Puerto Rico: “El punto es” trascender fronteras y abrir el diálogo

El punto es… fue creado por un colectivo de puertorriqueños que se cansó de tener acceso limitado a la información – libre de politiquería – sobre lo que acontece en Puerto Rico.

Explican en su carta de agradecimiento a los colaboradores que la idea surgió durante la huelga estudiantil en la Universidad de Puerto Rico, cuando tuvieron que recurrir a los medios alternos de comunicación para seguir las manifestaciones a favor de la educación pública, así como los casos de abuso policiaco contra los estudiantes. Para sus editores fundadores- Mariángel Gonzales Rodríguez, Auralís Herrero Lugo, Suset Laboy Pérez, Núria Net Costas, Gamaliel Ramos Oliver, Jeca Rodríguez Colón y Salvador Vélez Padilla – saber qué realmente está pasando fue el punto de partida.

Desde el 2010, este junte de gente talentosa ha trabajado de manera voluntaria para darle forma a lo que hoy es un portal refrescante, donde convergen las miradas de boricuas que viven en la Isla, Estados Unidos y España. Aunque esperan expandir su radio de acción a “países tales como Surinam, Groenlandia, los Países Bajos y Altos, y hasta la Conchinchina”.

 

Logo creado por Alejandro Epifanio Torres

El punto es… trascender las fronteras; dedicarle un espacio a las y los “puertorriqueños universales”; y ser el puente para quienes “cargan un pedazo de Puerto Rico” donde quiera que se paren.

A continuación, la entrevista realizada al equipo.

Global Voices (GV): ¿Cómo surge El Punto es…?

El punto es (EPE): El ímpetu para comenzar El punto es… surgió de la inquietud por saber qué estaba pasando en la Isla. Cada vez que ocurría algo, parecía que la única manera de enterarse rápidamente – aunque un poco desorganizada – era por Facebook.  Creemos que la frustración colectiva nos llevó a la acción. Así nace El punto es… Ahora, si bien la idea nació en Nueva York, le dimos forma dentro y fuera de la Isla. Hasta el look del site se hizo en colaboración entre puertorros en Manhattan y Puerto Rico.

GV:¿Cómo llevan a cabo la selección de los textos e imágenes?

EPE: El contenido se aprueba por el equipo editorial democráticamente. Tener más de una persona aprobando el contenido nos ayuda a mantener una perspectiva abierta. Hemos sabido publicar textos con los que no todo el equipo editorial simpatiza; y rechazar artículos con los que todos simpatizamos, por no seguir nuestra misión de compartir varios puntos, sin predicar uno ni el otro. Esto es bien importante —mantener un punto de vista sin fronteras geográficas, políticas, sociales, etc. El punto es que hay muchos puntos, y queremos incluir puntos de vistas de todos los sabores y colores. Si el contenido es acerca de Puerto Rico o los puertorriqueños, si se expone con respeto y sigue nuestra línea editorial, lo compartimos con nuestra audiencia.

GV: ¿Cuáles temas – que no son cubiertos por la prensa tradicional – han logrado publicar? Y ¿cuáles temas desean cubrir?

EPE: Los medios tradicionales en la Isla se enfocan tanto en las noticias amarillistas y sangrientas que a veces parece que no está pasando nada bueno. Nosotros, aparte de publicar noticias tradicionales con un tono más personal y familiar, publicamos información acerca de iniciativas locales tales como el Departamento de la Comida (una empresa puertorriqueña de distribución de cosechas y productos ecológicos) y la línea de carteras Concalma.

También le damos espacio a los artistas del patio y de la diáspora, y tocamos temas sobre la subcultura alternativa de la Isla. Además, discutimos bastante el tema de la identidad, pero desde una perspectiva más cultural. Este enfoque tiene que ver menos con el tema del status, que tan gastado está por los medios tradicionales, y más con las realidades de la identidad.

Recientemente, hemos logrado publicar artículos que, por una razón u otra, no son cubiertos por la prensa. También hemos difundido noticias de urgencia inmediata, que los noticieros tradicionales tardan en cubrir. Por ejemplo, publicamos uno acerca del racismo en Puerto Rico, un tema tabú para muchos; y anunciamos el reportaje de Al Jazeera acerca de la crisis económica y social de la Isla, 3 o 4 días antes de que los medios locales lo hicieran.

