¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

China: El rechazo al alegato de defensa propia es luz verde a demoliciones violentas

El bloguero de Sina, Sheng Dalin, asistente del editor en jefe del Oriente Hoy de Henan, nos actualiza [zh] una historia [en] que comenzó el año pasado en el distrito Hongshan en Wuhan, provincia Hubei.

La casa de Tong Yihong era la última que quedaba en pie en su aldea luego de que los vecinos del área, designada para una construcción, aceptaron el paquete de compensación y se reubicaron. A medida que se iban nivelando lote tras lote del terreno circundante, los Tong construyeron una alambrada de púas alrededor de su propiedad y esperaron una mejor oferta.

El 18 de noviembre de 2010, un grupo se presentó con un buldózer y se movió dentro de un rango de tiro de la edificación de Tong. La policía dice que los ladrillos que Tong arrojaba desde su techo enviaron a alguien al hospital; Tong dice que el grupo derribó la cerca y empezó a acercarse, que nadie fue herido y que, actuando en defensa propia, le apuntaba solamente al buldózer.

Tong Yihong, November 2010

Tong Yihong, noviembre de 2010

Después de que la policía local tomó la declaración de un escéptico Tong el 19 de noviembre, y le dijo que enfrentaba cargos de desorden público, se fue a Pekín al día siguiente para “entregarse” y tratar de defender su caso allí. Para el 21 de noviembre, Tong estaba bajo custodia de la policía de Hongshan y en un tren de regreso a Wuhan, donde enfrentó nuevos cargos de infligir daño corporal grave.

El miércoles 18 de mayo, Tong fue encontrado culpable de la acusación en un juicio cerrado en un tribunal popular intermedio en el distrito de Hongshan. De acuerdo con informes de los medios durante el fin de semana que citaban el veredicto oficial, Tong fue sentenciado a cuatro años en prisión y se le ordenó pagar 190.000 renminbi como compensación a la supuesta víctima, de apellido Luo.

Sheng brinda más antecedentes del caso:

El 18 de noviembre del año pasado, Tong Yihong montaba guardia en el techo de su casa cuando vio un grupo de gente con maquinaria “precipitándose hacia su casa”. Temiendo que habían llegado a demoler su casa con él todavía adentro, empezó a lanzar ladrillos desde el tejado, lo que golpeó e hirió a alguien. El tribunal halló que las personas vinculadas a la compañía estaban cumpliendo los términos de su contrato para nivelar el suelo en el lugar y no habían llegado para demoler la casa. Además, la maquinaria de construcción no entró en contacto con la casa de Tong y, por tanto, las acciones de Tong no constituyen defensa propia. Sin embargo, el abogado de Tong afirmó que toda el área que rodea por entero la casa de Tong, ya había sido nivelada y por tanto no había terreno alguno que requiriera nivelación. En un video proporcionado por Tong, se muestra que la alambrada que rodeaba los cuatro costados de su casa había sido perforada ese día. Una investigación policial confirmó que la maquinaria traída por los trabajadores en aquel día incluso, era del tipo de maquinaria de demolición conocida como “pájaro carpintero”. (De la edición de mayo 20 de Noticias de Pekín.)

El intento de Tong de ponerse fuera de la jurisdicción de la policía que realizó el arresto, con la esperanza de asegurar el debido proceso, logró constante interés de los medios y el público en su momento. No obstante, el destino de la propiedad de Tong no está muy claro. Se informa que Tong ha interpuesto una apelación.

El veredicto llega al mismo tiempo que el Consejo de Estado de China hace un nuevo llamado [en] para terminar con la práctica de la demolición forzada de viviendas y la expropiación de tierras y, anota Sheng, dejando a un lado las acusaciones contra Tong por un momento, el tribunal no consideró esto ni la opinión pública que ve las acciones de Tong como defensa propia, en una decisión que él teme vaya a incitar indirectamente a los constructores a continuar con tal comportamiento:

