¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cuba: Activistas y blogueros en el canal Vimeo del Cuba Money Project

Para aquellos interesados en las políticas de Estados Unidos, el activismo por los derechos humanos o el problema de la libre expresión en Cuba, hoy existe un nuevo canal por Vimeo [es, en] que deben ver. Pertenece al Cuba Money Project [en].

En diciembre pasado, el periodista, bloguero [en] y profesor del Flagler College, Tracey Eaton [en], comenzó el Cuba Money Project (CMP), una iniciativa informativa y de investigación sin fines de lucro que tiene como objetivo investigar y dar mucha más transparencia y responsabilidad al gasto federal estadounidense en programas “por la democracia” en Cuba. Con la ayuda de una beca otorgada por el Pulitzer Center for Crisis Reporting [en], Eaton ha utilizado una mezcla de técnicas nuevas y tradicionales de medios de comunicación en su trabajo.

Aparte de poseer un newsfeed y un blog activos, el sitio web del CMP incluye también información visible sobre detalles de gastos, un rastreador de FOIA (Freedom of Information Act) y espacios en los que los lectores pueden aportar su conocimiento.

Tracey Eaton entrevistando a un hombre en Baracoa, Cuba. Publicado con la autorización de Eaton

Tracey Eaton entrevistando a un hombre en Baracoa, Cuba. Foto de Tracey Eaton.

Fondos estadounidenses en Cuba: ¿”a favor de la democracia” o en contra el gobierno?

A pesar de las sanciones contra el gasto de dólares estadounidenses en Cuba, el gobierno de los EE.UU. ha invertido millones de dólares durante las últimas 5 décadas en una política intervencionista hacia Cuba. Desde 2007, el congreso estadounidense ha asignado entre USD 13 y USD 45 millones [en] anuales para que se inviertan en programas “a favor de la democracia” de Cuba.

Estos programas se han desarrollado a partir del marco de una política cubana-estadounidense que alguna vez intentó derrocar al gobierno de Fidel Castro. La cólera estadounidense por el dirigente cubano comenzó décadas atrás con la declaración de Fidel Castro sobre el carácter socialista de la revolución y su rechazo a recibir ayuda económica de EE.UU. y la posterior alianza con la Unión Soviética.

Hoy en día, el discurso ha cambiado: el objetivo establecido de la política estadounidense en Cuba ya no es la caída del gobierno, sino más bien apoyar los esfuerzos de los ciudadanos cubanos para mejorar sus vidas mediante la restauración de los derechos humanos, cívicos y económicos. Pero independientemente de cómo Estados Unidos elige representar sus esfuerzos, los programas “a favor de la democracia” que  apoya están, por naturaleza, en contra del gobierno o, al menos, se oponen de alguna manera al sistema cubano actual.

Oposición diversa

Entre los 24 entrevistados en el canal Vimeo del CMP se incluyen activistas por los derechos humanos, disidentes convencionales, blogueros y personas que apoyan y trabajan en el gobierno, junto a gente encargada de elaborar las políticas de Cuba, Inglaterra y Estados Unidos. Hace poco tuve la oportunidad de entrevistar a Eaton sobre este archivo digno de admiración.

El objetivo de Eaton es representar los puntos de vista de todo el espectro de opiniones e influencia sobre este asunto:

Las personas tienen opiniones vehementes. Quiero ayudarles a contar su historia de manera objetiva. Dejarlos hablar frente a la cámara es una excelente idea para llevar a cabo mi meta. […] El video [permite] que las personas hablen de forma directa con los [espectadores] sin ninguna intervención por parte mía. Yo formulo preguntas, pero no filtro lo que las personas dicen. Intento dejar que cuenten su historia. Apenas edito los videos, si es que lo hago.

Afirma que el archivo está lejos de completarse y que está decidido a hacer que más partidarios y trabajadores del gobierno participen.

Los videos no poseen una narrativa cohesiva sobre el activismo y la participación de Estados Unidos en Cuba; más bien muestran el gran rango de ideas y propósitos propugnados por los activistas políticos cubanos y por aquellos norteamericanos que influencian la política cubana-estadounidense. Como afirma la líder disidente Martha Beatríz Roque:

[l]a ideología dentro de la oposición es diversa. […] No somos un partido único— el partido único es el partido comunista.

One-peso note. Photo by Tracey Eaton.

Billete de un peso. Foto de Tracey Eaton.

Una diferencia importante entre los grupos activistas en la indescifrable corriente de la cobertura dominante de Cuba, es la que separa “disidentes de la vieja guardia”, cuyo objetivo primario es provocar la caída del régimen de Castro y el proyecto socialista cubano en general, y aquellos que abogan por los derechos humanos en Cuba.

Mientras que líderes como Roque, quien mantiene relaciones con líderes anticastristas en Miami, cree que la inversión de más dinero por parte del gobierno de EE.UU podría hacer un cambio significativo en la labor disidente en la isla, Oswaldo Payá, líder del famoso Proyecto Varela, que se originó en la década de los noventa, no está tan seguro de esa iniciativa:

El dinero de Estados Unidos no va a decidir el cambio en Cuba. […] La esencia del problema es que el gobierno cubano no reconoce los derechos de los ciudadanos cubanos en Cuba. […] El problema está en Cuba y la solución está en Cuba y entre los cubanos.

Desempleo entre activistas de oposición

Eaton ha entrevistado a varios miembros del partido de oposición femenino, Las Damas de Apoyo [en], quienes abogan por el fin del encarcelamiento por razones políticas en Cuba. Ellas trabajan para apoyar a las Damas de Blanco, una coalición de mujeres cuyos maridos e hijos han sido puestos en prisión por razones políticas. Cada una de las mujeres entrevistadas describe cómo perdió su trabajo y luego no pudo encontrar empleo debido a sus creencias políticas:

El desempleo y el subempleo entre los miembros de la oposición política cubana se encuentran extendidos… [Los miembros] se encuentran en una situación difícil… Tienen que hacer algo para arreglárselas. No puedo entender por qué un disidente debería aceptar ayuda de una organización no gubernamental.

