Zambia: Violencia en el funeral de Chiluba

El segundo presidente de Zambia, Frederick Chiluba es tan polémico muerto como vivo. El velorio de Chiluba, una tradición para los zambianos en donde los dolientes se reúnen desde el día en que en que alguien muere hasta el momento del entierro, ha estado marcado por la violencia y las intrigas políticas.

El doctor Chiluba murió de lo que parecer ser complicación cardíaca a tempranas horas del día 18 de junio del 2011. Era un conocido paciente cardiaco que frecuentaba hospitales sudafricanos en busca de tratamientos con especialistas, particularmente entre los años 2002 y 2008, en plenos procesos judiciales cuando fue acusado de robo de recursos nacionales que comprometían millones de dólares estadounidenses.

Segundo presidente de Zambia, Frederick Chiluba. Foto cortesía de Zambia Chronicle.

Apenas horas después de la muerte de Chiluba, la gente se congregó en su casa en el barrio residencial de Kabulonga, a menos de dos kilómetros de la Casa de Gobierno, sede que ocupó durante diez años desde 1991 hasta 2001. William Banda, el insistente presidente provincial del Movimiento regente por la Democracia Multipartidista (MMD por sus siglas en inglés), dirigió una advertencia a todos los políticos y periodistas que habían sido críticos del expresidente.

En particular, Banda tenía en mente Michael Sata, líder de la oposición del Frente Patriótico (PF), que había estado haciendo campaña durante los últimos dos años y medio para las elecciones del presente año, sobre la base de reabrir los procesos judiciales en contra de Chiluba y enviarlo a prisión si fuese encontrado culpable. Sata y los miembros de su partido habían acusado al presidente Rupiah Banda de interferir en el Poder Judicial para liberar al ex presidente. Lo que empeoró las cosas fue que el Director del Ministerio Público se rehusó a apelar al Tribunal Supremo la decisión del Tribunal de primera instancia de absolver al doctor Chiluba.

a periodistas de medios provados de difusión como El post y Radio Phoenix se les impidió asistir al funeral.

Luego de las declaraciones de Banda, se informó de ataques contra Cosmo Mumba, líder de un pequeño partido opositor, contra Edith Nawakwi, líder del Foro para la Democracia y el Desarrollo (FDD) y exministra del gobierno de Chiluba, contra el Reverendo Edith Mutale y un reportero de Radio Phoenix.

Como resultado de la amonestación de Banda y los casos de violencia reportados hasta ese momento, Sata y sus funcionarios de alto rango decidieron no asistir al funeral.

Algunas horas después de la muerte del doctor Chiluba, The Zambian Watchdog citó a Banda diciendo:

Como partido en la provincia, hemos dirigido nuestra ala juvenil a vigilar a la gente que quiere politizar el funeral del desaparecido segundo presidente republicano Chiluba. Por lo tanto, con motivos de seguridad, no permitiremos el ingreso de algunas personas al funeral y ellas lo saben bien, además esto también va dirigido a una casa de medios de difusión que ha estado en contra de Chiluba. Ni siquiera deberían pensar en asistir al funeral es una disposición del Movimiento por la Democracia Multipartidaria.

Irónicamente, el presidente Chiluba había expulsado a Banda al vecino Malaui en los primeros años de su mandato presidencial. Banda era un incondicional y antiguo miembro del partido dominante, miembro del Partido Unido de Independencia Nacional [UNIP, por sus siglas en inglés] y gobernador de una región rural quien además había estado hostigando a los entonces miembros de la oposición, incluso azotando a los desafortunados que se atravesaban en su camino. Únicamente volvió a Zambia después de haber sido perdonado por el presidente Levy Mwanawasa, el hombre que sustituyó a Chiluba.

Los lectores no estaban contentos:

Señor capitalista – 3Es conduciendo el crecimiento económico escribió:

Mwa yamba (usted empezó). Señor William Banda, compórtese. Déjenos enterrarlo. Déjese ya de política. ¿No podemos tener un solo hecho sin política? Yo no entiendo este país. Aunque apoye al MMD, no apoyo esa medida cruel del señor William Banda.

Otro colaborador, ZHOBOO, dijo:
William Banda es un bandido- Fracaso anunciado- Detén a SATA y ahórquese.