Determinar si las acciones del equipo de demolición constituyen demolición forzada [en China generalmente se entiende que ‘demolición forzada‘ significa: una demolición llevada a cabo cuando los propietarios aún están dentro de o sobre la parte superior de la unidad habitacional o del edificio y rehúsan desocupar] o si Tong Yihong actuaba o no en defensa propia arrojando ladrillos depende principalmente de tres hechos señalados por el abogado de la defensa: 1. El terreno que rodea la casa de Tong había sido nivelado en los cuatro costados—si esto es cierto, entonces es simplemente una mentira que los trabajadores habían llegado a nivelar el terreno; 2. La maquinaria llevada por la cuadrilla era maquinaria de demolición—si es cierto, la afirmación de que habían llegado a nivelar el suelo es aun menos creíble y su comportamiento debe considerarse como “demolición forzada”, puesto que las máquinas trituradoras son herramientas usadas en demolición y no en nivelación de suelos; 3. La alambrada de púas que rodeaba la casa de Tong por los cuatro costados fue rota por la cuadrilla de trabajadores- si esto es cierto, entonces hablamos de ruptura y allanamiento, aun cuando la intención no hubiese sido demoler la casa, Tong y su familia tendrían todavía el derecho de defenderse.

Verificar los tres detalles anteriores no debería ser difícil. Habrá probablemente muchos testigos oculares que pueden establecer si el terreno que rodea la casa de Tong había sido nivelado o no; si la fiscalía no tiene evidencia que pruebe que el video suministrado por Tong haya sido “arreglado”, entonces las declaraciones del acusado deben tenerse como fidedignas. Además fue la policía quien confirmó que era un “pájaro carpintero” la herramienta que llevaron y, ¿tuvo el tribunal suficiente razón para descartar la declaración de la policía?

La razón fundamental del tribunal para hallar inadmisible la afirmación de defensa propia parece ser que “la maquinaria de construcción no llegó a entrar en contacto con la casa de Tong”. Sin embargo, si Tong hubiese esperado hasta que la maquinaria hiciese contacto con su casa, ¿no habría sido entonces demasiado tarde? De acuerdo al artículo 20 de la Ley Penal de la República Popular de China, “Cuando una persona realiza un acto para detener una infracción ilegal con el fin de evitar un infracción inminente e ilegal del interés del estado o el interés público o los derechos propios o los de otra persona, o derechos de propiedad u otros derechos que resulte en daño para el infractor ilegal, tal acto será defensa justificada y no se imputará responsabilidad penal por tal acto”. Obviamente, Tong Yihong estaba arrojando ladrillos en un intento de evitar una infracción ilegal, infracción ilegal que empezó en el instante en que ese grupo de trabajadores activó la máquina trituradora y rompió la alambrada de púas.

Recientemente, una serie de auto inmolaciones y otros incidentes horribles han ocurrido como resultado de las demoliciones forzadas. En respuesta a esto, el Consejo de Estado emitió un dictamen el 13 [de mayo] anunciando su decisión de iniciar de inmediato una investigación sobre la legalidad de las expropiaciones de tierra y las demoliciones de viviendas llevadas a cabo en el país, así como para fortalecer la supervisión y reprimir los proyectos ilegales de demolición, en un intento de asegurar la protección de los intereses legítimos del pueblo. No obstante, la decisión del tribunal contra Tong Yihong claramente incita las demoliciones ilegales.

Por supuesto, el dictamen del Consejo de Estado no tiene fuerza vinculante para los tribunales, y los jueces de todas maneras han de medir los hechos con la letra de ley. Si se ha de confiar en este caso, el tribunal debe al menos dar respuesta directa a los tres hechos señalados por el abogado de la defensa.

1 Comentario

  • Asi es el socialismo, se da preferencia a la supuesta causa “social” de la mayoria, aunque para eso haya que pasar sobre los individuos. Si la casa de este senor estorba, los socialistas no se van a detener a respetar sus derechos, diran que es mas importante la sociedad, el pueblo, el socialismo, la revolucion, y aplastaran su casa, siempre ha sido asi en los paises socialistas, aunque algunos no quieran verlo. El socialismo es un regimen absurdo y obsoleto que en la practica ha demostrado solo subsistir gracias a grandes dosis de capitalismo dentro del socialismo, y china es un gran ejemplo de ello.

Cancela esta respuesta

Únete a la conversación -> ecgalup

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.