sino en los esfuerzos de sus miembros y de los organizadores.

¿Cuándo?

¿Qué efecto puede tener el increíble desarrollo de las redes sociales, el crecimiento del número de usuarios y el fortalecimiento de su capacidad de impacto social y movilización? ¿Y cuándo puede hacerse realidad?

En cuanto a los usuarios rusos de internet, el Fondo Opinión Pública prevé que para finales de 2014 (suponiendo que se mantengan las tendencias actuales de crecimiento y propagación de la red), serán unos 80 millones, equivalentes al 71 % de la población mayor de 18 años. A su vez, según las estimaciones de J'are & Partners Consulting [ru], el porcentaje de usuarios de Internet que utilizan las redes sociales llegará a ser un 76,5 % del número total de usuarios de Internet a finales de 2015. Por otra parte, para el 2013-14, se desarrollarán las “blogwaves” hasta volverse más generalizadas y eficaces.

Tarde o temprano, el crecimiento del número de usuarios producirá un efecto cualitativo, es decir, en lo que respecta al impacto de los blogs sobre las autoridades y la sociedad, así como al potencial de movilización vía Internet. La gente se habrá acostumbrado a interactuar vía Internet, verá las ventajas y sentirá el entusiasmo por las comunidades digitales y participará más a menudo en las actividades y operaciones de esos grupos. Las redes sociales ayudarán a la sociedad civil rusa a ponerse de pie y desarrollar una nueva cualidad: la sociedad no se estructurará por partidos y organismos públicos, sino por comunidades informales que incluirán a un mayor número de participantes.

¿Qué se puede hacer?

¿Cómo es posible contribuir a este proceso de fortalecimiento de la sociedad civil mediante las redes sociales e Internet? Parece que hay dos formas principales:

  1. Formar a periodistas ciudadanos para que se produzca un aumento en el número de personas que, de manera independiente, encuentran y publican información de interés público en los blogs y las redes sociales. Por otra parte, ayudar y apoyar a esos periodistas ciudadanos.
  2. Apoyar las nuevas redes y comunidades que participan en ámbitos de interés público (teniendo en cuenta no solamente la política, sino también cuestiones relacionadas con la defensa de las libertades civiles en diferentes ámbitos: la corrupción, el ejército, la protección de los monumentos históricos, las infracciones graves de tráfico, el medio ambiente, la sanidad, etc.).

Quiero subrayar un punto importante: ese apoyo requiere de nuevas personas, nuevos líderes que no deben buscarse en organizaciones ya existentes, sino en los nuevos medios de comunicación y en las comunidades de la red. Por supuesto, la ventaja de las comunidades digitales es la ausencia de inscripción, de cuentas bancarias y de oficinas, pues todo ello ocasiona graves problemas incluso a los institutos internacionales que están acostumbrados a interactuar con personas jurídicas. Pero este problema es fácil de resolver si se hace hincapié en personas concretas: los periodistas ciudadanos y los líderes sociales que se beneficiarían de la capacitación, del intercambio de experiencias y de la ampliación de conexiones humanas.

En resumen, una vez más, quiero subrayar que el desarrollo de las redes sociales y la movilización cívica en Rusia tiene un efecto tanto específico como positivo sobre la sociedad civil y la vida política rusa en general.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.