Sin embargo, él afirma: “Se trata de una propuesta riesgosa. Aceptar apoyo de una ONG financiada por EE.UU. puede  ocasionarles un posible arresto o encarcelamiento”. Además, hacer trabajo político cuesta dinero:

Si los disidentes de La Habana necesitan viajar hacia otro lugar para encontrarse con otros disidentes, eso les costará dinero… El acceso a internet y las llamadas telefónicas son extraordinariamente caros… Las cosas sencillas puede que no sean fáciles de conseguir en Cuba, especialmente cuando se está corto de dinero. Simplemente, no se puede ir a la tienda de la esquina para sacar fotocopias.

Líderes de la oposición de varios bandos describieron los problemas que el dinero puede generar a su causa, en particular si proviene de Estados Unidos. Aleida Godinez, una agente de seguridad del estado, cree que cuando el dinero de Estados Unidos deje de entrar el movimiento disidente va a terminar. Cuando se le preguntó por el apoyo estadounidense a las iniciativas a favor de la democracia en Cuba, Godinez apuntó un importante problema que muchos cubanos perciben dentro de su paradigma:

Los promotores de los valores de la democracia, de la libertad, son norteamericanos. No entiendo por qué razón no permiten que un país como Cuba no pueda elegir su propio sistema social. […] [Eso demuestra] una falta de respeto para el pueblo cubano.

¿”Blogueros disidentes” o sólo blogueros?

Eaton ha entrevistado a tres de las más prominentes blogueras anti-gobierno de Cuba, Claudia Cadelo, Laritza Diversent y Yoani Sánchez. Le pregunté qué pensaba de la participación de ellas en iniciativas de oposición y cómo las vio adaptarse al paisaje más amplio  del activismo a favor de la democracia que el CMP busca para una mejor comprensión.

Blogger Laritza Diversent. Photo by Tracey Eaton.

La bloguera Laritza Diversent. Foto de Tracey Eaton.

Eaton denomina a las blogueras cubanas una “pandilla diversa”. “Ellas no deberían tildarse bajo el mismo grupo que los disidentes políticos”, afirma.  “Algunos blogueros cubanos apoyan el sistema socialista. Otros se rebelan contra él, pero no se consideran a sí mismos disidentes”.

Muchos blogueros quieren cambiar, pero evitando la política”, expresa:

Cuando hablé con la bloguera Claudia Cadelo el año pasado, ella… no parecía demasiado interesada en la política. Ella quiere un cambio. Quiere una expansión de las libertades básicas. No obstante, yo no la consideraría una disidente política.

[…]

Algunos blogueros evitan la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana porque no desean verse vinculados a los esfuerzos estadounidenses para socavar al gobierno cubano.

De hecho, muchos de los blogueros más leídos en la isla abogan por un cambio, pero no se comprometen directamente con la política.  Incluso Yoani Sánchez no comenzó escribiendo en su blog con una agenda política particular, aunque a diferencia de muchos, desde entonces ella se ha convertido en una enérgica defensora de los cambios políticos de Cuba.

Si existiera una plataforma política para blogueros, Eaton afirma que ésta abogaría por la libre expresión y el acceso a Internet para todos los cubanos:

Mi impresión es que un asunto clave para muchos blogueros cubanos es la libertad de expresión. Ellos quieren que todos los cubanos tengan acceso a Internet, que sea asequible. Quieren estar interconectados con otras personas y desean tener la libertad para usar la tecnología sin tener a otra persona que esté mirando por sobre su hombro. […] Afuera de Cuba hay muchos blogueros y activistas por la democracia que están ansiosos por ver cambios en la isla. Muchos de ellos son exiliados cubanos que no tienen planes de volver a Cuba mientras los hermanos Castro estén en el poder. Se apresuran a apoyar a muchos de los blogueros y muchas veces los meten dentro de las revueltas corrientes  del juego de envidia de EE.UU-Cuba quieran éstos o no.

Proyectos como el de Eaton podrían servir bien para contrapesar el común supuesto de muchos grupos activistas que afirman que todos los cubanos que critican el gobierno son parecidos. No importa de qué lado estén, cualquier persona que se interese por el complejo mundo político cubano hoy en día debería echar un vistazo al canal Vimeo del Cuba Money Project.

1 Comentario

  • Senores, los bloqueros que están en cuba no lo pueden decir pero yo si porque estoy afuera, ellos tienen que decir que no están interesados en la política, ellos tienen que evitar decir que están contra castro por una sencilla razon ellos están allá, ellos tienen MIEDO, es la forma que tienen de poder decir algo de poder protestar y tratar de hacer algo sin ir a la carcel. Que conste no los critico, nadie quiere ir a la cárcel y que las cosas sigan igual. Pero que nadie se engane, todos esos blogueros quisieran ver el dia en que se acabe el regimen de los castro, su socialismo y su dictadura. Cuando finalmente eso suceda, todos esos blogeros van a brincar de alegría.
    El gobierno castrista se basa en la represión y en el MIEDO, es mas de medio siglo metiendole en la cabeza a la gente que contra el gobierno de castro nadie puede, que castro es lo mas cercano a un dios inmortal y todopoderoso, la gente no lo cree un dios, pero si le tiene mucho miedo, sabe que en cuba no impera la ley sino el capricho de los castro que cuando quiere apresa y cuando quiere FUSILA, desaparece, asesina en el mar, en la tierra o en el aire.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.