¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Ghana: Que sean gays si quieren

El Departamento de Inteligencia de Ghana (BNI) ha empezado investigciones de la creciente tasa de homosexualidad en las zonas central y occidental del país.

Unos ocho mil homosexuales fueron registrados en una organización no gubernamental para un taller en las regiones occidentales y algunas zonas centrales. Esto ha provocado un acalorado debate en la blogósfera ghanesa sobre la homosexualidad.

En un post titulado “Debatiendo sobre homosexualidad en Ghana” Kajsa dijo que hay muy poco debate público sobre el asunto:

Según las leyes ghanesas, la homosexualidad masculina es ilegal. Foto: blog de Holli Ramblings

Los actos homosexuales están prohibidos por ley en Ghana, y ha habido muy poco debate público que haga pensar que a los ghaneses en general les gustaría cambiar el statu quo.

“Que sean gays, si quieren”, en palabras de Ato, bloguero ghanés. Al principio de su post, Ato explica que le resulta muy difícil de entender cómo a un hombre le puede gustar tener sexo anal con otro hombre:

Con eso en mente, me importa un bledo quién se acuesta con quién, dónde o cómo. En general. Por supuesto que me preocupa si me entero de que algún cura profana en lo más sagrado a los adolescentes de su congregación. Pero no me importa si un tal Kwaku Mensah, de Fanteakwa, un hombre hecho y derecho, que trabaja duro para ganarse la vida, decide practicar el sexo anal con Kwabena Bonsu, de Atonkyini, otro hombre adulto.

Lo que hagan en el dormitorio es asunto suyo y de nadie más, y no entiendo por qué nadie tendría que despreciarles por elegir cómo obtienen su placer sexual. Es como odiar a alguien a quien le encanta la sandía simplemente porque a mí no te gusta.

De la misma forma que no entiendo cómo la gente se hace homosexual, tampoco entiendo todo el odio que se vomita sobre la gente de este país que ha elegido ser homosexual.

En serio, ¿por qué tanto jaleo sobre los hombres que se acuestan con hombres?

Un lector comentó en este post citando versículos de la Bibla que sugerían que la homosexualidad era pecado. Ato contestó:

¿Por qué? ¿Piensas que todo el mundo lee y cree en tu Biblia?

Rasta, otro lector, dijo:

Ato, si en nuestro amado país, Ghana, la falta de moralidad está en su momento crítico y lo único que se te ocurre es atribuir una conducta vulgar y libertina a compararla con preferir las sandías a las naranjas o las manzanas, ¡entonces tu trayectoria como periodista es vergonzosa por hacer ese tipo de declaraciones!

La respuesta de Ato:

¡A ti también debería darte vergüenza! ¿Quién es el inmoral? ¿Los que practican sexo anal o los que nos roban el dinero, para gastarlo en bienes materiales mientras todo el país se revuelca en la más absoluta miseria? Yo me quedo con el gay, antes que con el ladrón disfrazado de político.

El 8 de junio de 2011, Ato escribió Que sean gays si quieren, parte II. Utilizó varios versículos de la Biblia para darle sustancia al post original. Dice que, según la Biblia, todos somos pecadores.

Con esto presente, cuando un grupo de hombres y mujeres que blandían piedras llevaron a la adúltera ante Jesús, dispuestos a apedrearla hasta la muerte, nuestro Salvador les miró y dijo: “Aquel que esté libre de pecado, que tire la primera piedra” (Juan, 8:7).

En aquel momento, las piedras cayeron al suelo. Todos somos pecadores. Nadie es quién para decidir que nuestros pecados son menos graves que los de los demás. El que practica sexo habitual y puro es tan pecador como el que practica sexo anal. Dios no va a castigar más al gay que al heterosexual.

Los cristianos deberían ser los primeros en acoger a los homosexuales, apunta:

Dios no es homófobo. Nos ama a todos por igual. Ama al gay y al heterosexual; al asaltante y a la prostituta. Ama al cura y al truhán. Y además nos pide amarnos los unos a los otros. Por lo tanto, los cristianos deberían ser los primeros en acoger a los homosexuales con los brazos abiertos.