¿Cómo puede SATA faltar al funeral de Chiluba? No tiene nada que ver con su muerte. El MMD abusó del señor Chiluba y deberían sentirse avergonzados ustedes, no SATA. ¿Qué consiguen con que SATA no vaya al funeral de su amigo? Chiluba apoyó a SATA, luego cambió de bando y respaldó al MMD. ¿El PF dijo que el MMD no debería asistir al funeral porque llevaron a Chiluba a la corte?

Amigos zambianos, ninguna persona sensible puede ver la muerte de Chiluba como algo en contra del señor SATA.
Veremos cómo reacciona RB a estas intimidaciones porque si el Gobierno o el comisario fracasan en condenar a SATA, estaría en libertad de usar cualquier medio para estar en el funeral, incluso si esto significa llevar escoltas armados para su propia seguridad.

Más condenas para Banda, de lums law:

¡Vaya! Todos los sentimientos publicados en este hilo son unánimes contra William Banda. Con el tipo se está perdiendo espacio y debería ser “retirado” de la manera correcta. Amigos y adversarios por igual se unen en momentos de tristeza. ¿Qué clase de hombre es William Banda? ¿Dónde está su prudencia? ¿O hay algo que esconder en la muerte de FTJ? Entre en razón por favor y que FTJ descanse en paz a pesar de los problemas que nos dejó.

La policía de Zambia hizo pública una afirmación citada por el Lusaka Times negando los reportes de acoso en el funeral pero los ciudadanos de la red estaban en completo desacuerdo:

Div nafuti dice:

Marubbish (¡Tonterías!) ¿Quieren ustedes decir que personas como Cosmo, Nawakwi, Mutale y la chica de Radio Phoenix son unas mentirosas? ¿Iwe kasiamana, es lo que a usted se le enseñó en Lilayi (en la Academia de Policía) sobre sentarse en su oficina destartalada y esperar a que se cometa un crimen? ¿Qué demonios están haciendo ustedes en CIO? ¡Responda mi pregunta!

Otro colaborado, Zambians Being fed, llama a tomar medidas extremas contra Banda:

Esa mentalidad de policía cruzado de brazos mientras William Banda comete genocidio será derribada y se convertirá en una gran catástrofe civil. ¿No es consciente el presidente de la violencia que este señor está causando? O puede ser que él tiene la aprobación de Rupiah. Y por otro lado, ¿no tenemos en este país asesinos que maten a ese desgraciado de William? La policía y el MMD deberían tratar de salvaguardar la paz, prevenir la violencia y enfrentar a la justicia a los culpables.

El blogger Elias Munshya wa Munshya explica por qué Sata debería asistir al funeral del doctor Chiluba sin impedimentos, analizando la larga historia política que ambos han tenido. Sata ejerció en varios ministerios la administración de Chiluba. Fue secretario nacional -el equivalente a alto ejecutivo- del partido en el poder y ministro sin cartera, tercero en la jerarquía gubernamental.

La noticia de que un grupo dentro del MMD había sido preparado para evitar que Sata fuera al funeral del presidente Frederick Chiluba debería ser motivo de preocupación para todos los zambianos que quieren la paz. Es más, nuestras gallardas alas de seguridad han sido presas de esa tontería de rogarle a Michael Sata de no acercarse al funeral -en nombre de “la seguridad”. Pensar solamente que esto podía terminar así, no es solamente ridículo sino insolentemente inmaduro. Quisiera exponer en este artículo que a Michael Sata se le debiera permitir asisitir y llorar la muerte de su antiguo jefe. Esto es algo coherente con nuestra humanidad.

Para aquellos que creen que Sata fue enemigo del doctor Chiluba han escogido mirar una parte de la historia e ingnorarla en su totalidad. Simplemente están siendo económicos con la realidad. No ha existido una verdadera enemistad entre Chiluba y Sata. Lo que hubo fueron meros intereses políticos que condujeron a estos dos hombres en diferentes direcciones -solamente desde el 2008.

La influencia política de Chiluba se manifestará incluso a su muerte, teniendo en cuenta que en el momento en que ocurrió, era considerado asesor político del actual presidente Banda, quien prometió crear bastiones de oposición en Copperbelt, Luapula y provincias del norte en donde la mayoría de los grupos étnicos emparentados con los Bemba está con el MMD.

Pero el partido gobernante tiene la probabilidad de perder en las elecciones presidenciales y parlamentarias programadas para este año si el gobierno mo logra convencer al pueblo de las razones por las cuales Chiluba no fue llevado ni a un hospital local ni fuera del país, y lo dejaron morir en su casa.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.