Zimbabue: ¿Qué sigue?

Mientras Zimbabue se dirige a posibles elecciones más adelante este año, los cibernautas han recurrido a Internet para expresar sus opiniones en política, violencia y economía que no verá la luz del día en el espacio de los medios tradicionales del país. El presidente Mugabe empujando las elecciones, a pesar de la oposición de diferentes posiciones, como la charla regional que agrupa a la Comunidad Sudafricana de Desarrollo [SADC, por sus siglas en inglés], grupos civiles y otros partidos políticos en Zimbabue y eso está generando rumores en medio de temores de que podría tratarse de otra elección africana que podría verse enturbiada por una orgía de violencia y un baño de sangre.

¡Ahora es el momento! De traer de vuelta a las personas capaces que han salido del país por el hambre, la represión y la violencia. Es momento del cambio en el que puedes confiar. Vota por Morgan Tsvangirai para presidente. Un nuevo Zimbabue. Un nuevo comienzo. !Ahora es el momento! Afiche de la campaña de Morgan Tsvangirai (Primer Ministro de Zimbabue) en 2008. Foto cortesía del usuario de Flickr frontlineblogger (CC BY-NC-SA 2.0)

Las antiguas listas que enumeran a las personas registradas para votar se han convertido en uno de los pincipales temas de charla entre los partidos políticos locales y ciertamente entre bloggers.

Gilbert Muponda sostiene que
el dólar zimbabuense no puede esperar a las elecciones:

Una junta de moneda evita que el gobierno y los bancos centrales manipulen la moneda. Funcionan mejor cuando son independientes, separados de bancos centrales, y tienen el único propósito de brindarles a los ciudadanos del país una moneda estable.

Aunque algunos no son tan entusiastas sobre una moneda local. “Esperemos la próxima elección”, dicen, obviamente arrastrados por la parálisis política a la que el país se acerca rápidamente. La tendencia histórica en África es que las elecciones son muy refutadas incluso después de las elecciones. Esto crea muy largos periodos de inestabilidad en que la ciudadanía en general debería buscar y planear más allá de eso, y dejar la habitual maquinación política a los políticos.

Kubatana recoge el comentario de Clifford Chitupa que escribió sobre la reciente ratificación de Zimbabue de cerrar una subvención de US$100 millones de China para un moderno “centro de espías”:

Los parlamentarios de Zimbabue se equivocaron al ratificar los US$98 millones para un centro de espías el miércoles 1 de junio de 2011. Deberían saber que el país no puede darse el lujo de un préstamo chino multimillonario en dólares, ni tampoco Zimbabue necesita un colegio de defensa antes de sellar el sospechoso proyecto de Zanu-pf (siglas en inglés de Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico). Aunque la ratificación estuvo precedida por un ‘acalorado debate’, es irónico que los parlamentarios perdieran de vista un llamado el mismo día del Fondo Infantil de Naciones Unidas (UNICEF) para US$6 millones para seguir tratando el agua de Zimbabue.

Parece que los parlamentarios no están mirando la pelota porque UNICEF ya dio $40 millones para apoyar programas de agua y servicios de sanidad en Zimbabue, una necesidad vital para todos, independientemente de la afiliación política, a diferencia del centro de espías. Se podría pensar que se tuvo en cuenta el consejo de Bill Gates a los países africanos de trabajar más para tener vacunas que salvan vidas de niños (AFP, 17/05/11). El señor Gates, fundador de Microsoft y filántropo, pone su dinero donde está su boca.

Continúa:

Zimbabue es el menos aconsejado para aceptar cualquier préstamo en el momento, porque la deuda interna y externa total del país era de US$7.1 mil millones al 31 de marzo de 2011. A 105% del Producto Bruto Interno, ¡significa que todo zimbabuense debe US$500 millones! Parece que el líder del país se olvidó momentáneamente del consejo que le dio Aloysius Uche Ordu, Vice Presidente de Operaciones del Banco Africano de Desarrollo,  cuando dijo:

“El pago de lo adeudado es tan importante porque es la única manera de volver a comprometer a las instituciones financierias multilaterales” (AFP, 18 de enero de 2010).