Eso es lo que Dios quiere que hagamos. Cualquiera que profese la fe cristiana pero esté lleno de odio hacia los homosexuales y los discrimine, no cumple con sus deberes como creyente. Así de sencillo. Por consiguiente, aunque no me gusta ir a la iglesia, y sé que tengo plaza reservada en el infierno, me alegro de no albergar ninguna animosidad dentro de mí contra ningún hombre que disfrute del sexo anal con otro. Mi buena disposición hacia los gays y el hecho de no condenarlos me va a suponer la salvación eterna. Aunque por otro lado,  la decisión no está en mi mano. Es Dios quien decide, en su infinita gracia y misericordia.

También ha mantenido la misma discusión en Facebook:

Baaba Andoh Ato es cierto que a nadie le importa lo que pase en el dormitorio de nadie y por supuesto, no creo que sea asunto del BNI. Pero es algo que va más allá de sandías y manzanas. Sí, todas esas sociedades tienen cosas que nosotros queremos, pero también tienen cosas sin las que podemos vivir. Deberíamos centrarnos en lo positivo de los países desarrollados. Si alguien quiere ser gay, puede serlo, pero yo me reservo el derecho a que me repugne lo que hace.

Ato Kwamena Dadzie: ¡Pues no lo tienes! ¿En qué puede afectarte lo que hagan? ¿Quién ha dicho que ser gay es solo para países desarrollados, y que hace mil años los africanos no eran gays?

Sammy King Baiden: Ato, el problema es que la comunidad en la que vivimos ya ha dejado clara su postura sobre el tema, y a los que tengan un punto de vista distinto se les verá como contrarios a la “norma”.

Adolph Addison: La justicia engrandece a una nación, y el pecado es la vergüenzaProverbios, 14:34.

Philip Arthur: La mayoría de las veces, estas cosas empiezan en los internados de secundaria.

Edmund Amarkwei Foley: ¡Hay otras cosas de las que preocuparnos en Ghana en este momento de nuestra vida!

Abusuapanyin Kwesi Aikins: Deberían encerrarlos en algún sitio para sacarles esa cosa mala que están haiendo.

Graham analiza los 8 argumentos más estúpidos contra la homosexualidad en Ghana:

Los animales no hacen eso. Es mi favorito. Intenta definir qué es lo natural, utilizando a los animales como ejemplo. Los animales sirven para definir la naturaleza y, automáticamente, lo natural. Alegan que los animales no lo hacen, por lo tanto no es natural, y por eso los humanos no deberían hacerlo.

Una simple búsqueda en Internet hubiese bastado para que estos expertos en zoología descubriesen ejemplos de conducta homosexual en cerca de 1 500 especies. Otra posibilidad es que se hubiesen pasado por mi patio para ver a mis dos perros machos intentando pasar un buen rato. Así que, como los animales lo hacen ¿significaque sí que es natural y por lo tanto está bien para los humanos?

No forma parte de nuestra cultura. Este es un argumento que lo que dice en esencia es que las “cosas malas” son cosa de “blancos”. La cultura africana (sea lo que sea eso) se considera algo puro, por lo tanto la homosexualidad y supongo que el adulterio y el maltrato infantil, tienen que haber sido enseñado a los ghaneses (que claramente están indefensos) por los forasteros. Esta teoría amontona a todos los blancos y a todos los africanos en dos grupos homogéneos, dando por supuesto que comparten los mismos valores: los malos para los blancos y los buenos para los africanos.

También se asume que la homosexualidad es una cultura, en lugar de una práctica que tiene lugar en diferentes culturas. La gente es muy rápida para condenar su propia cultura cuando les conviene, como las ‘maldades’ de la religión tradicional o prácticas que se consideran abusivas para con las mujeres o los niños, sin embargo con este tema, fingen estar atados a tradiciones culturales que no deben cambiar.