Queremos seguir cubriendo temas que hablen sobre la realidad, las frustraciones y las alegrías de los puertorriqueños dentro y fuera de la Isla. Lo queremos seguir haciendo con la candidez que hemos mantenido hasta ahora. Parte de lo que nos gusta del El punto es… - y de lo que le gusta a nuestra audiencia – es que hablamos “a calzón quitao”, con honestidad y de una manera informal. No tenemos miedo al diálogo, y le hablamos a nuestra audiencia de tú a tú. Esto es algo que los medios tradicionales, por las razones que sean, no tienden a hacer.

GV: ¿Cuáles son los temas de mayor interés para su público?

EPE: Los temas sobre la identidad, como la discusiones de Núria Net y Suset Laboy en reacción a la ya famosa carta de Felipe Luciano han tenido buena acogida. Lo mismo ha pasado con los artículos que muestran las experiencias diarias (ya sea de viaje), como los de nuestra serie “Te fuiste en un viaje”; o los artículos sobre las vicisitudes de los boricuas, como por ejemplo el artículo sobre la lucha contra el lupus, encarada por una de nuestras colaboradoras. En fin, las noticias sobre el factor humano tienen muy buena acogida. La gente reacciona positivamente a ellas.

GV: ¿Reacciones? ¿Enlaces inesperados con otras plataformas?

EPE: El consenso parece ser que ofrecemos perspectivas que ponen a la gente a pensar.  Incluímos cosas que no estamos acostumbrados a leer como “noticia” en Puerto Rico…el país donde los periódicos chorrean sangre.

La gente también reacciona a nuestro tono. Nuestras noticias son presentadas de manera concisa, al grano, y sin mucho titubeo. Y las personas aprecian que respetemos su tiempo al no escribir textos que parecen tesis doctorales. También aprecian que honremos a quien honor merece, y exaltemos lo bueno que la gente puertorriqueña tiene que ofrecer, dentro y fuera de la Isla.

Tenemos mucha suerte porque nos lanzamos en el momento en que las plataformas alternativas cogían auge en Puerto Rico. A todos los respetamos. Por eso, mantenemos la conversación, y creamos relaciones con los demás medios alternos que salen de la Isla, o se enfocan en ella.

GV: “El punto es…no se adhiere a una línea u opinión política específica o predeterminada”:  ¿Cómo han logrado desligarse del ciclo vicioso partidista y politiquero que impera en los medios periodísticos de Puerto Rico?

EPE: La realidad es que nos desligamos del ciclo vicioso tomando perspectiva. Muchos de los miembros de la junta editorial vivimos con un pie en Puerto Rico y otro fuera. Viendo las cosas desde lejos, podemos ver que el partidismo y la politiquería, no arreglan nada. Nos tratamos de alejar de eso. No siempre es fácil, pero lograrlo es una de las premisas centrales de nuestro proyecto, así que la tenemos bien presente siempre.

Publicamos noticias con mucho respeto, asegurándonos de que no estamos reaccionando como el papagayo. La noticia de las declaraciones de McCain sobre JJ Barea es el perfecto ejemplo. Mientras muchos medios brincaron a condenar al senador, nosotros (por más que quisimos tildar al tipo de loco) tuvimos que respirar hondo e indagar más. Así pudimos desmentir el rumor.

Mentiríamos si dijéramos que somos 100% imparciales, pero no mentimos cuando decimos que tratamos de serlo con cada texto que escogemos y publicamos. Queremos que escritores con diversos puntos se sientan cómodos en nuestro espacio, y queremos cultivar ese mismo sentimiento en los lectores. Porque aprender acerca de muchas perspectivas, no tiene porqué llevarnos a la polarización, sino al diálogo y al crecimiento.

GV: ¿El futuro de El punto es…es?

EPE: Ahora mismo estamos planeando la fiesta del lanzamiento oficial para celebrar los logros que hemos tenido….Y queremos publicar más análisis políticos, abrirle las puertas a más colaboradores, cubrir más noticias. En fin, crecer, crecer, y crecer…. 

1 Comentario

Únete a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.