¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Indonesia: Furia por la muerte de una trabajadora doméstica en Arabia Saudita

Los indonesios reaccionaron fuertemente cuando se informó que Ruyati [en], 54, una trabajadora inmigrante del oeste de Java, fue decapitada en Arabia Saudita el mes pasado. La mujer fue encontrada culpable de matar a su empleador, de quien Ruyati reclamaba que había abusado de ella.

Además de condenar [en] la medida tomada por el gobierno saudita, Indonesia ha prohibido enviar trabajadoras domésticas a Arabia Saudita hasta que se firme un nuevo acuerdo, que proteja los derechos de los inmigrantes y de las trabajadoras domésticas.

Aquí hay algunas reacciones de la blogósfera. Pipi [en] cuestionó la razón por la cual los padres permiten que sus hijas trabajen como sirvientas en otro país:

Ruyati was beheaded on June 18.

Ruyati fue decapitada el 18 de junio.

Es solo cuestión de tiempo antes que la gente empiece a preguntarse “¿Qué rayos están haciendo los hombres indonesios con sus vidas, todo está tan mal que tienen que mandar a sus mujeres a Arabia Saudita?” En un país en donde a hombres y mujeres no se les permite trabajar juntos, estamos mandando a nuestras mujeres a vivir junto con los hombres que las emplean. En un país en donde las mujeres son forzadas a “guardar su lugar”, nuestras mujeres no están siendo tratadas apropiadamente después de todo. Ahora que lo sabemos, ¿qué vamos a hacer?

Este tuiteo se volvió popular después que la noticia de la decapitación se filtrara:

¿Para qué molestarse en ir en peregrinaje (Hajj) a un país que puede tan solo llevar a cabo castigos bestiales?

Yuke [en] no está de acuerdo con el tono del mensaje:

No tengo ningún derecho a escoger la tierra sagrada ni la obligación de realizar un viaje sagrado hacia allá. Por lo tanto, hacer una correlación entre el sistema legal gubernamental y el embargo de los peregrinos, sería como encontrar el eslabón perdido entre el cálculo y un burro. Si se pensara de la misma forma en que ella piensa, entonces los antiestadounidenses decidirían dejar de hacer sus peregrinajes hacia McDonald's y Starbucks, o los antisemitas se rehusarían a usar Microsoft Windows, porque la mayoría de gente piensa que Bill Gates es judío y en su lugar comprarían Mercedes Benz.

Multibrand tiene la esperanza [en] de que el gobierno sea más agresivo al proteger a los trabajadores inmigrantes:

Tengo la esperanza de que de ahora en adelante el gobierno pondrá mucha más atención a los trabajadores que están en el extranjero, por ejemplo, concluir convenios con los gobiernos extranjeros para que proporcionen mayor protección a nuestros trabajadores en otros países, que se aseguren de que posean el entrenamiento y las habilidades [necesarias] antes de ser mandados al extranjero. Todo esto es necesario ya que los trabajadores que están en el exterior, contribuyen con grandes cantidades de divisas extranjeras para nuestro país.

Colson [en] critica la decapitación:

Y los castigos deberían ir de acuerdo a los derechos humanos.

Sin embargo, este es un repugnante régimen, una cultura desértica que padece de una arrogante actitud en contra de las mujeres, una actitud despectiva en contra de las minorías, y un cruel y anticuado sistema de justicia.

Los habitantes del país se merecen algo mejor – un toque de la primavera árabe, por ejemplo.

Los gobiernos de todos los países civilizados deberían condenar fuerte y claramente esta ejecución, y ejercer presión política para que Arabia Saudita se modernice.

(Desafortunadamente todos se quedarán callados: Arabia Saudita controla el (petróleo) cordón umbilical de los países capitalistas y el cordón umbilical espiritual de los países islámicos).

Unspun aclara que la disculpa [en] de los funcionarios de Arabia Saudita no fue por la decapitación, sino por no haber informado a las autoridades indonesias de la ejecución:

Titular engañoso: El gobierno saudita se ha disculpado tan sólo por no haber informado antes que se ejecutara la decapitación, y no por haber ejecutado a la trabajadora doméstica. El problema real es la decapitación y no tanto la falta de sutilezas diplomáticas.

Jack Lato [en] está decepcionado por la falla del presidente de promover el bienestar de los inmigrantes:

UNA PROMESA es un compromiso. Esa es la razón por la cual una promesa que viene de una autoridad feudal, tal como la de Indonesia, permanece cuestionable hasta que no se compruebe. Aun así, muchos indonesios, particularmente los trabajadores inmigrantes, quienes en la mayoría de los casos, se encuentran empobrecidos y sin acceso a la justicia; rompieron en llanto al escuchar la elegante y sólidamente expresada promesa del presidente Susilo Bambang Yudhoyono.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.