La conclusión de Graham:

Irónicamente, las voces que más se oyen en el tema de la homosexualidad son las que se oponn. Se quejan de que los ‘homosexualistas’ actúan como un grupo de presión para obtener derechos especiales, sin embargo, ¿dónde están las voces de los homosexuales en Ghana? Nos quieren hacer creer que ambicionan privilegios en secreto y que están convirtiendo gente a su “causa”, lo que traerá como consecuencia la descomposición de la sociedad.

La realidad es que la descomposición de la cultura tradicional ha creado un espacio donde los individuos pueden elegir su propio camino en la vida y donde a la gente le importa cada vez menos los detalles privados de la vida de los demás.

El futuro de Ghana depende del pensamiento racional y el reto que supone afrontar la mentalidad de masas.

Kajsa espera que este debate sea apenas el principio de uno más amplio sobre homosexualidad en Ghana:

Viniendo de un punto de vista liberal, me siento rara por vivir en un país donde la homosexualidad consentida entre dos adultos es ilegal (¿aunque parece ser que entre mujeres está permitida?); y espero que las entradas de blog que hay arriba sean solamente el principio de un debate más amplio. Creo que la blogosfera ghanesa puede empiezar a debatir este tabú ghanés, pero también puede analizar los argumentos en contra de la homosexualidad -y las ventajas que supondría la legalización- e incluso desafiar al statu quo.

Ya en 2009, Hollis había debatido sobre el tema en un post titulado “Cuando el amor es ilegal: La homosexualidad en Ghana hoy”

Según las leyes ghanesas, la actividad homosexual masculina es oficialmente ilegal. En el Código Penal de 1960, capítulo 6, correspondiente a delitos sexuales, se menciona en el artículo 105 el conocimiento carnal contra natura -y la homosexualidad entra en esa descripción.

El tema provoca debates encendidos con mis colegas ghaneses siempre que sale a colación en mi despacho, aunque yo siempre lucho en solitario por la causa, ineludiblemente contra una diatriba de retórica cristiana sobre las maldades de la homosexualidad y la creencia de que tiene cura, o de que al menos seguro que se cura rezando.

Hollis nota que en Ghana no se va a despenalizar la homosexualidad, pero que esa forma de vida va a seguir existiendo:

Una vez más, me deja pasmada que los ghaneses detesten tanto la homosexualidad cuando, si fuesen sinceros con ellos mismos, todos conocen una práctica muy extendida llamada “Supi”, que no es otra cosa que un tipo de relación lesbiana tolerada (o convenientemente ignorada) que se da en los internados entre las veteranas y las novatas. Se considera que es una manera que tienen las chicas de desarrollar su sexualidad, pero no se ve como homosexualidad pura y dura, a pesar de las relaciones físicas que tienen lugar entre ellas. Me gustaría discutir este tema en profundidad, y animo a mis amigos ghaneses y a mis lectores a hacer su contrubución…

En resumidas cuentas, no importa lo que dicte la ley, o si la presión exterior acabará por convencer a Ghana de que despenalice la homosexualidad, el caso es que seguirá existiendo a pesar de los debates airados o más allá de si ser gay es algo elegido o genético, cultural o adquirido… y las personas seguirán luchando con su identidad, la mayoría de las veces en privado.

Actualización 21 de junio de 2011

¿Es cierto que se han registrado 8 000 homosexuales en Ghana? La realidad tras el sensacionalismo

El 30 de mayo pasado, circuló por los medios ghaneses una extraño artículo. Aseguraba que una ONG había registrado a 8 000 homosexuales, muchos de ellos con el virus del VIH y otras enfermedades de transmisión sexual. En estas cifras también figuraban alumnos de primaria y secundaria.

Unos días después un grupo musulmán intentó ejercer presión sobre el gobierno para que “controlara la crisis homosexual” antes de que Alá destruyese África.

El artículo original debería haber levantado sospechas sobre su autenticidad. En un país donde declararse abiertamente homosexual conlleva la estigmatización y la intolerancia, resulta difícil de imaginar que 8 000 hombres se hayan prestado voluntariamente a registrarse como tales. ¿Qué ONG responsable llevaría una lista como esa? 

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.