¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Puerto Rico: Decepción, frustración y risas en la visita de Obama

El martes 14 de junio de 2011, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitó Puerto Rico, la isla caribeña descrita como mancomunidad, territorio o colonia de Estados Unidos desde 1898. Fue la primera visita oficial de un presidente estadounidense desde que John F. Kennedy visitó Puerto Rico en 1961.

Obama llegó a las 11:30 am y se fue a las 3:30 pm, aunque se informó que se quedaría en San Juan, la ciudad capital, por lo menos una hora y media más.

Obama -cuya visita sería supuestamente para conmemorar los 50 años de la visita de JFK- ofreció un mensaje de diez minutos, en el que mencionó su apoyo a que los portorriqueños determinen su situación política, los sacrificios de los soldados y veteranos portorriqueños en las guerras estadounidenses, el plato típico del “arroz con gandules” y la victoria del jugador de básquet JJ Barea de los Mavericks de Dallas, el campeón de la final de la Asociación Nacional de Básquet, entre otros temas. Este es el video oficial de la Casa Blanca y su breve discurso:

Obama hizo una corta visita al gobernador Luis Fortuño -un republicano partidario de la condición de estado- en La Fortaleza (el palacio colonial del gobernador), pasó por una de sus actividades para recaudar fondos (una de ellas costaba alrededor de 35,000 dólares por persona, y se reporta que Obama recolectó cerca de un millón de dólares) y al final comió un “medianoche” (sandwich típico) en Kasalta, una importante panadería-restaurante-café en San Juan, con Alejandro García Padilla, senador demócrata partidario de la mancomuidad y candidato a gobernador para 2012 (contendor de Fortuño). Eso fue todo. Las consecuencias de su visita, además de la evidente recaudación de fondos y la campaña política, se siguen debatiendo.

Miles marcharon por el Viejo San Juan protestando [es] en contra de sus políticas y pidiendo la liberación del preso político portorriqueño Oscar López Rivera.

Desde que se anunció su visita, Obama y sus cuatro horas en Puerto Rico estuvieron en el centro de la discusión pública. Su visita relámpago fue ampliamente cubierta por los medios tradicionales, con relatos minuto a minuto [es], coberturas especiales [es] y transmisión en vivo. La entidad sin fines de lucro Centro de Periodismo Investigativo [es] y NotiCel [es] también cubrieron el acontecimiento. La conversación en línea se realizó con las etiquetas #obamapr y #obamaenpr, donde se puede encontrar mucho humor.

El presentador del programa musical de radio Frecuencias Alternas [es] y miembro del equipo detrás del podcast #EnProfundo, Ezequiel Rodríguez (@eldifusor) tuiteó:

Garcia Padilla: “..SI, ¡te traje a Obama eh! eh!” #ObamaEnPR #CaptionThis http://twitpic.com/5bkmiw

@detra83 bromeó acerca del famoso “medianoche”:

Hoy voy a almorzar un #medianoche en honor a #ObamaPR

Benjamín Torres Gotay (@torresgotay), periodista y editor de El Nuevo Día, fue bastante crítico:

@torresgotay: Discurso genérico, Mr. Presidente, where's the beef? [¿dónde está la carne?] #obamaenpr

Los bloggers también reflexionaron acerca de la visita de Obama, su significado y consecuencias. La poeta y blogger Yarisa Colón Torres (autora de Global Voices) alude al comentario de Obama [es] de que los puertorriqueños son tan estadounidenses como el pastel de manzana y el “arroz con gandules”:

La visita del presidente de los Estados Unidos a Puerto Rico detuvo el curso de nuestros hechos, por los menos durante cuatro horas. “De nuevo estamos en el mapa” gritaban unos con orgullo. “Primero JJ Barea, ahora Obama. Qué honor, y todo en menos de una semana…Estamos pegaos…” gritaban otros. Pero a Enero tampoco le interesan los deportes ni los discursos en inglés, salpicados de español (algo así como ahora hacen en el hiphop); ni le sorprenden las comparaciones histéricas entre un apple pie y el arroz con gandules. Ahora resulta que uno y lo otro son igualmente americanos.

El blogger Ed Morales [es] también escribió sobre la visita y dejó ver algunos temas que no se mencionaron:

Hablando de hermanos en los trópicos, ¿qué tal el momento clásico cuando POTUS [Presidente de Estados Unidos] se quitó el saco de su terno en un hangar de aviones a 90 grados (unos 32°C) en San Juan? Luego pasaron a masacrar la pronunciación de todo destacado político puertorriqueño. Bueno, supongo que se lo merecían, correcto, por querer condición de estado.

No creo haber visto una sola mención a la brutalidad policial en la Universidad de Puerto Rico, Oscar Rivera López, o el Gasoducto en ninguna de las recapitulaciones que MiamiStreamMedia ha hecho hasta ahora de la visita.

En Palabra Latente [es], Angel Javier muestra su desilución y rabia [es]:

[…] ¿Tu padre no te ha visitado? 50 años. Sin pensar. Sin sentir. ¿Escuchó lo que has hablado? No. Hoy regresó. ¿Le reclamaste? No. En cambio, dócil. Sonrisas de suplica. Saliva de mediocres. Abofeteados por el protocolo. Disfrazados de asfalto. De pintura. De voces que callan amarguras. De silencio. De censura. El poder de la injusticia. De historia oscura. Reacciona. ¿Libertad? ¿Democracia? No me condenen la dictadura.  Aquí estamos encarcelados.

La publicación satírica en línea “El ñame”  hizo un festín con la visita de Obama [es]:

Tras la absolutamente decisiva visita de casi cuatro horas de duración realizada el pasado martes por el presidente Barack Obama, miles de estadistas de la Isla se mostraron sorprendidos esta mañana con el hecho de que el país no se ha convertido aún en estado. Fuentes revelaron que a pesar de la confusión tras este no-resultado, los partidarios de esta fórmula de estatus mantienen la esperanza de que durante la tarde de hoy comience a caer nieve sobre Adjuntas, se hagan rubios los loiceños y que caiga un aguacero de mantengo sobre la nueva isla-estado.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.