A los parlamentarios se les debe recordar que es menos probable que los electores estén influenciados con problemas cotidianos como los apagones de ZESA [empresa eléctrica del país] y sus excesivas tarifas, desempleo, hambre, erráticos suministros de agua, una red vial llena de baches, salud otros servicios esenciales por debajo de los parámetros que la cantidad de espías que genere la universidad china. Los parlamentarios debieron haberse negado a ratificar el crédito por la simple razón de que el país no lo puede pagar.

Elizabeth Nyamuda enlaza con el post de un blog que se burla de la revelación de que 16,800 electores zimbabuenses tienen 110 años de edad y que todos nacieron en Año Nuevo en 1901.

En alguna parte, Andrew Field toca el rol del ejército de los generales del ejército en la política de Zimbabue. Y mientras las elecciones se acercan, la atención está en los generales del ejército que expresaron su lealtad al antiguo gobernante Robert Mugabe. A los generales del ejército también se les puede encontrar como parte del personal de la Comisión Electoral de Zimbabue que supervisa las elecciones, y esto plantea preocupaciones para Field':

Han estado surgiendo preocupaciones en Zimbabue acerca del predominio del ejército en el manejo de los asiuntos del país. Naturalmente, no han nada de malo con que antiguos oficiales del ejército entren en la escena en política o comercio, si tienen lo esencial para eso, pero claramente hay una movida para saturar el servicio civil y estratégicas corporaciones de propiedad estatal con estos hombres fuertes. Se nos puede perdonar por preguntar, ‘¿con qué propósito?’ Parecerían más bien ingenuos si lo hicieran. Lo que estamos viendo en Zimbabue es el inteligente golpe de estado, una gradual no violenta, aunque extremadamente intimidante, infiltración de los militares en el poder.

Los golpes de estado no son únicamente africanos, ni son nuevos. El primer golpe de estado fue en 509 AC, cuando la dinastía de Tarquino, liderada por Lucio Bruto, derrocó al Rey de Roma para instituir la República Romana. Y ha sucedido desde entonces. África tiene registrados 114 golpes de estado, el primero en Etiopía en 1910 cuando la Emperatriz Taytu, regente del incapacitado Emperador Menelik II, fue derrocada. Egipto será recordado por uno de los primeros golpes de estado en África donde, en 1952, Muhammad Naguib y Gamal Nasser derrocaron al Rey Farouk, que después terminó en la Crisis de Suez.

Y el blog Sokwanele publica El informe de la anatomía del terror, que ha sido recopilado por activistas civiles e investigadores zimbabuenses:

En la última década desde 2000, ha habido un enorme número de informes que detallan la violencia y las graves violaciones a los derechos humanos que han acompañado la crisis de Zimbabue. En todos los informes –además de la propaganda que salva las apariencias del gobierno de ZANU PF– hasido claro que la mayores víctimas han sido miembros del MDC [siglas en inglés de Movimento para el Cambio Democrático, ahora MDC-T], así ocmo miembros de organizaciones cívicas de activismo como NCA [Asamblea Nacional Constitucional], ZCTU [Congreso Zumabuense de Sindicatos], WOZA ]Mujeres y hombres de Zimbabue de Pie] y otras. También ha sido claro que los incontenibles perpetradores han sido partidarios de ZANU PF, la milica juvenil, los llamados “veteranos de guerra”, y, más serios que todos, agentes de estado como la policía, el ejército y CIO [Organización Central de Inteligencia].

Mientras los cibernautas zimbabuenses discuten las elecciones por venir, la violencia política y el rol del ejército en la política, la pregunta es: “¿los políticos están escuchando?”

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.